¿PARA CUANDO ATARFE TENDRÁ UN CENTRO DE INTERPRETACIÓN SOBRE MEDINA ELVIRA?

¿PARA CUANDO ATARFE TENDRÁ UN CENTRO DE INTERPRETACIÓN SOBRE MEDINA ELVIRA?

Hasta hace unos cuantos años, la ciudadanía ATARFEÑAS no éra consciente de la importancia de nuestro patrimonio histórico, como seña de identidad y que está intrínsecamente vinculado a nuestras vida económica, turística y comercial.

Oímos hablar de las excavaciones de Medina Elvira, hemos visto a unos “tipos raros” trabajando en los entornos de nuestro municipio, se dice y se comenta, que mucha gente tiene en sus casa piezas originales encontradas por los caballitos del rey y alrededores, el alumnado de los centros educativos de nuestro pueblo ha visitado las excavaciones, se han realizado charlas y encuentros sobre lo que fue la ciudad de MADINAT ILBIRA, pero a día de hoy todavía no se aprecia como recurso cultural o turístico y se hace dificil comprender el valor histórico-artístico y arqueológico de la ciudad árabe que fue tan importante en su tiempo.

En las últimas décadas, en nuestro país han ido proliferando los Centros de Interpretación. Este fenómeno trata de incorporar el turismo de masas que quiere disfrutar del patrimonio y que demanda un espacio físico en el que se pueda encontrar con un discurso expositivo didáctico, cercano e incluso lúdico.

Esos Centros de Interpretación o“paramuseos”, como también lo denominan ciertos autores, hacen que muchas localidades que poseen un patrimonio tangible o intangible, susceptible de ser puesto en valor propicien la atracción de visitantes como recurso cultural o turístico, facilitando el conocimiento de los valores histórico-artísticos y arqueológicos de la ciudad, utilizando las convocatorias de subvenciones de fondos europeos destinadas a equipamientos e industrias culturales.

Para poder acceder a este tipo de ayudas, es preciso contar con la autorización de la Junta de Andalucía, así como cumplir una serie de requisitos: tener unas instalaciones permanentes y abiertas al público, contar con una presentación de los contenidos adecuada, disponer de un plan museológico, poseer un inventario de los bienes culturales, poseer un presupuesto suficiente y tener un horario estable…

La nueva era de la comunicación se impone, y las guías, folletos, carteles, etc., están dejando paso a las nuevas tecnologías como impulsoras de la información y la divulgación: Páginas webs, museos virtuales y otras vías al servicio de la comunicación. Además, el sentido y la percepción del monumento también han cambiado sustancialmente. Ya no sólo es su cultura, sino que los nuevos tiempos traen consigo la universalización de la cultura. La cultura, ya es un valor a compartir.

El público desea, en cierto modo, que se le ofrezcan escenarios y conceptos, no solo objetos.

Casi nos atreveríamos a decir que la alternativa actual es la cultura como consumo y casi como espectáculo. Todo lo que no divierte, tiende a desaparecer. Prima lo inmediato, lo efímero, lo súbito…Parece como si la sociedad actual, más culta que nunca, paradójicamente, no estuviera preparada para detenerse a pensar a analizar; lo quiere ya, y si es posible traducido.

Para un Centro de Interpretación lo más importante es el público y por supuesto el tema a interpretar, ya que si no se consigue despertar nuestro interés todo el esfuerzo habrá sido inútil.

Los Centros de interpretación tienen la particularidad de que no hace falta que el bien original se encuentre allí en la exposición. Hoy en día se utilizan mucho en estos equipamientos réplicas y reproducciones e incluso nuevas técnicas a través de las cuales el carácter virtual sustituye a la realidad, mediante pantallas o aplicando técnicas de realidad aumentada.

En teoría, estos centros debieran estar orientados a cubrir cuatro funciones básicas:

La primera, la puesta en valor del bien a interpretar, en segundo lugar, provocar su conocimiento y divulgación, esto llevaría a concienciar a las personas de la importancia de su conservación y por último incentivar a través de muchas de las diferentes disciplinas que se utilizan para la comunicación de este bien, su investigación.

¿Y DONDE ESTARÍA ESE CENTRO DE INTERPRETACIÓN?

Elegir la ubicación del Centro de de Madinat Ilbira en nuestro pueblo es un asunto muy complicado, pero despues de hacer una pequeña ruta por distintos parajes, y a modo de facilitar a corto medio plazo su creación y puesta en marcha, considero que tenemos un espacio, cerrado al público desde hace unos años, y que fue objeto de mucha admiración en su día, me estoy refiriendo a la Torre de los Tiempos, emplazada en el centro del Parque Ramón Gardón.

Está claro que sería necesario realizar adaptaciones, pero mientras se localiza un terreno en las inmediaciones del yacimiento y se consiguen los recursos económicos correspondientes para afrontar su adquisición y la construcción de un Centro de interpretación, merece la pena tenerlo en cuenta.

Teniendo conocimiento del interés que el Ayuntamiento de Atarfe ha manifestado en la recuperación de la ciudad de Madinat Ilbira y sabiendo las dificultades que la creación del Centro de Interpretación conlleva, es por lo que realizo esta propuesta.

MANUEL CODINA VALERO