La crisis de los desplazados de Siria afecta a casi medio millón de niños

La crisis de los desplazados de Siria afecta a casi medio millón de niños

No hay lugar seguro en una de las peores crisis de desplazados en 9 años de guerra

La guerra en Idlib se ceba en los niños. La mitad de los tres millones de habitantes de esta provincia siria son menores, según la oenegé Save the Children. Estamos cerca del millón de desplazados internos, 948.000 es el número oficial, en datos de Naciones Unidas con fecha del 26 de febrero. De este total, unos 398.000 son menores en edad escolar, chavales de entre cinco y diecisiete años.

Pero, ¿cuánto puede demorarse la cifra oficialmente alarmante del millón? No mucho tiempo…

Diez escuelas, dos de ellas de párvulos, fueron atacadas el martes; casi todos los muertos eran menores

Tan sólo el pasado enero 464.800 personas cambiaron de ubicación, en el mayor éxodo registrado hasta el momento en la provincia de Idlib, tal como lo ha registrado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, OCHA. Unos 300.000 eran desplazados internos y el resto procedía de la provincia vecina de Alepo.

La situación ha llegado a tal punto que los desplazados se mueven de un lugar en peligro extremo a zonas que también están en riesgo. Muchos han tenido que cambiar de lugar varias veces en esta guerra. “Se están produciendo ataques en áreas que se consideraban seguras”, afirma Julien Delozanne, coordinador de MSF para Siria, en un informe de la oenegé. En efecto, a mediados de febrero los bombardeos (no vale la pena discriminar si rusos o sirios) alcanzaron campos de desplazados, causando heridos y destrucción. Un médico local que trabaja para MSF afirmaba que “no queda ningún lugar al que ir para los sirios en Idlib. Si consideramos todas las dificultades que afrontamos, solo este año equivale a los últimos nueve”.

Otras evaluaciones, entre ellas la de OCHA, confirman que, en efecto, la crisis actual no tiene parangón en la guerra siria. El martirio de Idlib hace años que dura, pero ahora este territorio que se disputan yihadistas, rebeldes apoyados por Turquía y el ejército de Bashar el Asad se ha convertido en una trampa.

Existen al menos una treintena de campos de desplazados y de asentamientos informales, muchos de ellos pegados a la frontera turca, los únicos medianamente seguros. Pero en los últimos días unas 170.000 personas de entre los nuevos desplazados no han encontrado espacio en esos campos saturados ni han podido conseguir una sencilla tienda de campaña y duermen al raso entre los olivos, con temperaturas bajo cero en uno de los inviernos más crudos en la región. También se ha sabido de familias refugiadas en cuevas frías y húmedas. Han muerto bebés de hipotermia y se ha dado también el caso contrario, de asfixia al calentarse con combustible de pésima calidad en un ambiente abigarrado. La malnutrición infantil causa estragos.

Los desplazados de Idlib no pueden llegar a otra provincia –al norte, Azaz, Afrin o a Alepo– por falta de dinero para pagar el transporte y porque las rutas son ahora extremadamente peligrosas para los conductores. En más de una ocasión los miembros de las agencias humanitarias y las oenegés han tenido que escapar en más de una ocasión junto a los desplazados dejando atrás sus equipos y material.

Hasta diez escuelas –dos de ellas de párvulos– fueron bombardeadas en Idlib en una sola jornada, el pasado martes, según Save the Children y la Syrian American Medical Society, que presta asistencia a los hospitales de Idlib en estos años de guerra. Así, su centro de Marat el Masrin registró once muertos, seis de ellos niños, y 31 heridos graves, de ellos 14 menores.

En total son 10 centros médicos y 19 escuelas las estructuras civiles atacadas desde el 1 de enero. Las escuelas, obviamente, se habían convertido en refugios. Ataques de este tipo constituyen crimen de guerra.

FOTO:Una familia siria se instalaba en una colina frente al inmenso campo de refugiados de Atmeh, junto a la frontera turca, el 22 de febrero (Burak Kara / Getty)

https://www.lavanguardia.com/internacional/20200229/473829119790/crisis-desplazados-siria-afecta-medio-millon-ninos.html