La doble prisión de una mujer maltratada durante el confinamiento en Granada

La doble prisión de una mujer maltratada durante el confinamiento en Granada

Cúllar Vega elabora un protocolo especial para aquellas víctimas que aún no han denunciado y que ahora sufren especialmente esta violencia

“Las mujeres que más nos preocupan son aquellas de las que no sabemos ni sus nombres”, dice convencida Marisol López, psicóloga de la concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Cúllar Vega. Ella es una de las personas que continúa en una guardia infinita para proteger a las mujeres víctimas de violencia machista, esas personas que ahora se encuentran doblemente atrapadas durante un Estado de Alarma que las obliga a permanecer encerrada 24 horas al día junto al maltratador.

Marisol López ha sido la encargada de elaborar un protocolo específico en esta situación excepcional para las mujeres víctimas de violencia de género de su población. El mismo consiste es ofrecer toda la información posible sobre los recursos disponibles y teléfonos de ayuda ya que ahora, aquellas de las que no se conoce ni su nombre porque no han denunciado ni advertido de su maltrato, no pueden acceder al teléfono con normalidad al estar el hombre en casa ni tampoco pueden acudir al centro de la mujer del pueblo.

Como dice la psicóloga, estas mujeres son las que están más desprotegidas ahora porque como siempre, son las personas en situación vulnerable (que no débiles) las que acusan con mayor virulencia cualquier situación de gravedad. El desamparo se hace tan grande como pequeña la casa que tienen que compartir con el maltratador y además, comenta López, también lo sufren durante todo el día los niños, que no van al colegio y presencian toda la violencia cuando se produce.

Se difunde en redes sociales y móvil para que llegue al mayor número de personas posible

Por ello, este Ayuntamiento ha elaborado una serie de recomendaciones para estas mujeres, un decálogo que recoge entre otros ‘consejos’ que la víctima aproveche “las salidas a los supermercados y las farmacias para realizar las llamadas de emergencia” y pida ayuda a otras personas allí si es necesario. Por otro lado, es necesario que la mujer tenga el teléfono siempre cerca cuando esté en casa para poder llamar a los números de emergencia inmediatamente.

Cuando se está dentro de una situación de maltrato no todas las mujeres encuentran la decisión para alertar a las autoridades y denunciar al machista, hay muchas que tienen que lidiar con esa situación como pueden. Para estos casos el decálogo aconseja evitar el conflicto (si es posible). “Sal de la habitación. Evita sobre todo que los conflictos ocurran en la cocina donde hay más elementos que pueden ser utilizados como armas”, también aduce que la mujer no se encierre en el baño “puesto que suele ser un lugar aislado, a veces sin ventanas y puedes no tener acceso a un teléfono”. Si necesita alejarse, “es mejor hacerlo en una habitación con pestillo y en la que se tenga acceso a un teléfono para poder llamar a los servicios de emergencia”.

El protocolo elaborado en esta localidad se ha divulgado tanto a través de la página web del consistorio como por redes sociales y mensajería móvil con el propósito de llegar a todas esas mujeres aún fuera del sistema de protección. A ellas precisamente advierte que “la convivencia forzada y larga estimularía la irritabilidad del agresor y disminuiría su capacidad de autocontrol. Esto probabiliza las agresiones tanto para ellas como para sus hijos e hijas”.

El papel que ejercen los vecinos es siempre vital y se ve acentuado durante esta situación de confinamiento. Por ello, el protocolo (que se une a los elaborados por el Estado y otras entidades) también tiene un mensaje para ellos: “Si escuchas gritos, golpes o a una mujer pidiendo ayuda, llama a los servicios de emergencia que te ofrecemos”. También piden su colaboración con la divulgación de toda esta información en la que se pueden ver todos los teléfonos de atención para estas mujeres.

“Los vecinos, toda la sociedad está cada vez más concienciada y son ellos los que deben ayudar sin tener miedo si escuchan a alguna mujer gritar o a un niño llorar más de la cuenta”, explica la psicóloga del Ayuntamiento de Cúllar para quien su día a día bajo estas circunstancias sigue siendo el de cuidar a estas mujeres. Explica que continúa realizando un seguimiento diario a las mujeres con orden de protección vigente a través del teléfono móvil y que mantiene una comunicación también diaria con la Guardia Civil.

Alba R. Romero

FOTO: La doble prisión de una mujer maltratada durante el confinamiento en Granada .

https://www.granadahoy.com/granada/doble-prision-mujer-maltratada-confinamiento-Granada_0_1453055246.html