LOS APODOS DE LOS MEJORES ATLETAS DE LA HISTORIA. VERSIÓN ATLETISMO ATARFE (4ª ENTREGA). por Manuel Jiménez

LOS APODOS DE LOS MEJORES ATLETAS DE LA HISTORIA. VERSIÓN ATLETISMO ATARFE (4ª ENTREGA). por Manuel Jiménez

El estado de alarma no comienza su ansiada desescalada por lo que aprovechamos para continuar con nuestro particular repaso de algunos/as de los/as mejores atletas de la historia acercándonos a ellos a través de los apodos por los que pasaron a la posteridad.

Comenzamos hoy con un auténtico soñador del atletismo, “the dreamer” sobrenombre por el que se conoce al gran Wayde van Niekerk único atleta en la historia que ha conseguido bajar de 10 en 100 (9.94), de 20 en 200 (19.84), de 31 en 300 (30.81 RM) y de 44 en 400 (y a punto estuvo de ser el primer hombre en bajar de 43 en 400 con sus 43.03 de Río).

Su Oro en Río de Janeiro corriendo por la calle 8 y batiendo el record mundial conseguido en su día por Michael Johnson (hablaremos más tarde de él) en Sevilla pasa por ser una de las imágenes más icónicas del atletismo.

Es además doble campeón mundial (Pekín 2015 y Londres 2017) y plata en 200 también en Londres. Una lesión en la rodilla en una exhibición benéfica de Rugby ha truncado su carrera pero el aplazamiento de Tokio quizás le permita llegar en plenas facultades. Ahora no puede contar con el apoyo de su entrenadora por ser grupo vulnerable al COVID, es su abuela Ans Botha de 74 años de edad.

En estos días todos/as nuestros/as atletas sueñan con volver a gozar de plena libertad de movimientos si bien nos centramos en un auténtico soñador que ya ha bajado de  7.50 en 60 (7.47), de 12 en 100 (11.89), de 25 en 200 (24.54), de 39 en 300 (38.32) y de 90 en 600 (1.29.92), seguro que lo habéis adivinado, hablamos de David Hernández Sánchez quien ya sabe lo que es competir en un nacional individual (Sabadell 2019). Como su progresión es constante a poco que se pueda volver a competir dejará desfasados estos datos.

Seguimos con “recordmen” de la vuelta a la pista en este caso con el predecesor de Nierkek, el tejano Michael Johnson apodado “el pato” por su peculiar estilo de correr, con el culo muy bajo, la espalda recta (por lo que también se le conocía como “la estatua”) y dando zancadas relativamente cortas. A quienes le criticaban les respondía que el resto de atletas eran los que corrían mal pues con los records mundiales de 200 (19.32) y 400 (43.18) le sobraban argumentos para callar bocas. Por estas marcas y su lugar de nacimiento otros le conocían como “el expreso de Waco”.

Su dominio en 200 y 400 fue abrumador en la década de los 90 con 4 oros en Juegos Olímpicos (relevo 4×400 en Barcelona 92, 200 y 400 en Atlanta 96 y 400 en Sidney) y 8 Oros Mundiales (200 en Tokio 91, 400 y 4×400 en Sttugart 93, 200-400 y 4×400 en Goteborg 95; 400 en Atenas 97 y 400 en Sevilla 99).

En Atletismo Atarfe tenemos al “expreso de Beas”, Manuel Cortés Garrido quien ha inaugurado la línea de altísima velocidad Beas-Atarfe-Antequera por lo mucho que gusta de competir en la ciudad del Torcal, y ya se sabe que desde aquí tiene conexión con todo el país pues su calidad y ganas lo llevarán bien pronto a competir a nivel nacional. Destaca tanto por su brazo-catapulta (10.82 con el artefacto de 3 kg que le brindaron un merecido bronce en el Andaluz oriental) como por su potencia y velocidad (7.74 en 60; 10.09 en 80; 19.37 en 150, 40.35 en 300 y 1.20.17 en 500) además de ser un seguro de vida como rematador del relevo.

    

Si de dominar la combinación 200-400 en unos Juegos Olímpicos nos ocupa no podemos dejar de traer aquí a la antillana francesa Marie Jose Perec doble campeona olímpica en Atlanta 96 200-400 (con record olímpico de 48.25, en su día tercera mejor marca mundial de todos los tiempos tras las inalcanzables Katrosvilova y Koch) además de oro en el 400 de Barcelona 92. En Mundiales atesora otro doblete de oro en 400 (Tokio 91-Goteborg 95) además de ser Campeona de Europa en Helsinki 95 tanto en 400 como en 4×400. Su carisma transcendió del tartán hasta el punto de contar con guiñol propio en la TV Francesa y recibir la orden de “Caballero” de la Legión de Honor. Sus cualidades le hicieron acreedora de varios apelativos como “la caña” (de azúcar por su estatura), “la gacela” o “la divina”.

Las niñas de ATLETISMO ATARFE son sin duda la CAÑA, como ejemplo Elena Carrillo Mesa que lo mismo te corre un 60 en 9.26 que un 300 en 49.27 o un 500 en 1.29.27 o te salta 3.79 en longitud o te traduce una novela del chino mandarín. Ejemplo de constancia y devoción por la práctica atlética.

Gacelas son multitud las que se divisan en la sabana atarfeña pudiendo singularizar en Marta Salas Molina ejemplo de atleta multiusos capaz de volar hasta 4.23 en longitud o correr los 60 en 9.02, los 80 en 11.68 y los 1.000 en 3.51.68, completar los 60 vallas en 12.23 y los 80 v en 16.76. Además domina los lanzamientos (peso 5.90 y disco 13.85), sin duda una gacela multiatlética.

Y para divina nuestra fondista María Pérez Gómez, temporalmente emigrada a su natal Albolote, atleta con querencia por el medio fondo con 1.45.68 en 600 y 3.18.12 en 1000 pero que ha sorprendido a todos con 1.42 en altura. Motivo extra para volver a utilizar el set completo que Atletismo Ciudad Atarfe ha instalado en la instalación municipal.

Y para terminar estas entregas de apodos atléticos resulta obligado terminar con el más grande, el gran USAIN BOLT, LIGHTNING BOLT, “el rayo”. Ocho oros olímpicos (Pekín 08 100-200; Londres 12 100-200-4×100; Río 16 100-200-4×100) y 13 mundiales le contemplan (tripletes en Berlín 09, Moscú 13 y Pekín 15 más un doblete en Daegu 11), más dos platas (Osaka 07) y un bronce (Londres 17). Con 16 años ya era capaz de correr los 200 en 20.13 y suyos son los topes históricos de 100 (9.58) y 200 (19.13).          

        

Nos dice la física que un rayo promedio alcanza los 1.500 metros y justo esta es la distancia en la que han empezado a enseñar la patita dos figuras en ciernes del medio fondo atarfeño: Jesús Zamora Tortosa es un atleta que desde pequeño se ha caracterizado por dar pasos cortos pero seguros en su evolución atlética que lo han llevado a conquistar medallas a nivel andaluz en pista al aire libre y pista cubierta y presencias con la selección autonómica en los nacionales de Cross (59º este invierno en Soria) además de ser un fijo en las alineaciones del Nerja Atletismo en los nacionales de campo a través. En 1500 ha situado su marca en unos interesantes 4.15.72 (medalla de chocolote en el último andaluz Sub 18) cuya última vuelta ganando más de cinco puestos levantó un estruendo en la grada similar a la de un trueno

A su zaga ha crecido otro milquinientista de futuro, el santaferino Ángel Torres Villalba que ha marcado este invierno 4.25.58 y unos impresionantes 9.47.42 en 3000 que han deslumbrado a la afición cual relámpago en el cielo.