SEGUIMOS CON LA DESESCALADA SIN PASAR DE FASE. por Manuel Jiménez

SEGUIMOS CON LA DESESCALADA SIN PASAR DE FASE. por Manuel Jiménez

Los deportistas de Atarfe no notaremos en exceso el hecho de que nuestra provincia no progrese de fase pues entre las novedades que dicho cambio producirían se encuentran básicamente la de que se podrán abrir las instalaciones deportivas al aire libre requiriendo cita previa y a un tercio del aforo y sin aseos ni vestuarios y sin posibilidad de permanecer en la instalación una vez completado el turno concedido. Además la comunidad autónoma podrá modificar las franjas horarias actualmente vigentes (de 6 a 10 y de 20 a 23), adelantándolas o retrasándolas hasta en 2 horas pero manteniendo su duración máxima. En cuanto al límite geográfico sí que será un avance importante pues no tendremos que limitarnos al término municipal sino que ampliaremos al provincial lo que en las salidas en bici va a ser un gran alivio. También resultará más cómodo desarrollar las prácticas de carrera pedestre sin tanto agobio de gente, de hecho los atletas estos días han debido huir de los caminos perimetrales adentrándose en la vega o trazando circuitos en los polígonos industriales.

Además se podrá acudir a la instalación deportiva acompañado del entrenador aunque el entrenamiento seguirá siendo individual salvo en aquellas modalidades que se desarrollan con un máximo de dos deportistas (como el tenis).

De esta manera las controversias surgidas sobre si nos correspondía o no pasar de fase en el ámbito deportivo presentan una incidencia relativa. Quizás más importante resulte el hecho de que la ciudadanía conozca las singularidades de la práctica deportiva para evitar algunas de las polémicas que hemos podido vivir estos días, así los deportistas federados pueden entrenar en las dos franjas horarias habilitadas sin tener que limitarse a una sola y no existe límite de edad. De esta manera un deportista menor de 14 años no sólo podrá salir a entrenar en el horario establecido sino que lo podrá hacer acompañado de su padre/madre sin mayor problema y sin limitarse al kilómetro de perímetro.

Entre los muchos deportistas atarfeños que hemos podido ver deambular por el término municipal estos días nos centraremos hoy en los miembros de la Escuela de Triatlon Atarfe que han cogido con muchas ganas el desconfinamiento deportivo y encima estrenando sus nuevos trimonos con los que son fácilmente identificables.

De la mano de la gran Angie Ávila, campeona de la mayoría de triatlones provinciales, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el deporte y entrenadora nacional de triatlón y ciclismo, se ha conformado un grupo de entusiastas triatletas que lo están petando. Desarrollan el sector de natación en la piscina municipal, el de bicicleta en el aparcamiento del Centro de Padel y la carrera en la pista del polideportivo 1º de mayo bajo el paraguas del Club Atletismo Ciudad Atarfe con el que tienen un convenio de colaboración mutua. Estamos ante deportistas multifuncionales que compiten no sólo en triatlón sino en sus variedades de duatlon (correr-bici-correr) y acuatlon (correr-nadar-correr) y eventualmente en atletismo (ruta-cross-pista), natación (travesías y piscina) y carreras ciclistas (montaña y carretera).

Como hemos venido haciendo las semanas anteriores presentando a nuestros campeones mediante paralelismos con figuras históricas de cada deporte hablaremos hoy de los hermanos Brownlee, Alistair y Jonathan. El hermano mayor Alistair es doble campeón olímpico (Londres 2012-Río 2016) además de doble campeón mundial de triatlón (2009, 2011, circuito de 9 pruebas por los cinco continentes) y una vez campeón mundial de Acuatlón. Hace pocas fechas lo pudimos ver compitiendo en Huelva en el Campeonato del Mundo de Duatlon donde se hizo con la tercera plaza. Por su parte Jonathan acompañó a su hermano en los dos pódiums olímpicos (bronce en Londres, plata en Río) además de ser una vez campeón mundial (2012), tres platas y un bronce.

En Escuela Triatlon Atarfe las parejas de hermanos las tienen por partida doble, de un lado los Montoro’s brothers: Samy e Iván, dos apasionados del mutideporte a los que la pasión les viene de serie no en vano su papá es un fijo en las líneas de salida de cualquier evento donde se corra, nade o pedalee. Otro papá que no se pierde una fiesta triatlética es el que le aporta el apellido a los Ramos, Vera y Sandro, dos fenómenos de la naturaleza que desde que practican el tri se mueven un “pelín” menos. A los cuatro los hemos visto ya pisar pódium e incluso Vera compartió con las niñas del Ciudad Atarfe el tercer cajón del último autonómico de Cross.

El contrapunto hispano a los Brownlee lo tenemos en Javier Gómez Noya y Mario Mola. El gallego atesora cuatro mundiales de triatlón (2010-2013-2014-2015) desbancando a los hermanos británicos aunque no ha tenido suerte en el evento olímpico (planta en Londres). Este año ha vuelto al circuito mundial pensando en los aplazados juegos de Tokio tras asomarse a la larga distancia habiendo conseguido en su Pontevedra natal el título mundial en larga distancia (2019). Por su parte, Mario Mola que destacó en categorías junior y promesa en cross acabó dedicándose al triatlón según él mismo declara para “evitar a los africanos” y ha continuado la racha española en la Copa del Mundo habiendo terminado como vencedor en los años 2016-2017-2018 además de haber hecho pódium desde 2013 a 2019. Tampoco ha sido agraciado en los Juegos donde no ha podido subir al pódium. Su fuerte, como no, es la carrera a pie, de hecho ante la suspensión de la copa del mundo por el coronavirus tomó parte el 7 de marzo pasado en el nacional de Cross de Zaragoza donde terminó en un meritorio 7º puesto.

En la Escuela de Triatlon molan todos/as los componentes pero si hablamos de destacar en la carrera a pie nos quedaremos con dos atletas consagrados en el Ciudad Atarfe: Rayan Redouane y Máximo Valverde que no contentos con destacar en cross y pista también hacen sus pinitos en el trideporte.

Los cuatro mundiales de Noya nos sirven para presentar a cuatro figuras de la escuela: Alberto, Martínez, Zafra y Enrique.

De Pablo Alonso se conocían sus dotes ciclistas pero ha sorprendido con su faceta “influencer”, os recomiendo visitar su canal de Youtube donde podréis conocer más a fondo el ambiente que subyace en este grupo y este deporte.

Terminamos con la gran Paula Newby-Fraser, “The Queen of Kona”. Criada en Sudáfrica, esta mujer nacida en 1962 ostenta el récord de victorias en el mundial de Ironman de Kona (Hawaii). Entre 1986 y 1996 ganó 8 veces el mundial, cuatro de ellos de manera consecutiva (1991-1994), además de otros grandes triunfos como el Ironman de Lanzarote (para muchos uno de los más duros del mundo) por partida doble.

Con un total de 24 pruebas de Ironman ganadas a lo largo de su carrera, fue considerada como la “mejor triatleta de la historia” en 1999, y una de las “5 mejores atletas profesionales de los últimos 25 años (1972-1997)”.

Sin duda que el título de “The Queen of…” se debe adjudicar a Daniela Tallón Pérez que cuenta por pódiums sus participaciones duatléticas. De casta le viene pues su madre ya destacaba de pequeña en pruebas de medio-fondo y ahora es habitual en los pódiums du y triatléticos a nivel autonómico. Daniela es una hooligan del trideporte con el que disfruta de lo lindo.