Emotivo cumpleaños de Lorca, más universal y más necesario que nunca

Emotivo cumpleaños de Lorca, más universal y más necesario que nunca

122 aniversario del nacimiento del poeta de Fuente Vaqueros

Con el recuerdo de la Fiesta de la Libertad, primer homenaje público a Federico García Lorca, celebrado al año siguiente de la muerte del dictador, la Casa-Museo de Fuente Vaqueros se ha abierto de forma virtual para conmemorar el 122 aniversario del nacimiento del poeta, en el que han participado, entre otros, Nuria Espert, Ian Gibson, Antonina Rodrigo o Miguel Ríos, que cantó ‘El cinco, a las cinco’. Te lo contamos, emocionados.
 
Miguel Ríos durante la interpretación de su canción ‘El cinco a las cinco’, en el homenaje de hoy.
“Tengo un deber de gratitud con este hermoso pueblo donde nací y donde trascurrió mi dichosa niñez por el inmerecido homenaje de que he sido objeto al dar mi nombre a la antigua calle de la iglesia. Todos podéis creer que os lo agradezco de corazón, y que yo cuando en Madrid o en otro sitio me pregunta el lugar de mi nacimiento, en encuestas periodísticas o en cualquier parte, yo digo que nací en Fuente Vaqueros para que la gloria y la fama que haya de caer en mí caiga también sobre este simpatiquísimo, sobre este modernísimo, sobre este jugoso y liberal pueblo de la Fuente. […]

Federico García Lorca, fragmento de Alocución al pueblo de Fuente Vaqueros, 1931.

La pandemia cerró el patio de la casa natal de Federico García Lorca, en Fuente Vaqueros, pero abrió al mundo una celebración especial a través de las redes sociales del 122 aniversario del nacimiento del poeta y dramaturgo, con destacadas participaciones, con un recuerdo marcado en la memoria de todos del primer 5 a las 5, celebrado en 1976, convocado como Fiesta de la Libertad, bajo la amenaza de policías armados.

José Entrena.

A las cinco en punto de la tarde, José Entrena, presidente de la Diputación de Granada y del Patronato Provincial Federico García Lorca, abrió el homenaje, “con un formato diferente”, al “granadino más universal” y “embajador más relevante de la historia de la cultura granadina”, subrayó

A las cinco en punto de la tarde, José Entrena, presidente de la Diputación de Granada y del Patronato Provincial Federico García Lorca, abrió el homenaje, “con un formato diferente”, al “granadino más universal” y “embajador más relevante de la historia de la cultura granadina”, subrayó.

Entrena señaló que, pese a las restricciones impuestas por la pandemia, el Patronato Provincial no quería dejar pasar tan relevante efeméride sin “una programación especial”, y glosó las iniciativas impulsadas por el organismo dependiente de la Diputación de Granada para que Lorca traspasara “las fronteras y llegara a todo el mundo”, además de proteger y fundir su obra, como lo es Universo Lorca. Tras él, el alcalde de Fuente Vaqueros, José Manuel Molino, quien señaló que el pueblo seguía manteniendo vivo el legado de Lorca.

José Manuel Molino, alcalde de Fuente Vaqueros.

Y apareció en la pantalla Laura García Lorca. Recordó con emoción el primer 5 a las 5 para emplear “gratitud”, porque en su opinión reúne “todos los sentimientos allí afloraron” en aquel 1976, al que acudió con sus hermanas y amigos de Madrid y Barcelona, ante la justificada ausencia de su madre y su tía, Isabel, por el reciente fallecimiento, entonces, de su padre.

Laura García Lorca.

Después de aquella, la conmemoración, dijo, “se ha convertido en una verdadera fiesta” como si fuera “obedeciendo órdenes de Federico”, a quien citó para poner en boca del poeta su máxima: “Tenemos el deber de la alegría”, que se “ha seguido al pie de la letra”, destacó Laura García Lorca

Después de aquella, la conmemoración, dijo, “se ha convertido en una verdadera fiesta” como si fuera “obedeciendo órdenes de Federico”, a quien citó para poner en boca del poeta su máxima: “Tenemos el deber de la alegría”, que se “ha seguido al pie de la letra”, destacó.

Laura García Lorca se despidió con un abrazo “a todo el pueblo de Fuente Vaqueros” y a todos “los que han seguido yendo y le hubieran gustado asistir hoy”.

Fue el turno para Alejandro Víctor García, periodista, dramaturgo, narrador, quien rememoró el 5 de junio de 1976, una fiesta de “las libertades democráticas tras el secuestro”;  “del compromiso frente a la herencia cobarde y consentida, y de una obra poética que sigue acaparando la admiración, pese al tiempo transcurrido.

Para Alejandro Víctor García, quien tributó un sentido reconocimiento a Juan de Loxa, aquel día, “dejamos la clandestinidad y ocupamos la calle. Ahí empezó todo”

“Muchos hemos tenido la suerte de crecer cada año junto a las mismas choperas que tutelaron la infancia del poeta, de cumplir, no años, sino 5 de junios, sistema de cálculo maravilloso entre numérico y lorquiano”, dijo.

En su reflexión, señaló que aquel primer homenaje a Federico, en 1976 en Fuente Vaqueros, “tuvimos nuestro bautizo democrático” con una “siniestra autoridad gubernativa” con cronómetro en mano, que “nos cedió los primeros 30 minutos de libertad después de un inacabable tiempo de oscuridad. Pero qué bien aprovechamos esos 30 minutos”, agregó para manifestar que de qué forma “se fijó de forma indeleble en la conciencia moral de aquella generación y de las que siguieron”.

Para Alejandro Víctor García, quien tributó un sentido reconocimiento a Juan de Loxa, aquel día, “dejamos la clandestinidad y ocupamos la calle. Ahí empezó todo”.

Alejandro Víctor García.

Tras las palabras del periodista, salpicadas con vídeos y fotografías como resumen de los premiadas y premiados con los Pozos de plata, de las visitas de ilustres a la Casa-Natal, un documental producido por el Patronato Provincial Federico García Lorca comenzó.

Nuria Espert.

Tras esa fiesta siguieron muchas otras para celebrra el aniversario del nacimiento “de uno de los más grandes poetas de la Historia de la Humanidad, así de grande, de importante le veo y le quiero”, destacó, para terminar: “Gracias (a Federico) por todo lo que le debo como actriz y persona”, dijo Nuria Espert

El poeta y escritor Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, recitaba textos de la Alocución al pueblo de Fuente Vaqueros -se recoge en el inicio de esta información- y llenó la pantalla Nuria Espert.

También recordó el primer 5 a las 5, “con nostalgia”, que definió como “un acto de valor, de gente temeraria”. “Después de 40 años nos dan media hora”, rememoraba la gran actriz que alguien dijo aquella tarde de 1976.

Nuria Espert reconoció que el recuerdo de aquel acto en el que participó lo mantiene “en la cabeza y corazón” y en el de “todos los que estábamos allí”. Tras esa fiesta siguieron muchas otras para celebrra el aniversario del nacimiento “de uno de los más grandes poetas de la Historia de la Humanidad, así de grande, de importante le veo y le quiero”, destacó, para terminar: “Gracias (a Federico) por todo lo que le debo como actriz y persona”.

Ian Gibson.

Desde su casa del barrio de Lavapiés, en Madrid, el hispanista Ian Gibson -que donó al centro de Estudios Lorquianos todo su material sobre Lorca- señaló: “Pienso en él cada día. Crece cada día, es amado universalmente, admirado, por su mensaje de amor al prójimo”.

La escritora Antonina Rodrigo, única mujer en la comisión organizadora de 33 miembros de la Primera de la Libertad, dedicó su intervención a recordar a los que no están ya y que en aquel homenaje participaron, como Enrique Morente, Carlos Cano o Juan de Loxa… Y dedicó una especial mención al periodista Antonio Ramos Espejo, último galardonado con el Pozo de Plata, granadino pero residente en la cuarentena en su casa de Córdoba.

Antonina Rodrigo.

Y para concluir, Miguel Ríos. Llevó su memoria 44 años atrás, cuando Fernando Miranda en una carta le convocó a aquel “acto en desagravio a la figura de Lorca en la celebración de su nacimiento”.

Miguel Ríos.

Dijo que poco después de aquello, compuso una canción llamada ‘El cinco, a las cinco’, que contó, acompañado a la guitarra por José Nortes, también. Tras la canción, gritó: “Federico vive”.

Esta es la letra:

“Mi querido hermano, Granada te espera.

El cinco, a las cinco

vamos a tratar de revivir.

En cuarenta años

no pudimos gritar la verdad.

¡¡¡Federico vive!!!

Un poema no se puede amordazar.

La ciudad y sus calles

sin ningún recato lo proclaman,

y en Fuente Vaqueros

el pueblo le quiere hacer justicia.

Se respira, se masca en el ambiente

otra forma de entender su muerte:

«Lo mataron por cantar la libertad».

El cinco, a las cinco

a las cinco en punto de la tarde.

Ven por Federico

pero más aún por ti y por mí.

Lo mataron por cantar la libertad”.

IndeGranada

https://www.elindependientedegranada.es/cultura/emotivo-cumpleanos-lorca-mas-universal-mas-necesario-que-nunca

FOTO: Miguel Ríos durante la interpretación de su canción ‘El cinco a las cinco’, en el homenaje de hoy.