Descubre todo sobre Atarfe, hermoso municipio andaluz

Descubre todo sobre Atarfe, hermoso municipio andaluz

PUBLICAMOS ESTE RESUMEN REALIZADO POR

 

Atarfe germen de la ciudad de Granada, es un municipio español, que forma parte de la provincia de Granada, en Andalucía. Se encuentra ubicado a los pies de la Vega de Granada y abarca zonas agrícolas y zonas montañosas. En su término municipal se localizan las ruinas de Medina Elvira, la población que se estableció entre los VIII y XI sobre la antigua Iliberis romana.

 

Historia de Atarfe

 

El origen de Atarfe no está muy claro todavía, pues se encuentra rodeado de leyendas y fábulas, que independientemente que sean ciertas o no, es un municipio en el que sus primeros pobladores dejaron su huella desde el período del Neolítico.

Atarfe es uno de los 35 municipios que forman el Área Metropolitana de Granada, ya que su ubicación lo coloca a 7 km de la capital, Granada.

Sin embargo hay otras culturas tales como la fenicia, íbera, romana y árabe que también han dejado vestigios de su presencia en todo el término del municipio.

 

El origen etimológico del nombre del municipio de Artafe, proviene del vocablo Al tarf, que quiere decir el límite, el puntal y lo llamaron así, porque Atarfe se encontraba en las afueras de la gran ciudad de Elvira.

El origen de Medina Elvira se lleva a cabo entre los siglos VIII y XI, sin embargo, comienza a ser tomada en cuenta a partir de mediados del siglo XIX, entre 1836 y 1878, cuando comenzaron a aparecer una gran cantidad de restos arqueológicos en su término municipal, específicamente en la zona del Cortijo de las Monjas y el Pago de Marugán, que pertenecían a los asentamientos romanos y árabes.

Pero probablemente la huella más relevante fue la dejada por Medina Elvira, de la cual, al parecer era la capital de la Kora de Elvira, cuya fundación ocurrió en el año 720, fecha que se supne, fue erigida la mezquita.

 

La antigua capital de la región, la Ilíberis romana y la Eliberri visigoda estaba habitada por mozárabes y judíos y se convierte en una de las más acaudaladas, pobladas y destacadas ciudades de Al Andalus, capital y metrópolis de su zona oriental y en la que surgieron un gran número de alfaquíes y sabios, lo que hizo de Atarfe un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola.

Las luchas ocasionadas producto de las sublevaciones árabes, muladíes y mozárabes fueron debilitando su estructura, mermando sus posibilidades de desarrollo y la llevaron a someterse a manos de los berberiscos en 1010 mientras se producían las revueltas que ocasionaron el fin del califato de Córdoba, ocasionando la emigración a Garnata, de un gran número de pobladores y así durante el siglo XI Medina Elvira fue como perdió su antiguo esplendor.

Después de la aniquilación de Medina Elvira, Atarfe vuelve al escenario histórico. En abril de 1431 el ejército castellano, al frente del caudillo Alvaro de Luna, penetra en territorio granadino con la finalidad de hacerse con el último reducto musulmán de la Península y recogiendo un valioso botín.

Las luchas por el control de Granada entre Muhammad IX y sus enemigos, era beneficioso para los cristianos. Por último, el 28 de junio de 1431 Juan II de Castilla entra en Granada e instala su campamento en el Pago de Marachuchit, cerca de Elvira y de esa forma.

Después de varios intentos y traiciones, el 1 de julio se lleva a cabo la Batalla de la Higueruela, que supuso un enorme desastre musulmán y tras la cual, los cristianos reconocen a Yusuf IV como nuevo sultán de Granada.

Batalla de la Higueruela

Esta lucha se lleva a cabo al mismo tiempo que se suceden varios sismos de gran intensidad con epicentro cerca de Atarfe, que hacen que los pobladores abandonen la campaña a los cristianos y ocasionaron importantes daños materiales y personales en Granada y alrededores. Las peleas en la Vega granadina se dieron durante mucho tiempo. Luego de estas campañas, Atarfe, de la misma manera que en el resto de las ciudades, empezó un período de difícil convivencia.

Por una parte, aún vivían en el municipio la comunidad morisca fuertemente afianzada y enraizada en la villa, y por otra, la comunidad viejo cristiana, que fue creada después de las conversiones forzosas que desde 1500 comenzaron a llevarse a cabo.

El final de estas luchas fue el destierro de la comunidad morisca y su dispersión por diferentes lugares de la geografía granadina, andaluza y castellana.

Luego de 11 años de guerra, las capitulaciones de Granada finalizaban una etapa muy dura. La comunidad morisca, total y absolutamente en minoría, fue hecha a un lado de la historia oficial, sin que tomaran parte en ella y dominada por la intolerancia y la incomprensión.

En 1571 comienza un período de Repoblación, en el que se establecen las reglas para la Repoblación y Administración de la hacienda decomisada a los moriscos. La Repoblación duró hasta 1595.

La historia moderna

Los registros en los que más está reflejada la historia moderna de Atarfe, datan del año 1753, se trata del Catastro del Marqués de la Ensenada, el cual es un documento de carácter fiscal, cuya finalidad era el de crear una única contribución en el reino. En estas circunstancias empieza el siglo XX y a pesar de que la realidad social ya no era la misma de aquel entonces, se mantenían los esquemas que durante mucho tiempo se habían configurado.

Atarfe, al inicio del siglo XX, estaba compuestos por 35 calles, la mayoría de ellas ubicadas a los pies de la Iglesia Parroquial y, sobre todo, por una gran cantidad de cortijos que se extendían por todo su término.

La población estaba compuestas de personas muy jóvenes, pues de una población de 4.279 habitantes, el 60% eran menores de 30 años y el índice de analfabetismo estaba ubicado en el 65%. La economía continuaba centrada en la agricultura, aunque el sector industrial comenzaba a dar señales de un pequeño surgimiento, en el cual, la cantería era el oficio que generaba más ingresos.

Actualmente, Atarfe se ha transformado en un importante núcleo receptor de población que posee una moderna infraestructura cultural, deportiva, social y educativa, una industrialización y un sector servicios en apogeo. (Ver artículo de Baza Granada)

La fábrica de superfosfatos, abonos y productos químicos Carrillo S.A.

Turismo

Atarfe, ubicado en la Vega de Granada, una gran extensión cubierta de una gama de tonalidades verdes de las franjas de arbustos y las muy cuidadas huertas, cuya esencia proviene del río Genil en su suave flujo en dirección al Oeste, ofrece a sus visitantes esta hermosas tierras, que domina desde el espectacular balcón natural de Sierra Elvira, como de la cercanía a la ciudad de la Alhambra.

Monumentos

Las reliquias que fueron encontradas en los alrededores y en la ciudad datan de la época de Ilíberis. Desde tiempos remotos, las propiedades medicinales de los Baños de Sierra Elvira han sido reconocidas, debido a sus aguas sulfatadas que fluyen de aguas termales subterráneas a una temperatura que se mantiene en 30 grados centígrados.

También hay ciertas edificaciones que son consideradas monumentos del municipio, por la historia que en ellas se esconden, como las que a continuación se describen:

Iglesia Parroquial de la Encarnación

Construida con la categoría de Iglesia Metropolitana de Granada publicada en 1501, se eleva sobre el solar de la antigua mezquita Xini, como figura en el Libro de Hábices.

Para el año 1617 tenía una sola nave, que en la actualidad se mantiene con su artesonado mudéjar de lacería, que fue hecho por Antonio Bermúdez y Cristóbal Calvo, de la escuela granadina. En el año 1642, se llevó a cabo una ampliación, que se la llevó a contar con tres naves de medio punto, con arcos triunfales, edificadas con ladrillo y mampostería, al igual que las tres puertas de entrada, en medio punto.

En el interior del templo se pueden observar 12 cuadros de la escuela barroca granadina, los cuales son llamados serie apostolada, que datan del año 1700. Otras antigüedades que se pueden admirar en su interior son el tabernáculo y el púlpito, rematado este último con una escultura de la Fe.

Iglesia Parroquial de la Encarnación

Ermita de Santa Ana

Santa Ana, Patrona de Atarfe, tiene su ermita ubicada en lo que antes fuera el Convento de la Orden de San Pablo de la Cruz, al noroeste del centro de la ciudad.

Luego de que el Convento fuera abandonado, el lugar pasó a ser cementerio municipal y, una vez que trasladaron éste al lugar que actualmente ocupa, la Capilla del Convento pasó a ser la ermita de la Patrona, Santa Ana.

El Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, que está ubicado delante de la Ermita de Santa Ana, fue hecho en piedra de Sierra Elvira, por el escultor Granadino, Antonio Cano Correa en 1940.

Ermita de Santa Ana

Ermita de los Tres Juanes

Un habitante de Atarfe, además fervoroso de los Tres Juanes, es decir: San Juan Bautista, San Juan Evangelista y San Juan de Dios, construyó la ermita en los inicios del siglo XX, sobre las ruinas de un antiguo castillo árabe, en el Cerro del Castillejo.

Después de la muerte de su promotor, los trabajos de construcción quedaron paralizados y no llegó a ser usada con fines religiosos. A finales de siglo, el ayuntamiento concluyó la obra para destinarla a usos cívicos a tono con su enclave, desde donde se puede admirar una hermosa panorámica de la Vega.

En los alrededores se observan jardines y áreas con animales exóticos, como pavos reales.

Ermita de la Inmaculada

La ermita de la Inmaculada se encuentra en la zona más elevada del pueblo y está destinada para la celebración de misas, especialmente para aquellas personas que por alguna razón no pueden llegar hasta la parroquia para asistir a la eucaristía.

El Domingo de Ramos se utiliza como punto de partida de la procesión hasta la iglesia de la Encarnación.

Baños de Sierra Elvira

Los baños de Sierra Elvira están ubicados a tan sólo 10 km de la capital, en la falda de su sistema montañoso, que actúa como balcón a La Vega de Granada. Se trata de un complejo termal denominado Baños Termales de Sierra Elvira. La instalación cuenta con cuatro piscinas exteriores, donde grandes y chicos pueden disfrutar de un día de baño saludable, rodeados de naturaleza.

Además del baño termal, el complejo ofrece a sus visitantes, un servicio de chorros hidrotermales, lugar para comer y beber, actividades en grupos, áreas de relajamiento y descanso, parque infantil y estacionamiento gratis.

Baños de Sierra Elvira

Zona Arqueológica de Medina Elvira

La Zona Arqueológica de Medina Elvira se encuentra situada en el pie de monte del frente meridional de Sierra Elvira, establecido en un semicírculo natural abierto al sur situado en los términos municipales de Atarfe y Pinos Puente. La superficie de la Zona Arqueológica cuenta con 332,226 hectáreas.

Rodeando el extremo nórdico hay una serie de montículos: Cerro del Sombrerete, Tajo Colorado, Cerro Almirez y Cerro de los Cigarrones, que parece tuvieron un destacado papel en la ubicación de las defensas de la ciudad.

La demarcación de la Zona Arqueológica de Medina Elvira se ha realizado en función de distintos parámetros que han sido adecuadamente comparados. Para ello se ha dividido en un principio, las fuentes historiográficas y documentales generadas desde el siglo XIX.

Senderismo

Para los amantes del deporte del senderismo, Atarfe tiene para sus visitantes una serie de rutas, cuya dificultad es baja en su gran mayoría y los recorridos abarcan una distancia de 12 kilómetros, aproximadamente.

A continuación las rutas más utilizadas por los visitantes de Atarfe:

  • Sierra Elvira – 28/01/14 – Integral (Morrón de la punta, de Enmedio y El Piorno) – Moderado
  • Los Morrones de Sierra Elvira – Fácil
  • Integral de Sierra Elvira (Morrón de la Punta, de Enmedio y El Piorno) – Moderado
  • Integral a Sierra Elvira Oeste- Morrón de la Punta- Morrón de Enmedio- Cerro el Piorno – Moderado
  • Integral Sierra Elvira – Moderado
  • Atarfe- Medina Elvira- Sierra Elvira- Atarfe – Fácil
  • Atarfe – Pinos Puente – Moderado
  • Sierra torreon – Moderado
  • TORREÓN ALBOLOTE – ERMITA TRES JUANES – Fácil
  • El Morrón desde los tres Juanes – Moderado
TORREÓN ALBOLOTE – ERMITA TRES JUANES – Fácil

Fiestas

Las festividades más importantes de la localidad de Atarfe, se centran principalmente en las Fiestas patronales.

Estas se celebran en las fechas próximas al día 26 de julio, día de Santa Ana, Patrona de Atarfe, con una gran cantidad de actividades culturales y recreativas para grandes y chicos.

Es en las fiestas patronales que se acostumbra celebrar corridas de toros en el Coliseo Ciudad Atarfe, que es una de las pocas plazas cubiertas que hay en la zona.

También se suele sacar en procesión la imagen de la Virgen de la Inmaculada, por las calles del pueblo.

Para el 2 de febrero se celebra la Virgen de la Candelaria, con una procesión que parte desde la ermita de Santa Ana hasta la Iglesia Parroquial de la Encarnación.

Procesión de Santa Ana, Patrona de Atarfe

La Semana Santa, como en la gran mayoría de los pueblos andaluces, es una semana de mucho fervor y mucha participación.

Comenzando por el Domingo de Ramos, que en horas de la mañana, se inicia con una procesión que parte desde la Ermita de la Inmaculada con todos los habitantes del pueblo van acompañando al Señor en su entrada triunfal en Jerusalén. Ya para la tarde y partiendo desde la Ermita de Santa Ana se lleva a cabo la escenificación de la Pasión del Señor, con la realización del Via Crucis viviente.

El Jueves Santo comienza con una eucaristía seguida de una Hora Santa.

Viernes Santo: se realiza un Via Crucis con la imagen del Señor Crucificado partiendo desde la ermita de Santa Ana hasta la iglesia parroquial.

El Domingo de Resurrección se celebra, con una misa a las doce y una procesión con la imagen del Resucitado. La cual es llevada por chicos y jóvenes.

Gastronomía de Atarfe

La extensa variedad gastronómica de Atarfe, unida a la rica tradición veguera en lo que se refiere al cultivo de verduras, hortalizas y legumbres, es una de las principales características de Atarfe en lo que a la gastronomía se refiere.

En sus recetas se encuentra el sabor de la herencia árabe, como pasa cuando se disfruta de un rico puchero, o en las tortillas de habas y gazpacho. Sin olvidar que en estas ricas huertas desde tiempos muy remotos se han cultivado las escarolas, lechugas, ajos, cebollas y acelgas, entre otros, que deleitaban a los romanos.

Otras recetas con historia a destacar son la ensaladilla de la Sierra, la cual era tradicional para subir en excursión a las montañas en las festividades del municipio, así como las papas en columpio.

En lo que a postre se refiere, Atarfe ofrece los conocidos tirabuzones rellenos de natillas y las flores, los Huevos Baillando, elaborados con huevos, Gachas en Remolacha, hechos Gachas con remolacha azucarera, las cuales eran muy populares, que no necesita azúcar agregada ya que es producida por las remolachas, entre otros.

Para poder disfrutar el auténtico sabor, perfume y aroma de la cocina de Atarfe, hay que degustarla en primavera y verano, que son las estaciones en las que el colorido de sus parajes, en medio de sus fiestas y ritos, que hacen de Atarfe, el lugar ideal para los  amantes de este particular estilo mediterráneo para vivir y comer. (Ver artículo de Cacín)

PUBLICADO EN
https://conocespain.com/c-andalucia/atarfe/