Test COVID: cuándo, cuánto, por qué y para qué

Test COVID: cuándo, cuánto, por qué y para qué

Muchas personas se plantean hacer la prueba de coronavirus, para saber si están infectados, o si han desarrollado anticuerpos contra la enfermedad. Si el médico considera que es necesario, la prescribirá, pero la realidad es que muchos usuarios deciden por su cuenta acudir a un laboratorio privado y pedir un test. ¿Cuál? ¿A qué precio? ¿Qué resultados dará? Tratamos de dar respuesta a estas preguntas.

Cualquier test clínico que se use en medicina debe ser suficientemente sensible (es decir, reconocer a los afectados y tener un porcentaje lo más reducido posible de “falsos negativos”) y suficientemente específico (reconocer bien a los no afectados y tener un porcentaje reducido de “falsos positivos”).

El problema al que nos enfrentamos con los test diagnósticos de coronavirus es que son productos muy nuevos, y durante las primeras semanas de la pandemia algunos no habían sido validados en la población en la que se quieren usar, para conocer bien sus rangos de sensibilidad y especificidad sobre el terreno y conocer sus limitaciones. Hoy día ya disponemos de más información, aunque persisten ciertas incógnitas.

En cualquier caso, lo que está claro es que las pruebas deben ser interpretadas en el contexto clínico de cada persona, y esto es algo que debe hacer un profesional, un médico. Por eso, y por las pocas garantías que ofrecen, alertamos hace un tiempo sobre los test online. Pero, ¿qué pasa con los test que hacen en laboratorios privados? Pues que, en ocasiones, esa prescripción y control médico tampoco está tan presente como debería, algo que OCU denuncia.

Test de COVID-19: ¿qué valora cada prueba?

Muchos laboratorios ofrecen ahora la posibilidad de realizar test de coronavirus, y en muchos centros incluso los plantean antes de que se reincorpore el personal a su puesto de trabajo… ¿En qué consisten esas pruebas? ¿Qué mide cada una de ellas? ¿Qué significa ser positivo en un test de coronavirus?

Los test más comunes son PCR y pruebas serológicas de anticuerpos.

Test PCR

Estos famosos test son los que indican si el paciente está contagiado en ese momento. Este test permite detectar la presencia del ARN del virus, su material genético, en una muestra respiratoria.

  • La toma de la muestra se realiza con un hisopo que se introduce hasta la zona naso-faríngea. 
  • La muestra tiene que ser procesada y llevada a un laboratorio para ser analizada.
  • Si la prueba PCR es positiva, significa que hay ARN del virus, indica que esa persona tiene el virus. Si el resultado es positivo, confirma el diagnóstico de infección activa. Aunque, cuidado, se sabe que en algunos casos resulta positiva durante algunos días después de la curación, porque sigue detectando restos del virus que aún no han sido eliminados del organismo.
  • Son posibles falsos negativos si el paciente tiene poca carga viral.
  • Es capaz de detectar el contagio en fases tempranas de la enfermedad.
  • Es una prueba muy específica, siendo la más fiable y la de referencia principal en la lucha frente al coronavirus.  
  • La sensibilidad de los test PCR es del 85%, es decir, no detecta a un 15% de los infectados, por eso, si la sospecha clínica es elevada, conviene repetirlo.

Test de anticuerpos (ELISA)

Los test de anticuerpos que se realizan mediante la técnica de ELISA (o equivalentes) utilizan una muestra de sangre y permiten detectar si el paciente ha desarrollado anticuerpos, es decir, si su organismo ha desarrollado una respuesta inmunológica tras haber estado en contacto con el virus (o sea, tras haber pasado o estar pasando la infección).

  • Cuando una persona es invadida por un virus, comienza a fabricar anticuerpos específicos frente a ese virus.
  • Los primeros anticuerpos que se producen son los IgM, que son detectables en sangre entre 7 y 11 días desde que la persona se infectó. Después comienzan a producirse los IgG detectables generalmente a partir de los 15 días (a veces más tarde). Estos anticuerpos específicos IgG son los que permanecen más tiempo en el organismo, convirtiéndose en las defensas inmunológicas.
  • Estos test serológicos son específicos y sensibles (a partir de los 15 días), y resultan bastante fiables, aunque siempre puede haber falsos negativos. Tienen el «pero» de que no distingue si el paciente sigue siendo infeccioso, y deberían siempre ser interpretados por un médico. De hecho, resultados serológicos aparentemente similares pueden tener interpretaciones distintas según la historia clínica de cada paciente.

Test rápidos de anticuerpos 

Son una variante de los test de anticuerpos que permiten disponer de resultados en apenas 15 minutos con una simple gota de sangre obtenida por punción, pero a día de hoy se consideran poco fiables y no se recomiendan con carácter general.

pruebas

¿Cómo interpretar los resultados?

¿Hay un test que sea mejor que otro? NO, son pruebas complementarias.

En cualquier caso, insisitimos, en estos test del coronavirus, como en cualquier prueba diagnostica, los resultados deberían ser interpretados por un médico, porque cada prueba valora cosas diferentes.

El Ministerio de Sanidad ha hecho públicas unas recomendaciones de interpretación de las pruebas, que es un completo resumen de los posibles resultados

Cómo interpretar los resultados de los test de coronavirus 

Test de coronavirus en centros privados

¿Es posible hacerse la prueba? ¿Quién, cuándo y por cuánto puede hacer un test de coronavirus? ¿Qué opciones tiene un usuario?

Para conocer los procedimientos que acompañan a la realización de los test diagnósticos y sus precios, desde OCU hemo llamado de forma anónima a quince centros privados que anuncian este tipo de servicios en Internet.

  • Algunos centros ofrecen la posibilidad de realizar test rápidos, una prueba diagnóstica desaconsejada por su escasa fiabilidad.
  • En otros centros se ofrecen también PCR y test de serología (técnica ELISA).

¿Cuánto cuestan los test de coronavirus en un laboratorio privado?

Los precios de los test de coronavirus en un laboratorio privado Los precios son muy variados:

  • Entre los 130 y los 240 euros para una PCR
  • De 60 y 160 euros para la serología (test Elisa de anticuerpos)
  • Entre 50 y 150 euros para el test rápido, que consideramos desaconsejable.

Normalmente el precio incluye la prescripción médica, imprescindible para poder realizar las pruebas diagnósticas. De lo contrario hay que pagarla aparte (20 o 30 euros si no tiene seguro privado) o solicitarla al médico de familia.

En cuanto a la entrega de los resultados, varía entre dos días y una semana. El PCR rara vez tarda más de tres días. 

Un fallo: pacientes sin asesorar

La mayoría de las clínicas y laboratorios a los que se llamó no realizan asesoramiento médico alguno, lo que puede llevar a hacer una interpretación errónea de los resultados, especialmente en la prueba de anticuerpos donde confluyen diferentes datos diagnósticos. Entender el resultado de una analítica de anticuerpos no es tan fácil, la interpretación no la debe hacer nunca el paciente, sino el médico, por eso hay que llevárselo a un profesional que pueda interpretarlos.

Esa interpretación debería formar parte natural del proceso, en coherencia con la necesidad de una prescripción, pero lamentablemente esto no es así en un número elevado de casos y la prescripción queda reducida a un mero trámite.

¿Usarán mis datos para saber el número de contagios?

Los laboratorios (públicos y privados), autorizados en España para la realización de pruebas diagnósticas para la detección de SARS-CoV-2 mediante PCR u otras pruebas moleculares deberán remitir diariamente al Ministerio de Sanidad y a la autoridad sanitaria de la comunidad autónoma en la que se encuentren los datos de todas las pruebas realizadas a través del Sistema de Información establecido por la administración respectiva. 

¿Si tengo anticuerpos de coronavirus soy inmune?

La mayoría de los pacientes que se han infectado con el virus SARS CoV-2 han desarrollado anticuerpos frente a ese virus: en un primer momento anticuerpos IgM, los que genera el cuerpo para combatir la fase incial de la enfermedad, y después, anticuerpos IgG, los que marcarán esa respuesta inmunitaria.

Sin embargo, aún es demasiado pronto para conocer tanto la duración de los anticuerpos frente a la COVID-19 (en otros coronavirus varía entre los dos y tres años) como el grado real de protección que ofrecen.

No relajar las medidas de precaución, fundamental

Uno de los riesgos de estas pruebas es que, creyéndose inmunes, algunas personas puedan relajar sus medidas de precaución para evitar contagios. Es un grave error, pues sigue habiendo muchas incertidumbre y pocas certezas. Desde OCU recordamos que las mejores armas para luchar contra el coronavirus siguen siendo:

  • La distancia física.
  • El uso de mascarillas.
  • El lavado de manos (o el recurso a los desinfectantes) frecuente y a conciencia.

REVISTA OCU

https://www.ocu.org/salud/bienestar-prevencion/noticias/test-coronavirus-privados?utm_source=db-int_unk&utm_medium=al_content_Aline&utm_campaign=20200616&utm_content=116