¡Viva Pablo Alborán!

¡Viva Pablo Alborán!

«Hoy alguien ha decidido salir del armario para que lo sepan sus compañeros de trabajo, pero sobre todo su público. Y no es un alguien cualquiera: se llama Pablo Alborán y creo que toca decirle un par de cosas: enhorabuena (me alegro por ti) y gracias (vas a ayudar a mucha gente)», la opinión de Carles Francino

 

Dice el refrán que una imagen vale más que mil palabras. Pero hoy me gustaría añadir que un gesto, a veces, puede tener también más valor que cien campañas.

Hace unos días hablamos aquí en ‘La Ventana’ de un estudio según el cual las personas homosexuales apenas salen del armario en su ámbito laboral. Les sigue costando. Y eso que tenemos una ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo, que Madrid es una de las capitales mundiales el orgullo… Tenemos muchas cosas, muchos avances; pero en el curro sigue habiendo miradas, reacciones o comentarios que les incomodan, cuando no directamente les agreden.

Vale, pues hoy alguien ha decidido salir del armario para que lo sepan sus compañeros de trabajo, pero sobre todo su público. Y no es un alguien cualquiera: se llama Pablo Alborán y creo que toca decirle un par de cosas: enhorabuena (me alegro por ti) y gracias (vas a ayudar a mucha gente).

Carles Francino