Los niños sin escolarizar en el mundo

Los niños sin escolarizar en el mundo

Descripción del mapa

Según datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU), en el mundo hay unos 263 millones de niños y jóvenes sin escolarizar, de los cuales 61 millones son niños que deberían cursar educación primaria —de 6 a 11 años—, 60 millones el primer ciclo de secundaria —de 12 a 14 años— y 142 millones el segundo ciclo de secundaria —de 15 a 17 años—. Con todo, los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron en 2015, en la Agenda de Desarrollo Sostenible, a “velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces” para 2030.

Pero esa meta aún está muy lejos, tal y como muestran los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2018. De todas las regiones del mundo, África subsahariana es la que presenta los índices de escolarización más bajos: tan solo una quinta parte de los niños de entre 6 y 11 años acuden a la escuela. Las diferencias en lo que respecta al sexo, la ubicación y los recursos económicos son determinantes a la hora de que un niño pueda estar escolarizado. A pesar de todos los esfuerzos realizados, las niñas siguen teniendo menos probabilidades de estar escolarizadas que sus compañeros varones: si hay diez millones de niños en todo el mundo que no aprenderán a leer ni escribir en la educación primaria, el número de niñas asciende hasta los quince millones, nueve de los cuales vive en África subsahariana, según el IEU.

Los conflictos armados también son una barrera importante, hasta el punto de que uno de cada cuatro niños sin escolarizar vive en un país en conflicto, como Siria, Yemen o Sudán del Sur; un contexto en el que, por si fuera poco, las niñas tienen 2,5 veces más probabilidad de no ir al colegio que los niños. Si ponemos el foco en los refugiados o desplazados internos, tan solo la mitad de la infancia acude a la escuela primaria, mientras que para la educación secundaria la cifra desciende hasta el 25%. Ante estos datos, se antoja inevitable, por encima de todo, alcanzar la paz para que el objetivo de garantizar el acceso a la educación primaria y secundaria sea realizable.

https://elordenmundial.com/mapas/ninos-sin-escolarizar-mundo/