La importancia de conocer el grado de inmunidad tras superar el coronavirus

La importancia de conocer el grado de inmunidad tras superar el coronavirus

Muchos pacientes han descubierto que no han generado anticuerpos tras pasar la enfermedad. Los expertos afirman que nuestro sistema inmune se defiende de diversas maneras pudiendo luchar por sí mismo contra las infecciones

 

Los anticuerpos son proteínas que nuestro sistema inmune utiliza para defenderse de los virus impidiendo que entren en nuestras células. Esta es una de las diversas formas que nuestro cuerpo utiliza para luchar contra las infecciones, clave para hacer frente al coronavirus que ha causado la pandemia.

Loly tiene 58 años y vive en Tenerife. Se infectó en el mes de marzo, tras una primera PCR positiva y una segunda a los quince días que confirmó que estaba libre de virus, decidió pagarse un test más concreto para detectar anticuerpos y conocer el grado de inmunidad. “El resultado fue de una IGG (el anticuerpo que más abunda en el cuerpo: inmunoglobulina G) de 0,02. El médico me dijo que no era inmune”.

Y a partir de aquí surgen las dudas. ¿por qué una persona con coronavirus no ha generado anticuerpos? “Cuando tenemos una infección el sistema inmune desarrolla una respuesta basada en la creación de anticuerpos. Para que se produzca esta respuesta es necesario una coordinación de células, incluidas las del propio virus. Es muy probable que todas las personas que hayan pasado el coronavirus hayan generado anticuerpos, pero puede suceder que nuestro sistema de detección no sea del todo bueno porque estamos buscando algo muy parcial. También puede suceder que los anticuerpos vayan decreciendo y las células dejen de generarlos, además puede pasar que otras células tengan memoria y al volver a estimularlas puedan secretar anticuerpos en una segunda infección”, explica el virólogo Estanislao Nistal.

Nuestro sistema inmune se defiende de muchas maneras, no necesariamente creando anticuerpos. “El que no haya anticuerpos cuando nos hacemos un test, no quiere decir que no tengamos anticuerpos frente al virus. Las pruebas rápidas utilizadas en el coronavirus están limitadas a ciertas proteínas, en concreto a la proteína S, la mayoritaria en el SARS-CoV-2. Por eso hay que tener en cuenta que el hecho de no tener anticuerpos no quiere decir que no tengamos defensas. Existe una defensa que es la inmunidad celular que viene dada por los Linfocitos C que ayudan a prevenir un desarrollo grave de la enfermedad”.

Sobre el SARS-CoV-2, el coronavirus que ha causado la pandemia, desconocemos cuánto puede durar la inmunidad. Sí sabemos que, en los otros 4 conocidos, los que provocan los resfriados, tenemos una inmunidad de uno o dos años. Esto es clave para averiguar si, en caso de reinfección, podría o no causarnos una patología grave. “Habrá que esperar meses e incluso años para conocer de forma fiable los efectos de una segunda infección de coronavirus”

FOTO:Es posible que las pruebas rápidas para detectar anticuerpos no sean del todo específicas / Agencia Press South (Getty Images)

https://cadenaser.com/programa/2020/06/27/hora_14_fin_de_semana/1593248628_198991.html