«EL ATLETISMO VUELVE A SU ESENCIA» por Manuel Jiménez

«EL ATLETISMO VUELVE A SU ESENCIA» por Manuel Jiménez

A falta de competiciones oficiales los distintos grupos de entrenamiento siguen inventándose iniciativas para tener a la gente motivada e ir poco a poco buscando la “nueva normalidad”. Hasta ahora la mayor parte de estos proyectos atléticos se han desenvuelto en pruebas de carreras de medio fondo para arriba.

Como espectador interesado en estas “perfomances” observo que tienen una característica común, son pruebas “esenciales” en el sentido filosófico de presentar unas notas invariables que constituyen su naturaleza. ¿Cuáles son estas notas? Espacio y Tiempo, así es, una distancia determinada a cubrir en el menor tiempo posible, sin más, correr por el puro placer de intentar hacerlo lo más rápido posible, sin premios, sin recompensas exteriores. Correr buscando el propio límite. Así de sencillo.

En Valencia se montó el “Challenger 2000” con potentes patrocinadores habituales del atletismo (Cárnicas Serrano y Valencia Ciudad del Running) enfrentaron sobre la distancia de 2000 metros a tres de los mejores fondistas del país que además entrenan juntos bajo las órdenes de Pepe Mareca en Zaragoza: Toni Abadía, Carlos Mayo y Chiki Pérez, si bien ninguno de ellos especialista puro en la prueba que habría de calificar de “medio fondo” no en vano los mejores marquistas tanto a nivel mundial como nacional provienen del 1.500: Hicham El Guerrouj ostenta el récord universal con 4.44.79 mientras el primado nacional es para José Manuel Abascal con 4.52.40. La prueba valenciana se la anotó Abadía con unos oficiosos 5.02.85, Mayo se fue a 5.05 y Chiki 5.19. Un buen test para el que dispusieron de dos liebres, Quiñones les pasó el 600 en 1.33 y Jiménez el 1200 en 3.04. Toni apretó de lo lindo en el segundo parcial (2.33, 2.29).

No sé si por mera casualidad o buscando el rebufo mediático de la prueba valenciana nuestro campeón de Europa Sub 23 Ignacio Fontes se enfrentó en el estadio de la Juventud a las cinco vueltas a la pista, eso sí, en solitario, marcando cada giro en 1.01 para terminar en unos interesantes 5.04, interesante marca máxime teniendo en cuenta que la hizo a piñón y sin ayudas. La grabación de la prueba está disponible en las redes sociales con flash subliminal al paso del 1.325 incluido.

Entre tanto en Barcelona se ha disputado la primera prueba popular traspandemia con la disputa de la Milla Urbana Sant Pau dentro de las instalaciones del hospital modernista donde sobre un circuito de 800 metros había que completar cinco giros sumándose los tiempos de las dos vueltas más rápidas de cada corredor que tomaban la salida por parejas con cinco segundos de diferencia. El ganador fue el “perico” Josep Díaz Carretero del Running Español con 5.02 seguido a tan solo un segundo por el olímpico Reyes Estévez. En chicas la victoria fue para Nerea Costal del CA Running con 5.48.

También por redes sociales hemos tenido conocimiento del test sobre 500 metros realizado por la cuatrocentista Laura Bueno que culminó en una gran marca de 1.13.00 a poco más de segundo y medio de su vigente record de España (1.11.33) y esto con sólo cuatro semanas de entrenamiento y tras un año y medio lesionada.

En cuanto a nuestros mejores atletas locales no son ajenos a estas iniciativas y el pasado jueves tomaron parte en el test colectivo del RUN RUN DATA sobre 1.000 y 3.000 metros en el Estadio de la Juventud de Granada. En la prueba corta con salida escalonada para evitar aglomeraciones Marcos Fernández Requena demostró que su progresión atlética no ha sufrido parón por el confinamiento y marcó un gran crono de 2.39 por detrás del mejor marquista del día el corredor del club organizador Pablo Cánovas (2.34), por su parte el Sub 18 Jesús Zamora Tortosa con 2.49 también dejó ver que el trabajo en estos meses de estado de alarma no ha parado y que está en la buena línea.

En cuanto a la prueba larga nuestro representante en el entreno especial fue José Antonio Ruiz Justicia que aun siendo especialista en pruebas de mayor kilometraje se marcó record personal al parar el crono en 9.22 y quedándose con ganas de más pues no en vano se metió doscientos metros extras. José fue el tercero de la serie buena que comandaron Esteban Milena del Universo Running con 8.55 y Cesareo Ceballos del Todo Suma con 8.57, ambos habituales okupas de los pódiums de las pruebas de fondo granadinas y que en esta ocasión colaboraron para mantener el ritmo por debajo de 3 minutos/kilómetro. La noche se cerró con dos series más sobre 3000 metros en función del momento atlético de los corredores que garantizaban que se cumplían escrupulosamente las medidas de distanciamiento social, entre las chicas se vivió un interesante duelo entre Anabel Martínez Carrión y Esther Hidalgo quien a pesar de asestar un drástico cambio final a falta de 200 metros echó de menos algo más de entreno para aguantar la postrera embestida de Anabel que calibró mejor las fuerzas y la pasó a tan solo 20 metros de la línea de meta. La serie intermedia se la adjudicó el corredor del Atletismo Albolote Jaime Gómez