«Paisajes sin figuras» por  Ángel Fernández

«Paisajes sin figuras» por Ángel Fernández

ATARFE ES EL CENTRO DE ESTE ARTICULO PUBLICADO EN ATARFE EN PAPEL DE IDEAL EN SU PAGINA 504

Nada es tan hermoso como el pasado y nada tan moldeable en el recuerdo como lo vivido, cuando se pretende recomponer parajes, calles, viviendas, imágenes de lo que ya no existe El ser humano en su afán de mañana deja pocas huellas de aquello que en ese momento no tiene importancia aunque también es cierto que nada es para siempre.

Pero hoy en un leve esfuerzo anacrónico, rescato nombres para dar forma a la indumentaria de un tiempo, ilusiones que mas tarde se trasformarían en otra realidad, alegrías perfiladas de juventud, nombres de unos lugares que formaron parte del paisaje, y otros que formaron parte de una vida, y sobre todo de la mía.

El terrizo, el mejor campo de fútbol de los años 60-70 y con diferencia. Las dos Eras donde jugó un efímero equipo atarfeño, denominado el Santana, cuya vestimenta era la señera. La Canterilla en invierno con los tenues rayos de sol, recibía las tardes de domingo, el carrusel deportivo de los pequeños y novedosos transistores, aunque algunos no eran tan pequeños ni novedosos.

El Campo de las Ranas ocupó su espacio de aventuras, aunque esa travesura te hiciera llegar a casa hecho un húngaro. El pilar de la Iglesia donde el agua ardía en verano. La placeta de los Peñones que nunca supe porque nos desafiábamos en un partido de fútbol cuando siempre ganaba el de la parte de arriba.

La noria Cervantes y sus fenomenales y feos tritones que pescábamos con anzuelos artesanos fabricados con alfileres, y que después de una buena pesca quien se atrevía a decir que eran feos. La acequia Gorda, la acequia del Matadero, la cerca de las Marquesas, el cortijo del Pirrangano,…Las madres del Rao repletas de botellas puestas a refrescar junto con sandias, melones y algún que otro“melón” dejándose la barriga en el fondo después de un lanzamiento de cabeza. El camino de San Fernando que nos llevaba al corralón de Marino. El cortijo del tío la Pipa y su ermitaña forma de vida, el cortijo el Tiznao.

Las tres hilas y su lagarto verde de medio metro que solo vimos en las estampas del chocolate Virgen de los Reyes. La haza de Pardales donde hubo mas perros ahorcados que olivos. La piscina de Pepe Vaca, los pavilos para encender los braseros,… Los letreros de servicio discrecional para que el tranvía parase. Los autobuses con cobrador; por favor, no tiren los billetes que como venga el revisor y no lo tengas te apean. Los rurales, la calle los Civiles, Don Onofre, Don Aurelio, la señorita Anita, Don Octavio, Don Jesús, la cantera los Piratas, la cueva Campos, la raja Santa, la tienda la Esquina que casi siempre estuvo en el centro.
Ave Maria Purísima, sin pecado concebida. Tres Padrenuestros y tres Aves Marías. Las fiestas de julio, la feria de septiembre, el cartucho de camarones, Artegran, la fábrica la Porla, las remolachas, los Jaldos,…Las vacaciones de verano, los cumpleaños, los días, los meses, la vida, crecemos y cambiamos de cuerpo, de ideas, de amigos, cambia el paisaje, cambian los cromos, pasamos del futbolín a la consola, del cine Benitez al video club, del niño la Julia al Corona, es simplemente ayer y hoy.

Me gusta lo vivido y también lo que me debe de quedar por vivir, todo cambiara pero vosotros pasajes y paisajes de Atarfe ¿seguiréis permaneciendo en la memoria? Nada es tan hermoso como el pasado y nada tan moldeable en el recuerdo como lo vivido, cuando
se pretende recomponer parajes, calles, viviendas, imágenes de lo que ya no existe El ser humano en su afán de mañana deja pocas huellas de aquello que en ese momento no tiene importancia aunque también es cierto que nada es para siempre.

Pero hoy en un leve esfuerzo anacrónico, rescato nombres para dar forma a la indumentaria de un tiempo, ilusiones que mas tarde se trasformarían en otra realidad, alegrías perfiladas de juventud, nombres de unos lugares que formaron parte del paisaje, y otros que formaron parte de una vida, y sobre todo de la mía.

FOTOPORTADA DE GACETILLA Y CURIOSIDADES ELVIRENSES