El Atarfeño Óscar Ramón Gutierrez diseñador del puente atirantado de la Segunda Circunvalación sobre el río Genil

El Atarfeño Óscar Ramón Gutierrez diseñador del puente atirantado de la Segunda Circunvalación sobre el río Genil

«El puente sobre el río Genil es singular porque no hay muchos con tres arcos» «Lo que marca el diseño de un puente es la resistencia, pero en este caso pensaba también en la gente que lo verá y lo recorrerá», dice el ingeniero atarfeño.

Óscar Ramón Ramos Gutiérrez es un granadino de cuarenta y cuatro años recién cumplidos que vive desde hace veinte allá por Santander. Granadino de Atarfe, para más señas. También es el diseñador del puente atirantado de la Segunda Circunvalación, la estructura más singular de una autovía que si las expectativas no fallan, entrará en funcionamiento en este 2020 después de catorce años de obras y una crisis de por medio. Licenciado en la Escuela de Caminos de Granada (1994-1999), su trayectoria profesional está avalada por innumerables estructuras tanto en España como el extranjero. Entre las más importantes, el puente de las Escaleritas en las Palmas de Gran Canaria, el del AVE en Antequera sobre la llanura del Guadalhorce, el de Temuco en Chile y el de Villamaría en Argentina. El de la Segunda Circunvalación tiene un valor muy especial para él. Está al lado de su casa familiar en Atarfe y encima de un río tan emblemático como el Genil. Ahora pasa unos días de vacaciones en Salobreña, su ‘rincón’ favorito de la provincia.

–¿Qué significa para un granadino participar en un proyecto tan importante y con tanta repercusión como la Segunda Circunvalación?

–Fue una ilusión grande cuando mi empresa, Apia XXI, consiguió ganar esta licitación del proyecto en 2006. Participar ha sido un privilegio y un orgullo en la medida en que una infraestructura de Granada, en la que ha intervenido mucha gente, cuenta con ingeniería de Granada y de Atarfe. Además, quien dirige todo es la Demarcación de Carreteras de Granada.

–Más allá del conocimiento riguroso de los datos que implica diseñar una estructura como ésta, supongo que la experiencia de conocer el terreno de primera mano le ayudaría en el momento de diseñar…

–Eso fue un aspecto importante. Teníamos la ilusión de hacer un puente especial porque ya conocíamos el terreno. Cuanto tuvimos el encargo de hacer este proyecto, nuestros ojos ya estaban puestos ahí. Sabíamos que teníamos que hacer el cruce sobre el Genil, sabíamos que es un río importante y sabíamos que demandaba una luz importante. Teníamos todo muy pensado. También respecto a los pasos superiores de los caminos que utiliza mucha gente para conectarse con Albolote o Atarfe, con los cortijos o con los regadíos. En esta autovía hemos cuidado mucho dos aspectos: esos pasos superiores, estructuras pequeñas pero elegantes, porque sabíamos que la Segunda Circunvalación tendrá mucho tráfico y estos caminos se verán mucho, y por supuesto el salto del Genil.

El puente destaca por su esbeltez y su elegancia.
El puente destaca por su esbeltez y su elegancia. / JORGE PASTOR

–¿Cuál serían, a grandes trazos, las líneas básicas de diseño del puente del Genil?

–El puente del Genil es singular. Primero porque es muy ancho. Está previsto para tener tres carriles en cada sentido. No son dos puentes separados, sino uno único para toda la autovía. En total, treinta y cuatro metros de anchura. No es habitual. Segundo, la gran distancia que hay entre apoyos porque tiene que salvar el Genil. Y además, queríamos que tuviese poco canto para no tener que subir mucho la carretera. Con esos tres conceptos, desarrollamos esta estructura con tres arcos. Es singular, novedosa, no hay muchos puentes en el mundo con tres arcos. Normalmente se resuelven con un único central o con dos. Con tres aporta una sensación espacial muy interesante gracias a tener también los arcos laterales un poco inclinados.

–¿Hay algo de emocional en el diseño de un puente?

–Sí que lo hay. Evidentemente, lo que marca el diseño de un puente es la resistencia. Tiene que resistir y ser duradero. Pero en este caso, cuando diseñaba, pensaba en la gente que lo verá y lo recorrerá. Y por lo tanto, esa emoción de poner en contexto el lugar con Granada al fondo y con Sierra Elvira y la ermita de los Tres Juanes al otro fondo, estuvieron en mi mente.

«Es un puente esbelto con las dimensiones muy ajustadas;no le sobra nada»

–¿Ha sido técnicamente complejo?

–Sí lo ha sido porque es un puente que tiene todas las dimensiones muy ajustadas. No le sobra nada. Pretendimos hacer una estructura esbelta. Ha sido técnicamente complejo el diseño y la construcción. La contratista ha tenido que luchar contra esa complejidad y lo han resuelto de una manera formidable.

–¿Qué ha sido lo más difícil?

–Sin duda, el estar trabajando sobre un río. Cuando hay tormenta el Genil lleva mucha agua.

«Para mí, el puente más hermoso del mundo es el Golden Gate de San Francisco»

–Qué bonito y qué metafórico esto de tender puentes y unir las dos orillas de un río o de tantas cosas en la vida ¿no?

–Del Papa se dice que es el sumo pontífice porque hace de puente entre esta realidad y la realidad trascendente. Hablábamos de las emociones. La emoción de alcanzar el final de valle es enorme. Y en el caso de una ciudad, el conectar dos orillas o dos barrios, es maravilloso. El hacer que la gente vaya de un sitio para otro es importante y satisfactorio.El puente como metáfora de unir es otra de las motivaciones para los que nos dedicamos a las infraestructuras. No sólo por pensar dónde estamos, sino a dónde podemos llegar.

El puente tiene treinta y cuatro metros de anchura.
El puente tiene treinta y cuatro metros de anchura. / JORGE PASTOR

–¿Cuál es el puente más bonito del mundo?

–Yo te diría que el Golden Gate de San Francisco. Lo he recorrido andando y en bici, y es una maravilla. Por su color, por su luz, por lo que tiene de simbólico como puerta de entrada y porque es un puente colgante increíble.

–¿Y de Granada?

–Yo me quedaría con el medieval del Genil, en el Violón, el que se conoce popularmente en Granada como el Puente Romano, aunque realmente data del siglo XII y fue rehabilitado posteriormente, en el XV.

–¿Cuál es el puente que le queda por hacer?

–No suelo soñar mucho con lo que me queda por hacer. Estoy muy centrado en el día a día. Pero sí que me encantaría participar en alguno colgante estilo el del Golden Gate.

 

https://www.ideal.es/granada/puente-sobre-genil-20200825002028-nt.html
 
FOTO :Óscar Ramón Ramos posa en el puente que sortea el río Genil en el trazado de la Segunda Circunvalación, diseñado por él. / JORGE PASTOR