El curso comienza con normalidad salvo en dos centros por el positivo de dos docentes

El curso comienza con normalidad salvo en dos centros por el positivo de dos docentes

Se trata del CEIP Nuestra Señora del Amparo de Darro y el CPR El Pinar en Pinos del Valle

Unos 82.000 escolares de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial han comenzado este jueves las clases en los centros públicos, concertados y privados de la provincia de Granada, donde el curso ha comenzado con normalidad salvo en dos colegios de Darro y El Pinar, donde se ha aplazado la actividad presencial hasta que lo determine la autoridad sanitaria por el positivo de sendos docentes.

Se trata del CEIP Nuestra Señora del Amparo de Darro y el CPR El Pinar en Pinos del Valle, donde se han activado los protocolos Covid-19 antes de iniciar la actividad y se ha aplazado la incorporación del personal y el alumnado al centro, según ha informado la Junta de Andalucía.

En ambos casos se ha establecido una cuarentena de 15 días a la espera de otras pruebas PCR que confirmen el negativo. Aunque la actividad docente presencial no será posible en este tiempo, desde el Gobierno andaluz matizan que sí la habrá de forma telemática con la fórmula que los centros estimen oportuna.

En Darro, de unos mil habitantes, el alcalde, Manuel Blas Gómez, ha precisado a Europa Press que el inicio de curso se retrasa al estar pendiente de las PCR que tienen que pasar los docentes del claustro, tras el positivo de una profesora con la que estuvieron en contacto y que dio positivo en los test serológicos la semana pasada, la cual también estará en cuarentena hasta que dé negativo en la prueba. Mientras tanto el Ayuntamiento proseguirá con las tareas de limpieza y desinfección de este centro.

En El Pinar, de también unos mil habitantes, los profesores en cuarentena también trabajan en las últimas horas para que este retraso en las clases presenciales se vea compensado con actividades ‘online’ con los alumnos, según han indicado fuentes municipales.

AUSENCIAS «MÍNIMAS»
En general, la Junta ha informado de que el curso ha empezado con normalidad en el conjunto de la provincia, «las incidencias están bajo control y son habituales en cualquier inicio, con la particularidad de este año marcado por la pandemia, que han llevado a la activación de los protocolos Covid-19» en estos dos centros educativos.

La Junta asegura que, de los 82.000 alumnos que debían comenzar este jueves las clases, las ausencias han sido «mínimas» y el 99 por ciento de los docentes ha acudido a su puesto de trabajo.

En la capital granadina, fuentes de la Policía Local han señalado a Europa Press que todos los colegios han abierto con normalidad, y «de forma escalonada», sin incidencias reseñables.

El Ayuntamiento, como estaba previsto, abrió, para agilizar la movilidad, los carriles restringidos de los ejes de Doctor Severo Ochoa y de Paseo de Cartuja, entre las 7,00 horas y las 9,00 horas, y, en sentido descendente, de 13,30 a 15,00 horas.

En Loja, sus nueve colegios, cinco en el casco urbano y cuatro en sus núcleos rurales, han abierto sus puertas pese a la petición del Ayuntamiento para retrasar el inicio de curso, en el marco de las medidas que ha implementado frente al aumento de casos de coronavirus en los últimos días.

Según ha señalado a Europa Press su alcalde, Joaquín Camacho, que ha visitado los colegios este jueves, con 13 edificios en los distintos núcleos del municipio, de unos 20.000 habitantes, el curso ha comenzado «sin incidencias», con «todo controlado», y, sobre todo, ha recalcado, «mucha seguridad».

Loja inició este pasado martes el periodo de medio mes en que las actividades municipales estarán suspendidas para frenar la pandemia de covid-19, tras detectarse al menos 43 contagios en 14 días hasta este pasado viernes, a los que se sumaron otros 20 aproximadamente de este último fin de semana.

MENSAJE DE TRANQUILIDAD
Así las cosas, en torno a 82.000 escolares de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial han comenzado las clases en los centros docentes públicos, concertados y privados de la provincia de Granada con 6.687 maestros encargados de su educación.

El resto de los estudiantes de enseñanzas no universitarias (Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos, Formación Profesional Básica, Educación Permanente de Adultos, Artísticas elementales y profesionales e Idiomas) iniciarán las clases el 15 de septiembre, a excepción del alumnado de enseñanzas artísticas superiores, que se incorporarán el próximo 20 de este mes.

Con motivo del comienzo de curso, la delegada provincial de Educación y Deporte, Ana Berrocal, ha enviado un mensaje de tranquilidad y de seguridad a la comunidad educativa.

«Estamos preparados para empezar el curso con normalidad», ha dicho, y ha solicitado la colaboración de todos «en la construcción de esta nueva realidad educativa que nos ha tocado vivir».

Junto a ello ha manifestado «mucha ilusión» en la vuelta al colegio de los más pequeños que van a «continuar con su proceso educativo y con la necesaria socialización que tanto ansían».

En su conjunto, Andalucía cuenta con un total de 1.830.371 estudiantes, 134.325 docentes y 7.099 centros, tanto públicos como concertados y privados. De este total, 1.405.981 alumnos estudian en alguno de los 4.568 centros públicos y son atendidos por una plantilla docente pública integrada por alrededor de 108.000 maestros y profesores, 5.500 más que en el curso anterior. Además, este curso hay una bajada demográfica que se agudiza en Infantil y Primaria con unos 22.000 alumnos menos.

La Junta informa en un comunicado de que el nuevo curso 2020/21 escolar viene marcado por el aumento de los recursos gracias a una inyección presupuestaria de más de 600 millones adicionales (7.200 millones de euros récord en la historia de la Consejería), que permite la contratación de más de 8.000 profesionales de la enseñanza, de ellos 6.400 docentes y 1.600 personas destinadas a la limpieza de los centros así como implementar todas las medidas de prevención para que los colegios e institutos sean entornos seguros, siguiendo las recomendaciones sanitarias como consecuencia del Covid-19.