Educación: cómo reparar los destrozos (PARTE 4)

Educación: cómo reparar los destrozos (PARTE 4)

La escuela pública, hoy maltrecha por los efectos de la pandemia, sufre la falta de recursos por los recortes, el abandono escolar y la brecha digital. ¿Qué se puede hacer para salvar uno de los grandes pilares del Estado de bienestar? Con este especial, EL PAÍS inicia una serie sobre las medidas necesarias para reactivar el Estado de bienestar

4. Digitalización y modernización

La pandemia ha mostrado una realidad convertida en problema. El 14% de los alumnos carecía de los recursos informáticos necesarios para seguir aprendiendo a distancia. La pandemia desencadenó una cuarentena estricta en España que cerró todos los centros educativos del país y sometió a los alumnos a una educación a distancia que no todos pudieron seguir. Había niños sin conexión ni capacidad de uso y dominio del entorno digital.

El Ministerio de Educación y las comunidades tienen comprometida la compra de 500.000 tabletas y ordenadores para alumnos vulnerables. Pero la profesora Elena Martín advierte de que quizá se está poniendo todo el énfasis “en la brecha de acceso, repartiendo dispositivos”, pero se están dejando de lado cuestiones muy importantes pero “más difíciles de resolver porque tienen que ver con el capital cultural de determinadas familias, que les dificulta apoyar a sus hijos”.

En el colegio público Doctor Jiménez Rueda de Atarfe, en Granada, están preparando junto a la asociación de padres y madres un cursillo básico que ayude a las familias que lo necesitan, por ejemplo, “a abrir un correo electrónico”, explica Juan Alcaide, coordinador de Tecnología y jefe de estudios del centro, especializado en educación compensatoria. “Algunos de ellos no son conscientes de que tiene una dirección de correo o les da miedo usar el ordenador porque nunca lo han hecho”, añade. Entre sus alumnos, muchos proceden de familias muy humildes, sin ordenador, y algunas de las cuales solo tienen un móvil para toda la casa con un límite mensual para uso de datos muy tasado.