15 mujeres filósofas para estudiar en el aula

15 mujeres filósofas para estudiar en el aula

Estas mujeres plantearon una nueva visión del mundo y tuvieron un papel muy importante en la historia de la Filosofía.

¿Cuántas mujeres protagonizan la clase de Filosofía y sirven de modelo para las nuevas generaciones? Os proponemos 15 mujeres filósofas imprescindibles para entender el pensamiento filosófico que ha llegado hasta nuestra época.

Simone Weil (1909-1943)

Simone Weil

A lo largo de su vida, su ideología pasó de pacifista radical hasta evolucionar a sindicalista revolucionaria. De origen francés, estudió en la Escuela Normal Superior junto a Simone de Beauvoir y escribió obras sobre el rol de la mujer trabajadora, la religión y poemas místicos. En una de sus obras póstumas, ‘Ensayos sobre la condición obrera’, se incluyeron cartas y un diario sobre su vida trabajando en una fábrica, en las que reflexionaba acerca de su posición como mujer obrera.

Philippa Foot (1920-2010)

Philippa Foot

Esta británica es considerada la fundadora de la ética de las virtudes contemporánea, corriente creada originalmente por Platón. Estudió Filosofía, Política y Economía en Reino Unido y es conocida gracias a una de sus obras, ‘Natural Beliefs’, en la que analizó el dilema del tranvía: si el tranvía va en una dirección, matará a una persona. Si va en otra, a varias. ¿Cuál debería elegir el conductor? Esta pregunta generó un debate entre las diferentes corrientes filosóficas de la época. Gracias a su crítica del no cognitivismo, muchos filósofos de todo el mundo tomaron sus ideas para desarrollarlas.

Carol Gilligan (1936)

Carol Gilligan

Su obra más popular es ‘In a different voice’ (‘En una voz diferente’): un análisis de las diferencias entre los roles morales de género de niños y niñas. Es una de las influencias del feminismo pacifista que se centra en la acción no violenta, pese a ser criticada por ‘romantizar’ su obra debido a la falta de poder que le otorga a la mujer en su doctrina.

 

Ayn Rand (1905-1982)

Ayn Rand

Nacida en San Petersburgo, es conocida por sus obras filosóficas y de ficción. El objetivismo, que fue uno de los modelos que defendió, exponía la idea de que cada individuo debe elegir los valores con los que razonar y cómo conseguirlos. También se apoyaba en el egoísmo racional y en el liberalismo económico, mientras rechazaba el socialismo y el altruismo porque, según ella, estas doctrinas no permiten a las personas elegir cómo vivir.

Edith Stein (1891-1942)

Edith Stein

Esta religiosa carmelita vivió en territorio polaco durante la Alemania Nazi. De procedencia judía (aunque toda su vida giró en torno a la Iglesia Católica y en algunos momentos llegó a declararse atea), murió asesinada en el campo de exterminio nazi de Auschwitz. Fue profesora en la Universidad de Breslavia y en su tesis sostenía que el ser humano tiene un problema de empatía y conciencia.

María Zambrano (1904-1991)

mujeres filósofas María Zambrano

La primera de la lista es esta pensadora, filósofa y ensayista española cuya extensa obra, entre el compromiso cívico y el pensamiento poético, no fue reconocida en España hasta el último cuarto del siglo XX. Después de un largo exilio, y siendo ya anciana, recibió los dos máximos galardones literarios concedidos en España: el Premio Príncipe de Asturias en 1981 y el Premio Cervantes en 1988.

Hiparquía (360-280 a.e.c)

Hiparquía mujeres filósofas

Hiparquía de Maronea militaba en la peculiar escuela cínica fundada por Antístenes. Fue autora de tres libros y consiguió colarse en las reuniones y banquetes que organizaban los filósofos del siglo, aunque más de uno no viera con buenos ojos su presencia. Cuando murió, hicieron una fiesta en su honor desde la escuela en el pórtico de Atenas y declararon esa fecha como el día de la incorporación de la mujer al mundo la filosofía cínica.

Olympe de Gouges (1748- 1793)

Olympe de Gouges mujeres filósofas

Siglos después de Hiàrquía, seguía en tablas la lucha contra de la mujer por lograr los mismos derechos que los hombres. Olympe de Gouges fue el pseudónimo utilizado por Marie Gouze, escritora, dramaturga, panfletista y filósofa política francesa. Como otras feministas de su época, la autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana (1791) fue abolicionista y murió en la guillotina por defender a  los Girondinos.

Simone de Beauvoir (1908-1986)

Simone de Beauvoir mujeres filósofas

Esta escritora, profesora y filósofa francesa fue una firme defensora de los derechos humanos y de la mujer.​ Sus novelas, ensayos, biografías y monográficos se enmarcan en la corriente filosófica del existencialismo​ y su obra ‘El segundo sexo’, se considera fundamental en la historia del feminismo.

Sophie de Grouchy (1764-1822)

Sophie de Grouchy mujeres filósofas

Esta intelectual del siglo XVIII asistía a escondidas a las clases que recibía su hermano pequeño y así aprendió a hablar varias lenguas. Organizaba tertulias filosóficas en las que se reunían  eruditos como D’Alembert, Adam Smith, Thomas Jefferson e incluso Olympe de Gouges.Tras el final de El Terror jacobino, volvió a retomar su carrera literaria y en 1798 publicó su obra más famosa: ‘Lettres sur la Sympathie’, que acompañó a su traducción al francés de la ‘Teoría de los sentimientos morales’ de Adam Smith.

Harriet Taylor Mill (1807-1858)

Harriet Taylor Mill mujeres filósofas

Filósofa inglesa del feminismo y luchadora por los Derechos Humanos, se educó en una casa devota del unitarismo y con 19 años se casó con John Taylor. Tras su muerte, en 1852 se volvió a casar con el filósofo del utilitarismo John Stuart Mill, en quien ejerció una influencia con sus ideas feministas. Durante su vida escribió varios ensayos pero pocos llegaron a publicarse en vida: su obra sigue el deseo de establecer la igualdad definitiva entre hombre y mujer en educación, matrimonio y ante la ley, destaca ‘La emancipación de las mujeres’.

Lou Andreas-Salomé (1861-1937)

Lou Andreas-Salomé mujeres filósofas

Una de las primeras mujeres filósofas que entró en la universidad de Zurich (Suiza). Fue admirada por Nietzsche, Paul Rée y Rilke. Freud dijo de ella que era una mujer «de peligrosa inteligencia». Gracias a esta última amistad se interesó por el psicoanálisis y consiguió ser una de las pocas mujeres aceptadas en el círculo psicoanalítico de Viena.

Mary Wollstonecraft (1759-1797)

mary wollstonecraft mujeres filósofas

Una de las grandiosas figuras del mundo moderno, escribió novelas, cuentos, ensayos, tratados, un relato de viaje y un libro de literatura infantil. En su obra ‘Vindicación de los derechos de la mujer’ (1792) argumenta que las mujeres no son por naturaleza inferiores al hombre, sino que parecen serlo porque no reciben la misma educación. La autora creó en sus obras un orden social basado en la razón y, precisamente, con esta obra estableció las bases del feminismo moderno y la convirtió en una de las mujeres filósofas más populares de Europa de la época.

Hannah Arendt (1906-1975)

Hannah Arendt mujeres filósofas

Filósofa y teórica política alemana, fue una de las personalidades más influyentes del siglo XX. Trabajó como periodista y maestra de escuela superior y publicó obras importantes sobre filosofía política, aunque rechazaba ser clasificada como tal, donde defendía el concepto de pluralismo en la política. Fruto de estos pensamientos se situaba de forma crítica frente a la democracia representativa y prefería un sistema de consejos o formas de democracia directa.

Christine de Pizan (1364-1430)

christine de pizan mujeres filósofas

Se la conoce como la primera escritora profesional de la Historia, además de ser filósofa y poeta humanista. Su obra ‘La ciudad de las damas’ (1405), se sitúa en el inicio de la llamada querella de las mujeres, un debate literario surgido en torno a la situación de las mujeres y su defensa frente a la situación de subordinación que marcaba la época. Además, sus poemas se organizan en colecciones con una trama narrativa extraída de su experiencia personal. Gran parte de su trabajo contenía información biográfica detallada, algo inusual en esa época y sus primeros poemas y baladas de amores perdidos transmitían la tristeza de su prematura viudez.