«VALENTÍA MARATÓN.» por Manuel Jiménez

«VALENTÍA MARATÓN.» por Manuel Jiménez

Siempre se ha dicho que correr es de cobardes pero diariamente tenemos ejemplos de que este axioma es falso y sin duda este domingo hemos tenido un claro ejemplo que más bien el axioma es al revés, correr es de valientes.

Valencia ha celebrado la disputa de la 40º edición de su Maratón si bien en esta ocasión y debido a las exigencias sanitarias sólo han podido participar los atletas élites. Se ha unificado la media y el maratón por razones logísticas en lo que serán las mejores pruebas de medio maratón y maratón disputados este atípico ejercicio.

Los primeros valientes han sido los organizadores de la prueba pues mientras se sucedían las cancelaciones de eventos atléticos de ruta en todo el mundo apostaron por sacar sus pruebas a cualquier precio y el precio ha sido 5,3 millones de euros de los que 4,6 los pone la Fundación Trinidad Alfonso de Juan Roig dueño de Mercadona y el resto de patrocinadores mientras la aportación pública se ciñe a los 100.000 € que aporta el ayuntamiento de la capital del Turia. Gran parte del presupuesto va destinado a premios: por ganar el maratón bajando de 2h05/2h20.30 se entregan 75.000 € al primero y hasta 2.000 € al 12º. Si la marca es inferior a 2h06/2h22 los premios se reducen desde 50.000 a 1.500 € y si no se consigue bajar de estos límites los premios irían de 35.000 a 1.000 €. Los records del mundo (2.01.39/2.14.04) se pagan con 250.000 €.

Por su parte la media maratón entrega 70.000 € a quien bata el record del mundo (58.01/1h04.31) con 30.000 € adicionales si la marca fuera inferior a 58/1h04. El récord de España (59.52/1h09.51) se pagaba a 3000 €. En cuanto a los ganadores, el premio está entre los 14.000€ (más de 60 y de 67 minutos) y 35.000€ (menos de 58:45 y 65:30), con dinero para repartir hasta el 10º puesto (entre 600 y 1.500€). Valientes han sido también los atletas participantes pues en general no han especulado nada y han salido a morir desde el primer metro con la sana intención de que sobrara poca “bolsa” económica y a fe que lo han conseguido.

Se inició la mañana con la salida (8 horas) del medio maratón con tan solo 31 participantes (21/10) de ellos 11 españoles (8/3). Que salieron a batir el actual record mundial (58.01 Kanworor) se vio al ver el crono al paso por el primer mil (2.35) y así siguieron tragándose kilómetros a ritmos por debajo del actual record situación que se mantuvo durante todo el recorrido hasta el punto que los cuatro primeros clasificados terminaron la prueba por debajo de los 58 minutos encabezados por el keniano Kibiwott Kandie. Que este señor es un valiente nos lo muestra el hecho de que lleva dos años practicando atletismo lo cual ya vemos que no es óbice para salir como un cohete y a ver qué pasa. Las chicas también salieron escopeteadas si bien ausencias de última hora impidieron contar con suficientes atletas que atentaran contra el actual record, aun así la ganadora Genzebe Dibaba demostró su valentía pues siendo debutante en la distancia salió a darlo todo concluyendo en 1h.05.18 y dando un gran espectáculo como los que nos tenía acostumbrados en el anillo.

Entre los españoles no faltaron los valientes, otro debutante, Carlos Mayo, mostró su osadía al seguir la estela del a priori favorito para sobrepasarlo a mitad de la prueba e incrementar el ritmo paulatinamente hasta acariciar bajar de la hora (1.00.06) segunda mejor marca de la historia. Las chicas se quedaron bastante lejos de acariciar el record aun así consiguieron grandes registros con la primera posición para María José Pérez en 1h.12.57.

En cuanto al maratón batir el record del mundo se antojaba imposible sin contar en la línea de salida con Kipchoge, Bekele o Chepteguei aun así el elenco de participantes (134 corredores: 87/47) auguraba la consecución de grandes registros y como estamos entre valientes así ocurrió, el primer clasificado Evans Chebet de Kenia ultimó en 2h03.00, tercera mejor marca histórica de siempre, el segundo clasificado L. Cherono 2.03.04 y el tercero Legese 2h.03.16 dieron lustre al evento igual que el hecho de que los 4 primeros bajaran de 2h04, 6 de 2h05 y hasta 11 de 2h06.

La primera mujer, Peres Jepchirchir gana con 2h17.16, nuevo record de la prueba, siendo segunda J. Jepkosgei 2h18.40 y la tercera H. Johannes 2.19.52 con tres mujeres más por debajo de las 2h20.

A nivel nacional más valientes en liza, con marcas muy alejadas del hasta hoy record nacional (2h.06.52) hasta tres atletas siguieron a las liebres que los llevaban por debajo de este tope, al final el veterano Ayad Lamdassem fue quien mejor aguantó el ritmo para batir el tope hispano con 2h.06.35. El ceutí Hamid Ben Daoud con 2.07.03 se mete tercero histórico e incluso Dani Mateo que se rezagó del ritmo del record sobre el K30 llegó a meta en unos interesantes 2h.08.22 batiendo su marca en casi dos minutos. Otros dos atletas bajaron de las 2h10, Yago Rojo en su debut 2.09.56, ya me dirán si no es de valientes salir a este ritmo cuando no se conoce el “muro”.

Terminamos con otra valiente que partiendo con un registro personal que distaba más de dos minutos del actual record nacional (2h26.51) se lanzó tras su liebre a ritmos sub actual record y se mantuvo “on fire” hasta pasado los 30K y aun perdiendo algo de fuelle en los kilómetros finales supo aguantar el tirón para terminar con unos enormes 2h27.08, casi dos minutos menos que su anterior tope. Valientes también fueron Elena Loyo que con 2h28.25 deja muy atrás sus anteriores 2h30.57 o Gema Barrachina que con 2h30.12 destroza sus anteriores 2h.33.29

Así como todos los valientes los de hoy también tienen su amuleto que les da coraje, protección y resistencia siendo curioso que todos coinciden en tal objeto que no es otro que las zapatillas con placa de carbono (Next, Alphafly, Pro,…) sin las que seguro que muchas de estas gestas serían bastantes más difíciles de conseguir.