Érase una vez… un cuento políticamente correcto

Érase una vez… un cuento políticamente correcto

Juanjo Millás reflexiona sobre los cuentos que nos moldean. Y no es una metáfora política… ¿O sí?

Si les contara a mis sobrinos alguno de los cuentos que me contaba mi abuela probablemente les causaría un trauma. La historia de Santa Teresita matando a un rey moro, su padre para más inri, con un cuchillito de pelar patatas está muy alejada de cualquiera de los edulcorados cuentos de Disney. En una versión más actual Teresa (sin paternalismos) es laica y activista y, a través del diálogo, convence a su padre, musulmán, para que no se meta en negocios dudosos.

Antonio Rodríguez Almodóvar es escritor y especialista en cuentos de tradición oral. “Los cuentos transmiten valores muy básicos de la realidad. Durante muchos años constituyeron la base formativa de muchas generaciones Y en España la tradición es cristianizarlos” La pregunta es si los niños saben interpretarlos o cómo tienen que evolucionar y actualizarse, en fondo y forma, para que los niños ahora lo entiendan. Los cuentos narran una cosa y se refieren a otra. El niño no es un futuro adulto, es solo un niño al igual que un capullo no es una futura mariposa.

La obra de Gabriel García Márquez, adaptada a la radio por Pablo Remón y dirigida por Ana Alonso, contará con las interpretaciones de José Sacristán, Susi Sánchez, Ricardo Gómez, Greta Fernández y Juan Diego Botto, entre otros

No hay sociedad sin mitos, dice Millás. Nos llegan adulterados por una interpretación burguesa, según Antonio. Los creamos desde muy pequeños. Parecen muy diferentes según el país en el que nacen, pero tienen muchas cosas en común. Vladimir Propp hizo un estudio profundo de los cuentos de su país, de Rusia, y lo publicó bajo el título “Morfología del cuento”. Concluyó que la estructura narrativa de todos los cuentos es muy similar y los arquetipos casi siempre los mismos

  • Alguien se va de casa. Ya sea la madre de Marco o el padre de la Cenicienta
  • Una prohibición o una orden.
  • A continuación, el personaje desobedece y se salta la orden
  • Hay un villano que se informa sobre su víctima
  • Por supuesto el malo intenta engañar a la víctima
  • Y acaba cometiendo un delito: roba, rapta a alguien, etc.
  • Aparece el héroe que se somete a alguna prueba
  • Si pasa la prueba consigue algún objeto mágico
  • El héroe y el villano se enfrentan y gana el primero que repara el daño inicial

Y colorín colorado este cuento tendrá segunda parte, no comieron perdices porque son vegetarianos. Y al malo no le dan con el plato en las narices, se contrata a un mediador familiar.

Paqui Ramos

https://cadenaser.com/programa/2020/12/20/a_vivir_que_son_dos_dias/1608456558_773157.html