ATARFE: LOS CENTROS ESCOLARES ESTÁN SEGUROS Y SON APTOS PARA LA ACTIVIDAD DOCENTE

ATARFE: LOS CENTROS ESCOLARES ESTÁN SEGUROS Y SON APTOS PARA LA ACTIVIDAD DOCENTE

Los Técnicos Municipales han evaluado durante todo el día los daños ocasionados por el terremoto en los Centros Educativos de nuestro pueblo.

Tras finalizar los trabajos de campo a las 20:30, han emitido con urgencia el informe que os trasladamos, en el cual se comunica que los desperfectos producidos son compatibles con la realización de la actividad docente y que se cumplen todas las medidas de seguridad. Se ha trasladado esta información a los Equipos Directivos de nuestros Centros Educativos y mañana continuarán su actividad con normalidad. Igualmente, el personal de Obras y Servicios del Ayuntamiento ha trabajado durante el fin de semana para acondicionar nuestros Colegios.

Con fecha 23 de enero de 2021, a las 12:15 hora local se produjo un terremoto de magnitud 4.4 con epicentro o localización en el vecino municipio de Santa Fé, manifestándose con intensidad V-VI en el municipio de Atarfe.

El temblor ha ocasionado diferentes daños en los edificios docentes del municipio figurando en el expediente informe identificando o relacionando los mismos acompañado de reportaje fotográfico de los siguientes centros:
– CEIP Atalaya
– CEIP Jiménez Rueda
– CEIP Fernando de los Rios
– CEIP Clara Campoamor
– CEIP Medina Elvira
– Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia

 INFORME  

Siendo las 13:30 horas los técnicos que suscriben han realizado visita de  inspección a todos los centros y en el orden relacionado en el encabezado de este documento; finalizando a las 19:15 horas del días 24 de enero de 2021.

Las visitas de inspección se han realizado acompañados de miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Atarfe y personal de los propios centros y/o conserjes que han ayudado a identificar los daños sufridos en cada uno de ellos y la mayor parte ya relacionados en los correspondientes informes emitidos por la dirección.

Todos los centros educativos visitados son representativos de las tipologías propias para este uso del último tercio del siglo XX; en los que cuerpo o volumen principal se ejecuta con una planta en forma de H y planta baja más una o dos plantas en algún caso, en donde las alturas libres superan los 2,70 metros. La estructura es de hormigón armado, de pórticos perpendiculares a fachadas longitudinales con luces entre 4,5 y 6,5 metros. Cubierta plana en los centros más recientes y módulos de cubierta inclinada de teja en los centros más antiguos.

Existe normalmente una distribución del edificio simétrica y regular; no obstante existe diferencia de rigidez entre las plantas como
consecuencia de porche diáfanos en planta baja y vestíbulos a doble y triple altura en la entrada de los centros. Todos los edificios poseen juntas de dilatación estructurales.

Algunos poseen como edificio anexo un pabellón de deportes que se ejecuta con estructura metálica para salvar mayores luces.
 

Examinados los daños en los edificios relacionados afectados por el terremoto que nos ha ido mostrando el personal dependiente del centro todos están relacionados con elementos NO ESTRUCTURALES, como el colapso de algún tabique, la caída de falsos techos y el desprendimientos de revestimientos (azulejos en su mayor parte). 

Todas las patologías y sintomatologías apreciadas responden a la unión de diferentes elementos con solución constructiva distinta o bien encuentros entre el sistema estructural y los cerramientos exteriores o divisiones interiores, que tienen diferente comportamiento frente al sismo, siendo el punto, línea o plano de contacto donde se han materializado en general pequeñas fisuras.

También se han mostrado fisuras con algún pequeño desprendimiento en las juntas estructurales, donde la ejecución no era del todo correcta y existen diferentes materiales conectando de forma débil los encuentros; y al tener diferente oscilación un cuerpo o volumen del otro se materializa la rotura en estas líneas. Por tanto, al apreciar que los daños y efectos corresponden efectivamente con los habituales de un grado VI-VII, en el que caen objetos, aparecen grietas y fisuras en el enlucido y caen trozos, incluso algunas fisuras en paredes y
derrumbe de alguna chimenea; se puede afirmar que no se han apreciado lesiones algunas en los elementos estructurales examinados; y por tanto no está comprometida la seguridad y estabilidad de los centros para que puedan seguir desarrollando su actividad docente.

Todo ello sin perjuicio de la adopción de algunas medidas como la comprobación de que no existan pequeños elementos de los revestimientos interiores que puedan verse desprendidos con las réplicas que se están sucediendo; y el acordonamiento de las celosías de las escaleras en el CEIP Atalaya o el pabellón deportivo del CEIP Jiménez Rueda.

Es todo cuantos los técnicos que suscriben tienen que informar.
Atarfe, con fecha al margen
DOCUMENTO FIRMADO ELECTRONICAMENTE