Pedro Morenés, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá ¿donde está la transparencia?

Pedro Morenés, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá ¿donde está la transparencia?

Los ministros, Morenés, Catalá, García Tejerina, García Margallo que se van sin que sepamos cuánto tenían cuando llegaron y cuánto tienen cuando se van

Se trata de todos aquellos ministros que no son al tiempo diputados. Porque puede resultar paradójico, pero en España los parlamentarios están obligados a hacer declaración de actividades y de bienes y rentas.., pública. Y ésta es la palabra clave: pública. Porque los Altos Cargos de la Administración, incluidos los ministros, también hacen esta declaración obligatoriamente. Pero estas declaraciones son explícitamente consideradas secretas. Sería ilegal y perseguible publicarlas, aunque pueda parecer mentira.

El Portal de la Transparencia.., un agujero negro
Esto a pesar del Portal de la Transparencia inaugurado a bombo y platillo. Esto a pesar de que este Gobierno, en especial a través de su vicepresidenta, presume continuamente de ser el más abierto en la historia de la democracia.

Curiosamente varios de esos ministros que no son diputados, provienen además de industrias con grandes intereses en las decisiones económicas que toman desde sus carteras. Lo que en Estados Unidos se llamaría, ministros de los ‘lobbys’. Hablamos, por ejemplo, de Pedro Morenés, ministro de Defensa, de Rafael Catalá, ministro de Justicia, de Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, de José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores…

Morenés y los negocios de las armas
Tomemos un ejemplo para que veamos qué podemos saber de estos personajes. El ministro de Defensa, Morenés. Es conocido que llegó al ministerio apoyado por el sector en el que trabajaba, el de la fabricación de armas. En estas últimas semanas se ha conocido que el Grupo Segur, para el que trabajaba el ministro antes de serlo, ha sido afortunado con casi 40 millones de euros con adjudicaciones del Gobierno. La compra de drones por parte de Defensa y su coste, también han ocupado el interés informativo estas semanas últimas.., incluso han llegado al Parlamento Europeo… Son dos ejemplos.

Y sin embargo, Pedro Morenés habrá llegado al Gobierno y se habrá ido de él sin que los ciudadanos supiéramos nada, ni vayamos a saber nada, sobre sus ingresos o sus posesiones, sus cuentas… Porque prueben a buscar en el tan ‘vendido’ portal de la transparencia de Moncloa.

Encontrarán que si ponen su nombre en el buscador interno de la página tan sólo les lleva a su currículo. Lógicamente, el oficial. Uno que exige muchas ganas de buscar para descubrir su relación con el mundo de la fabricación de armamento. De su situación económica, nada. Cero.

Catalá descubrirá sus cartas si sale diputado
No deja de ser irónico que en el caso de los demás vayamos a saber a partir de enero, y sólo porque pasarán a ser diputados.

Porque en el caso del actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, la situación no es diferente. Acudan de nuevo al portal de la transparencia. No otra cosa que su currículo (el más favorable imaginable) van a encontrar. Un currículo por el que sabrán que durante los seis años anteriores a tener cargo oficial, fue Secretario General y del Consejo de Administración de Codere S.A. ¿Y? Sólo si se toman las molestias verán que eso es lo mismo que decir un ‘capo’ del mundo del juego, porque Codere, como contamos en su momento en ELPLURAL.COM, es una empresa con 140 salones de bingo, 160 salas de apuestas, tres hipódromos y siete casinos no sólo en España, sino en ocho diferentes países.

Datos que explican que el sector del juego en una revista especializada editorializara diciendo que Catalá “impedirá cualquier gilipollez sobre el sector en el Consejo de Ministros”.

Eso sí, queda como consuelo, si consigue salir como ‘candidato cunero’ del PP por Cuenca, que en unas semanas sepamos del diputado Rafael Catalá, lo que no supimos del ministro Rafael Catalá.

La protagonista de la puerta giratoria
Misma historia con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, una de las grandes protagonistas del conocido mundo de ‘la puerta giratoria’, que permite salir como cargo público a directivos empresariales y los ‘escupe’ de vuelta, poco tiempo después, de nuevo como directivo empresarial tan a menudo en el mismo sector, o similar, sobre el que han estado legislando.

En este caso, gran protegida del exministro Arias Cañete (por cierto, él mismo un alto cargo que despertaba dudas con cada una de sus decisiones) y del empresario Villar Mir, García Tejerina ha alcanzado la ‘gloria’ de ser nada menos que número tres en la candidatura del PP de Madrid. Una vez más, sólo porque ha decidido ‘profesionalizarse’ políticamente, será cuando tome posesión de su escaño cuando conozcamos las declaraciones de bienes y rentas de una mujer que es ministra desde abril de 2014 y que antes ocupó durante años diversos cargos en el mismo ministerio del que luego pasaría a ser directiva de la gran empresa del sector, FERTIBERIA.