Los críticos literarios andaluces entregan sus premios en Granada

Los críticos literarios andaluces entregan sus premios en Granada

Los galardones se ponen al día al otorgar juntos los de 2019 y 2020, como símbolo de la normalidad que vuelve a la cultura, según la consejera

Una soleada tarde y unas vistas privilegiadas –las del carmen de la Fundación Rodríguez Acosta– sirvieron como marco a la entrega de galardones de los Premios de la Crítica de Andalucía correspondientes a las dos últimas ediciones. La ceremonia del año pasado fue cancelada por la pandemia, por lo que en la capital se dieron ayer cita muchos de los nombres más importantes de la literatura andaluza.

La nómina de autores fue, como recordó la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, paritaria, y en ella se dan la mano jóvenes con figuras con una larga trayectoria. De la XXVIedición, correspondiente al pasado año, se entregó el premio de Poesía al sevillano Manuel Jurado López por ‘La destrucción del cielo’, mientras que las de este año fueron ‘ex aequo’ Nieves Chillón por ‘Arborescente’ y Diego Medina Poveda por ‘Todo cuanto es verdad’. En el caso de Jurado, la obra muestra inequívocas referencias juanrramonianas, con esa realidad conflictiva que siempre deja espacio para extraer «esquirlas de palabra».

Sobre la obra de la granadina Nieves Chillón, dijo el crítico José Cabrera Martos que «la autora desentierra la casa patriarcal ante la presencia de lo femenino. Pero también el de la ‘casa Europa’ ante la tragedia de los refugiados sirios». Añadió que «la obra denuncia el vacío de una sociedad amnésica, en una cartografía entre la civilización y la barbarie». Manuel Gahete destacó de la obra de Diego Medina que «es una síntesis del pensamiento y la literatura de los últimos dos milenios, con un uso exquisito de las figuras. Medina explora la naturaleza humana sobre el sarcasmo lúcido, que no elude el humor en medio de una realidad abstrusa. Nos invita a amar lo sencillo de las cosas, y la máxima aspiración del poeta, que no es otra que escribir buena poesía». Finalmente, José Sarria llamó la atención sobre la mercantilización de lo poético y la existencia de los «neobufones» que hacen tabla rasa de nuestra tradición literaria. Al contrario, afirmó, de lo que ocurre con Cristina Angélica, mujer juglaresa antes que butón, tal y como muestra en ‘Mi hogar es una caja de mudanzas’, una ópera prima que arroja una punzante mirada crítica a la realidad contemporánea.

La granadina Nieves Chillón recibió el premio de poesía por su obra ‘Arborescente’

En la modalidad de narrativa, los galardones recayeron en Juan Francisco Ferré por ‘Revolución’ y Fernando Martínez López por ‘Tiempo de eclipse’. Ferré tiene cinco novelas a sus espaldas, ganó el Premio Herralde, y su novela encuentra un camino propio en la novelística actual, con una peculiaridad inconfundible. Martínez López muestra diversas dimensiones del erotismo en un texto situado temporalmente un siglo atrás, con la visita de Einstein a Barcelona en 1922 y la agitación anarquista como telones de fondo.

En cuanto a la modalidad de relato, se otorgaron los galardones a ‘La isla de los conejos’ de Elvira Navarro, once inquietantes relatos donde destaca el uso del verbo y unos personajes inusuales pero creíbles, y a Inés Montes por ‘De repente, siempre es tarde’, una obra madura, serena, que habla de un grupo de perdedores en el río de la vida.

JOSÉ ANTONIO MUÑOZ

https://www.ideal.es/culturas/criticos-literarios-andalucia-20210930212708-nt.html?edtn=granada&fbclid=IwAR3GdQFa6YDveD6UsJkXIRDs28XNNXkx_XAMdTYWVo-Uvz67x5wwIcwKrOg#vca=fixed-btn&vso=rrss&vmc=fb&vli=Culturas