MARCOS A. LAMOLDA: El filántropo de Atarfe que legó su herencia a los colegios e institutos de su pueblo

MARCOS A. LAMOLDA: El filántropo de Atarfe que legó su herencia a los colegios e institutos de su pueblo

Marcos Antonio Lamolda, catedrático universitario y fundador de la Fundación Sierra Elvira, dedicó su vida a la cultura y el conocimiento.

El pasado 15 de septiembre falleció en Atarfe Marcos Antonio Lamolda Palacios. Muy conocido en su pueblo, su labor filantrópica y de apuesta por la cultura y educación continuarán vivas gracias a la generosidad que demostró en su testamento. Lega una importante suma, unos 350.000 euros, a los colegios e institutos atarfeños, Universidad de Granada, ONG y otras entidades que realizarán, gracias a estos fondos, actividades y proyectos que prolongarán el recuerdo de un hombre único, a tenor de la huella que ha dejado en el municipio.

Atarfeño de nacimiento, se licenció en la Universidad de Granada. Llegó a catedrático de Paleontología en la Universidad del País Vasco. En 2011, tras su jubilación, regresó y “creó la Fundación Sierra Elvira y ha ayudado mucho, mucho”, a los centros educativos de su municipio, apunta el director del CEIP Atalaya, Cecilio Martín, que formó parte, junto con Juan Ignacio Soto, el exrector Pascual Rivas y Antonio María López Ocaña, del patronato de la fundación. “La suya fue una labor de filantropía absoluta”, abunda Martín.

Nunca olvidó su pueblo. Cuando regresó, hace una década crea la Fundación Sierra Elvira, que continuará con el trabajo iniciado por Lamolda. En estos años la entidad concedió becas –una de ellas en convenio con la Fundación del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles, California, y dotada con 4.315,26 euros– y ayudas al estudio; premió a los alumnos más destacados de los colegios e institutos atarfeños a los que reconoció en las categorías denominadas Espíritu de Superación, Compañerismo y Expediente Académico; editó libros y promocionó certámenes Francisco Ayala de novela corta, Somnium de ciencia ficción,Sofía de ensayo científico, Elena Martín Vivaldi de poesía, y también de fotografía o escultura, entre otros. Además, mantuvo su vinculación con el mundo universitario, ya que tras regresar fue colaborador del Departamento de Estatigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada, en la que se licenció. También a la institución académica ha dejado parte de su herencia.

“Seguiremos con su labor”, apunta Martín, que destaca que Lamolda siempre tuvo a Atarfe en sus pensamientos. “Decía que lo que Atarfe me dio, yo se lo devuelvo”. Con ese legado se podrá continuar con ese trabajo altruista y desinteresado. Está dispuesto que tras el reparto de la cantidad asignada a cada centro educativo, las distintas ONG y demás entidades, la entidad será la heredera de Lamolda y “tenemos que seguir con la fundación” para el desarrollo de actividades de tipo cultural. “Dejó su legado para que los disfrute el pueblo de Atarfe”, añade Martín, que señala que ya se han dado los primeros pasos para hacer efectiva la voluntad del catedrático.

La impronta que dejó Lamolda entre sus vecinos. Desde el IES Ilíberis se apuntó que “ha realizado una intensa labor en favor de la cultura y la formación del alumnado de Atarfe”. El Ayuntamiento, tras su fallecimiento, destacó el buen hacer de este vecino, “benefactor de nuestro pueblo, activamente implicado en el avance de Atarfe en el ámbito cultural, educación y convivencia”. Ese intenso quehacer en pro de su pueblo y de la cultura que se destacó tras la muerte de Lamolda podrá continuar gracias a su legado.

“Si recordar es vivir dos veces, el compartir lo es varias veces”. Este lema es el que encabeza la página web de la Fundación Sierra Elvira. Y Lamolda quiso que la suya fuera una vida larga y bien vivida.

A.A. DE GRANADA HOY

FOTO: Marcos Antonio Lamolda Palacios. / R. G.

https://www.granadahoy.com/area_metropolitana/filantropo-Atarfe-herencia-colegios-institutos_0_1639636891.html