El edificio BioRegión, el eje de la transformación tecnológica de Granada

El edificio BioRegión, el eje de la transformación tecnológica de Granada

En diciembre quedó en manos de la UGR y es la sede propuesta para acoger el centro y la agencia nacional de inteligencia artificial

El edificio BioRegión es la sede propuesta por la Universidad para acoger el centro y la agencia estatal de inteligencia artificial. Si prospera la candidatura para ambos proyectos, formalizada ya ante el Gobierno central, el inmueble situado en el corazón del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) será el eje de la transformación de Granada en capital de la inteligencia artificial.

Como centro nacional de inteligencia artificial, sería el punto al que acudan empresas e instituciones para investigar o recibir formación y asesoramiento de la mano de tres empresas punteras, Indra, Google yNvidia, con el respaldo científico de la Universidad de Granada. Como agencia, el BioRegión sería el ‘centinela’ que supervisaría el uso ético de los algoritmos de inteligencia artificial utilizados por las instituciones públicas y empresas, no solo de España, sino de la Unión.

La Universidad impulsó en verano la candidatura al centro nacional de inteligencia artificial, que encajaría con los planes de descentralización del Gobierno. Trasladó a la ministra de Ciencia,Diana Morant, el potencial de Granada, a la que Pedro Sánchez bautizó como «capital oficiosa de la inteligencia artificial». El martes, la rectora, Pilar Aranda, pidió por carta a la titular de Asuntos Económicos yTransformación Digital, Nadia Calviño, que la agencia española de supervisión de la inteligencia artificial también tenga sede enGranada. Su creación está contemplada en los Presupuestos Generales del Estado para este 2022.

Estancias del BioRegión. / PEPE MARÍN

Ambos proyectos tendrían cabida en el mismo edificio, explica la rectora. El moderno bloque levantado hace una década junto al cortijo del PTS tiene 2.863 metros cuadrados de superficie construida, en dos plantas abiertas y una planta baja donde están ubicados el salón de actos, una sala de reuniones y oficinas de superficie reducida.

«Para nosotros ha sido muy importante la adquisición del edificio BioRegión. Ya había grupos trabajando en el PTS, en relación con ciberseguridad, temas de salud, y también en los proyectos que vamos a desarrollar con Google e Indra», relata Aranda. El inmueble, que visto desde arriba forma una ‘hache’, se levantó en suelo municipal y era propiedad de la Fundación PTS. En diciembre, la Universidad lo adquirió para poner la semilla del centro nacional de inteligencia artificial. La Junta de Andalucía transfirió 2,5 millones a la UGR para la compra, y el Ayuntamiento puso en marcha la tramitación urgente de un cambio de uso de este espacio, que llegó a tiempo para cerrar la operación antes de final de año, como requerían –por cuestiones administrativas– la UGR y el PTS.

Llegada de Google e Indra

Este cambio de uso y titularidad posibilitará la llegada, a lo largo de los próximos meses, de los equipos de Google e Indra. Trabajarán con Nvidia como socio tecnológico y codo con codo con la Universidad de Granada en elAI Lab, ese germen de lo que sería el centro nacional. En esta primera fase, la UGR pretende que la dirección del AI Lab recaiga sobre una entidad privada, Indra, sometida al control de un comité mixto entre instituciones públicas y empresas y con la aportación de conocimiento, talento y capital humano de la UGR. Esto requiere un convenio de colaboración público-privada que sería pionero en el país, según explica el vicerrector de Investigación yTransferencia,Enrique Herrera. En el caso de que el Gobierno dé el visto bueno a la agencia, se crearía un consorcio en el que participen el Gobierno, la Junta y la Universidad, similar al del acelerador de partículas.

Planta baja del inmueble. / PEPE MARÍN

El primer paso hacia la conversión del edificio BioRegión es la llegada de los equipos de Indra, alrededor de una veintena de trabajadores. La multinacional, con base en España, acaba de lanzar a través de la compañía Minsait una nueva unidad de negocio, Plaiground, que facilitará a las empresas el acceso a la inteligencia artificial. La Universidad pretende que Granada sea protagonista en este negocio:que las compañías acudan al centro a investigar junto a los equipos de la UGR, a trabajar, pedir asesoramiento o formación Indra, y que eso genere ganancias para las compañías y dé prestigio y difusión a la Universidad. Google, por su parte, aportará un panel de expertos en el uso de sus herramientas en la nube. «No hay ningún centro de este tipo en España», asegura Herrera.

El supercomputador

En una siguiente fase, el objetivo es adquirir el supercomputador Nvidia DGX SuperPOD, una máquina de 11 millones cuyo coste asumiría el Gobierno si se crea el centro nacional. Esto haría necesaria una reforma de 700.000 euros en el edificio BioRegión, para adaptar una de las naves del inmueble a los requisitos eléctricos y de espacio del ordenador. Los técnicos de Nvidia ya estuvieron en verano en el BioRegión haciendo comprobaciones.

Con respecto a la agencia, dentro de unos años necesitaría albergar a más de un centenar de trabajadores. Pero podría iniciar su andadura en el BioRegión compartiendo espacio con el centro nacional.

Por ahora, en el edificio mantendrán su actividad el Centro de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional (Cidaf), el consorcio Fernando de los Ríos y la Fundación Andaluza de Biotecnología. De las instalaciones salió ya la fundaciónDescubre, explica la responsable de desarrollo de negocio del Cidaf, Ana Vigil. Este ‘laboratorio’ dirigido por José Luis Quiles es referente, señala la rectora, en la colaboración con empresas, un modelo de interacción similar que lograrían, pero a una escala económica mucho mayor, el centro y la agencia nacional de inteligencia artificial.

«Somos especialistas en la obtención y caracterización de compuestos con algún tipo de bioactividad para desarrollar alimentos funcionales, alimentos con beneficios para la salud. Somos una herramienta para que empresas del sector agroalimentario puedan hacer estas mejoras», señala Ana Vigil. El BioRegión ofrece un enclave único para esto: en pleno ecosistema del polo científico de Granada, la interacción entre este tipo de entidades públicas y las empresas es sencilla.

El centro y la agencia española de inteligencia artificial que las instituciones granadinas –Universidad, Ayuntamiento,Junta y Diputación– quieren ubicar en Granada serán un ejemplo de ese tipo de intercambios. El eje de todo ello será el edificioBioRegión.

https://www.ideal.es/granada/edificio-bioregion-transformacion-tecnologia-granada-20220113185352-nt.html
FOTO: Entrada al inmueble en el corazón del Parque Tecnológico de la Salud. / PEPE MARÍN