Qué hacer si te toca la lotería: 10 consejos para no perder la cabeza

Qué hacer si te toca la lotería: 10 consejos para no perder la cabeza

Es natural pensar que todos sabremos gestionar un golpe de suerte. Tendemos a ser más prudentes ante las adversidades, pero, si la fortuna nos sonríe, bajamos la guardia. Y cometemos un craso error: un cambio tan radical, aunque sea a mejor, requiere de un proceso de adaptación.

Y no es una cuestión baladí: el 80% de los ganadores de la lotería perdió su dinero en 10 años, según una encuesta de Serviapuestas. Es fácil pertenecer al 20% restante si tomas las decisiones adecuadas.

1.- Guarda el décimo

Intenta hacer lo antes posible todas las gestiones que después te explicamos, pero, si no puedes, simplemente mantén el décimo premiado a buen recaudo. Y no le digas a nadie dónde, que las paredes pueden escucharte. Es algo que parece de cajón, pero, con la euforia del momento, puede pasársete por alto.

2.- Ve al notario

Es la primera cosa que deberías hacer, incluso antes de descorchar la botella y brindar por tu buena suerte. Debes certificar que el boleto es tuyo, y esto es especialmente importante si lo habéis comprado entre varios, tanto a nivel de impuestos como para que no haya ningún malentendido.

3.- Cobra el dinero

Ingrésalo en una entidad bancaria que haga efectiva la suma que has ganado. Pero pídeles que tengan la mayor discreción. Habla personalmente con el director y déjale claro que no quieres que la noticia corra.

 

4.- Explícaselo a los íntimos

Lo ideal es que lo sepa el menor número de personas posible, pero sin duda es difícil guardar un secreto así. Intenta comentarlo solo con personas de tu total confianza y avísales de que no lo digan a nadie. La tentación de decirle a tu jefe que ya no eres un pringado es grande, pero tendrás que esperar.

5.- Mantén la calma

Planifica tus siguientes pasos con tranquilidad. Por mucho que te cueste y aunque no duermas por la noche. La impulsividad será tu peor consejera. Sigue yendo a tu trabajo y ve trazando un plan de cómo quieres que sea tu vida.

6.- No hagas cambios en las primeras semanas

Evidentemente, te puedes comprar algún que otro capricho. Pero los expertos aconsejan no tirar la casa por la ventana ni tomar decisiones como dejar el trabajo de un día para otro. Tienes que saber qué quieres hacer con tu vida ahora que no tienes que preocuparte por el vil metal.

Por muy tentador que sea, no te lances a derrochar el dinero
Por muy tentador que sea, no te lances a derrochar el dinero

7.- Que no te pierda la avaricia

Puede ser que recibas ofertas que te parezcan muy atractivas a priori, como que te cambian tu número por más dinero del que te pagarán. No lo aceptes: esta es una táctica que se emplea para blanquear dinero. No quieras más suerte de la que ya has tenido.

8.- Compara las ofertas bancarias

Te lloverán. Por mucho que lleves con gran discreción el asunto, los bancos lo saben todo. Escucha todo lo que tengan que ofrecerte, compara las diferentes ofertas y no caigas en la trampa de “tengo una superoferta para millonarios que justamente se acaba hoy”.

9.- Busca un asesor

Cuando tengas un plan trazado, habla con un asesor financiero, pero no vayas a que te diga lo que tienes que hacer: toma decisiones y consulta cuál es la mejor fórmula. Por ejemplo: quieres ‘tapar agujeros’, comprar una casa y dejar un fondo para tus hijos. Seguramente es mejor que la casa no la compres a tocateja para poder desgravar y hay fórmulas para que tus hijos no tengan que pagar demasiados impuestos.

10.- Define tus prioridades

¿Qué es lo que realmente quieres hacer con tu vida ahora que el dinero no te lo impide? Parece una pregunta fácil, pero no siempre lo es. A veces parece que el dinero sea un fin en sí mismo, cuando tendría que ser un medio. Evalúa tus sueños y traza un plan para conseguirlos.

Ya solo te queda brindar y confiar en el que el dinero sí haga la felicidad
Ya solo te queda brindar y confiar en el que el dinero sí haga la felicidad