El Ayuntamiento de Atarfe  aprueba  el servicio de limpieza y gestión de residuos sólidos urbanos

El Ayuntamiento de Atarfe aprueba el servicio de limpieza y gestión de residuos sólidos urbanos

El gobierno municipal también sacó adelante -con el apoyo de Ciudadanos- la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por el servicio de limpieza viaria y gestión de residuos sólidos urbanos.

El cambio se produce después de que la justicia anulase la ordenanza reguladora de la tasa que cobraba la Diputación de Granada por el tratamiento de los residuos sólidos. Fue en 2013 cuando la institución provincial empezó a cobrar esta tasa después de que muchos municipios, entre ellos Atarfe, no pagaran al Consorcio Provincial por el tratamiento de los residuos que genera (en torno a 8.000 toneladas al año). El municipio debe 2,3 millones de euros a la Diputación por no haber pagado esta tasa desde los años 90, una deuda que está obligada a abonar después de que la justicia se pronunciara también sobre este litigio.
El revés judicial que sufrió la Diputación por el recurso presentado por el Ayuntamiento de Baza obliga a que el recibo lo emitan a partir de ahora los municipios. Es por ello que se llevó al último pleno del año la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por el servicio de limpieza viaria y gestión de residuos sólidos urbanos que supondrá un ahorro para la mayoría de los vecinos de Atarfe. En los últimos años, la Diputación había incrementado al alza el importe de dicha tasa de tratamiento de residuos sólidos porque tenía en cuenta el valor catastral del inmueble.
A partir de ahora, el Ayuntamiento de Atarfe no tendrá en cuenta este concepto y optará por incluir dicha tasa de tratamiento de residuos sólidos urbanos en la factura bimestral del agua y basura que reciben los ciudadanos. Se seguirá el mismo criterio que se aplica en la actualidad para regular la tasa por el servicio de limpieza viaria, en función de la tipología del inmueble a la espera de disponer de datos más precisos para que se pague según el número de miembros de la unidad familiar, tal y como habían solicitado los grupos de Ganemos y Ciudadanos. Un criterio que podría aplicarse en 2017 de contar con los datos que pueda facilitar el Instituto Nacional de Estadística.
El gobierno municipal sostiene que, con la fórmula que se aplicará en 2016, la mayor parte de los vecinos de Atarfe se ahorrará dinero. Según el informe del área de Intervención el coste previsible del tratamiento de residuos sólidos asciende a 215.000 euros al año.
Por otro lado, tanto el equipo de gobierno como Ganemos consideran excesivo el volumen de residuos que se genera al año -8.000 toneladas- por encima de municipios con el mismo número de habitantes. Desde Resur se ha instado al Ayuntamiento a que se haga una campaña de empadronamiento ante la posibilidad de que haya habitantes que no estén censados y que, por tanto, eludan el pago de dicha tasa.
Sobre la modificación de la ordenanza para incluir la tasa de residuos sólidos, el PP se abstuvo a la espera de que se actualice el sistema de pago en función de los miembros de la unidad familiar. Ciudadanos votó a favor de la modificación por considerar la propuesta “un paso importante”, recordando que su grupo propuso también una rebaja en la tasa de basura que pagan los comercios. Ganemos se abstuvo por el mismo criterio que el PP pero, además, censuró que no se tuviese en cuenta otras variables como la situación económica de las familias o el criterio de reciclaje de cada familia.
La portavoz de PASI, Rosa Félix, aclaró que esta modificación no es definitiva pero que, por “imperativo legal”, se aprobaba con cierta urgencia para evitar males mayores sobre las arcas del Ayuntamiento. El gobierno municipal anunció su intención de hacer una auditoria a todo el servicio de basura para saber realmente los costes. Otro de los retos es bajar el volumen de basura y aumentar el reciclaje, incluido el de los enseres, cuya cifra (14 toneladas al mes) está muy por encima de otros municipios de la provincia.  La idea es que en un futuro se tenga en cuenta, a la hora de la aplicación de la tasa, no sólo el número de miembros familiares, sino también el concepto de educación ambiental: que paguen menos lo que menos generan y reciclan.
Por último, se aprobó por unanimidad el convenio con Diputación de Granada para la prestación del servicio de tratamiento de residuos municipales. El concejal de Ganemos, Antonio Lucena, puso en duda las cifras sobre generación de residuos sólidos que desde la Diputación se atribuyen a Atarfe, por lo que instó al equipo de gobierno a que obligue a la Diputación a justificar las 8.000 toneladas anuales. El alcalde invitó a los portavoces del resto de grupos políticos a estar presentes en la reunión que se mantendrá con la empresa para conocer más detalles sobre un asunto que preocupa a las autoridades municipales.
Volver al Listado