¿Con qué perspectivas encaramos este 2016?

¿Con qué perspectivas encaramos este 2016?

Al comenzar un nuevo año siempre buscamos las mejores perspectivas tanto para nosotros mismos como para el conjunto del país. ¿Sucederá así en este 2016?

Tras casi un lustro donde la gran mayoría de los españoles ha sufrido los efectos de la crisis económica y ha sentido de cerca la dolorosa realidad del paro o los desahucios, este 2016 amanece ante nosotros con unas perspectivas inciertas. Ciertamente, las pasadas Elecciones Generales han establecido un nuevo status quo político en España con la irrupción de Podemos y Ciudadanos como representantes de una nueva forma de entender las cosas, pero, a la vez, la ausencia de mayorías claras en el Congreso, nos amenaza con la inestabilidad y la más que posible repetición de las Elecciones, con el retraso, fundamentalmente económico, que podría suponer para España en un momento crítico cuando comenzaba a salir de la crisis.
Ante esta compleja coyuntura, hemos querido preguntar a los miembros del Club Opinamos, dentro del marco de la Gran Encuesta del año, cómo calificarían las perspectivas de España, en su conjunto, ante este 2016 que recién hemos comenzado. Han sido 2.000 ciudadanos de distintas edades, procedencias y niveles socio económicos quienes nos han expresado, con sinceridad, sus sentimientos al respecto.

Las opciones extremas, tanto la positiva, que califica las perspectivas de excelentes como la negativa, que habla de perspectivas pésimas, agrupan a pocos españoles, tan sólo un 1’7 % y un 7’3 % respectivamente.Un optimista 20’2 % de los encuestados afirma que 2016 será bueno para España, aunque un algo mayor 25’9 % de los ciudadanos afirma justo lo contrario, que este año será malo para los intereses de nuestro país.
Como en otras ocasiones al hablar de valoraciones generales, la alternativa regular es la que se impone entre la ciudadanía, con un gran 44’9 % de los votos.En muchas ocasiones nos cuesta valorar las cuestiones en un plano muy general y por ello es conveniente, acercarnos al plano personal que, sin duda, conocemos mejor y, por tanto, somos mucho más capaces de analizar.
En este sentido hemos vuelto a preguntar a las mismas 2.000 personas que contestaron a la pregunta anterior, cómo calificarían su perspectiva personal para este año 2016.
Aquí, la realidad se impone y pese a que la opción más votada sigue siendo la de regular, con un alto 40’4 % de los votos, observamos que las valoraciones negativas caen y suben mucho las positivas, con respecto a lo que se opinaba sobre las perspectivas de España, en general.
De hecho un 5’4 % de los encuestados se atreve a reconocer que sus perspectivas personales para el 2016 son excelentes y un notable 36’6 % de los españoles las califica de buenas.
En frente tan sólo un escueto 3’8 % de los entrevistados piensan que tendrán un año pésimo y un escaso 13’8 % augura un 2016 malo.

Pese a que al valorar el año que comienza desde una perspectiva general del país, la mayoría de los encuestados no se muestran muy halagüeños, lo cierto es que la evaluación se matiza mucho cuando se entra a valorar el terreno personal, pensando en las expectativas que cada individuo prevé para sí mismo de cara a este 2016 que hemos iniciado hace pocos días. Basta con ver que un estupendo 42 % de españoles se atreve a calificar su perspectiva para este año de buena o excelente.