La adolescente que planta cara a Zara y hace temblar a Amancio Ortega

La adolescente que planta cara a Zara y hace temblar a Amancio Ortega

La joven pide firmas para conseguir que el gigante de la moda comercialice tallas para todas las mujeres, después de que ya consiguiera a finales de 2015 que la empresa retirase de los escaparates unos maniquíes excesivamente delgados

Hola a todos y todas,

Hace unos meses inicié una petición dirigida a Inditex para que retirasen unos maniquíes extremadamente delgados de sus escaparates. Y lo conseguimos. Hoy, en cambio, vengo a hablaros de algo un poco diferente.

Seguro que alguna vez te has encontrado en la siguiente situación: estás de compras en una de las muchas tiendas de ropa del grupo Inditex (Zara, Bershka, Pull&Bear, Massimo Dutti,… por citar algunas). ¡Qué monada de jersey! ¡Qué vaqueros tan bonitos! Te propones renovar tu armario, pero topas con algo que no esperabas: no hay ni una sola prenda en toda la tienda que sea de tu talla. Te acercas a la dependienta y le preguntas: ¿Perdona, no tenéis tallas más grandes que las que hay en exposición? A lo que ella responde que de esas no se fabrican.

¿Te ha pasado alguna vez? Aunque en este caso es imaginaria, hoy en día es una situación real para muchos hombres y mujeres. No solo están negando a estas personas el derecho a poder comprar en una de las tiendas más conocidas alrededor del mundo, sino que además están considerando que las tallas grandes no son tallas normales, tallas que puedan comprarse en cualquier tienda de ropa.

Actualmente Zara tiene 2.085 tiendas por todo el mundo. Imagínense la de personas que se quedaron con las ganas de comprar esa chaqueta que tanto le gustó, pero nunca se fabricó una para ellas.

Es por eso por lo que hoy vengo a pedirle a Inditex, como podría pedírselo a cualquier otro fabricante de moda, que se conciencie de que una talla 46 no es una talla grande, sino una talla real.

Firma mi petición por la creación de una línea de tallas más grandes en ZARA >>

Inditex, tan sólo tenéis que seguir el camino que ya han abierto otras marcas de ropa como H&M, o MANGO con su colección ‘Violeta’, que ya incluyen tallas grandes, con ropa hasta la talla 54.

Deberíamos empezar a diseñar para personas, no para estereotipos. Deberíamos dejar de etiquetarnos y discriminarnos porque la ropa no la llevamos según nuestro propio físico, sino según nuestra personalidad.

Inditex, dando este paso no sólo ayudaríais a borrar la idea negativa que se tiene sobre las tallas grandes, sino que además podría hasta ser una buena oportunidad de negocio para vosotros.

Carta a
Inditex
INDITEX: Crea una línea de tallas más grandes en tus tiendas ZARA

Un nuevo golpe y todo un alegato en pro de la igualdad de todas las mujeres ha estallado en Internet. Anna Riera, una chica catalana de 18 años, ha puesto en marcha una campaña en change.org para recoger una cantidad suficiente de firmas que la apoyen en su lucha contra Inditex. La joven está harta de que el gigante textil sólo comercialice ropa para las más delgadas, y por esta razón es por lo que exije ahora a la empresa que venda ropa para mujeres con tallas grandes.

Según Anna Riera, «es muy común que los chicos y chicas que acuden a alguna de las muchas tiendas del grupo no encuentren la talla que buscan por el simple hecho de que no se fabrican. Es una forma de discriminación puesto que están considerando que las tallas grandes no son tallas normales que puedan comprarse en cualquier tienda de ropa. Una talla 46 no es una talla grande, sino una talla real«, escribía.

Por otro lado la catalana critica duramente que la empresa fabrique ropa para estereotipos y no para chicas normales y reales, «deberíamos empezar a diseñar para personas, no para estereotipos. Dando este paso, Inditex no sólo ayudaría a borrar la idea negativa que se tiene sobre las tallas grandes, sino que además podría hasta ser una buena oportunidad de negocio para vosotros», aseguraba en el texto que acompaña a la petición.

No es la primera vez que la joven critica a Inditex, ya que a finales de 2015 solicitó a la empresa que retiraran de los escaparates unos maniquíes que estaban excesivamente delgados. De momento la petición en change.org ha conseguido más de 42.000 firmas, por lo que podría ser un nuevo golpe al gigante de la moda.