El Ayuntamiento de Atarfe pide ser acusación particular en el caso Medina Elvira como «afectado»

El Ayuntamiento de Atarfe pide ser acusación particular en el caso Medina Elvira como «afectado»

Actualmente el municipio es considerado responsable civil subsidiario, por lo que pide poder mantener la doble condición · El alcalde estima en 300 millones de euros el incremento de la deuda en caso de ser condenados

El Ayuntamiento de Atarfe ha solicitado al Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que investiga la causa relativa a las licencias de primera ocupación en un residencial de lujo denominado ‘Medina Elvira Golf’. En el residencial, próximo al Embalse del Cubillas, se preveía la construcción de 3.500 viviendas de las cuales se construyeron 990. De estas se acabaron un total de 430 y se vendieron alrededor de 70, ha destacado el alcalde del municipio.

En el escrito que la localidad ha remitido al juez, dado a conocer por el Ayuntamiento este lunes, se solicita la personación como acusación particular al mismo tiempo que se advierte que no se les ha hecho “ofrecimiento de acciones”.

Para ello basa su argumentario en la resulta de las actuaciones que el acusado Tomás Ruiz Maeso, alcalde de Atarfe hasta 2015, “pagó” a un constructor 250.000 euros de caudales públicos del municipio “sin justificación alguna”. Del mismo modo argumenta el Ayuntamiento que el equipo de Delitos Económicos de la Guardia Civil constata que de la cantidad de unos 3 millones de euros que debía haber recibido “ha dejado de percibir de la mercantil Vladiglof S.A. 1,98 millones de euros y que por tanto dicha deuda iría en detrimento del Patrimonio Municipal de Atarfe“.

También incluye en el argumentario que los acusados usaron la empresa pública Proyecto Atarfe para que se hiciese cargo de una deuda de dos millones de euros que una empresa debía a una entidad financiera, “sin que conste el motivo que justifique por qué una empresa pública asume la deuda de un particular en favor de un banco”.

El alcalde de la localidad, Francisco Rodríguez Quesada (Por Atarfe Sí), ha explicado a los periodistas que la asunción de la responsabilidad civil subsidiaria supone “un grave retroceso a la situación económica que ya tiene el Ayuntamiento”, del que ha recordado que es “víctima de todas las acciones irresponsables y presuntamente delictivas de anteriores mandatarios”.

Por ello ha calculado que de producirse una sentencia contraria a los intereses municipales la deuda pasaría de los 70 millones de euros actuales a los 300 millones de euros: “Estamos en la UVI y queremos que se demuestre que somos víctimas de la acción de estos mandatarios”, ha señalado.

A corto plazo, ha manifestado, la situación podría “estrangular” al Ayuntamiento, y por ello ha reivindicado la colaboración de todos los órganos administrativos y los partidos políticos, “especialmente del PSOE”, al que ha reclamado “un pacto para afrontar la complicada situación”.

Por su parte, la concejal de Urbanismo y Teniente de alcalde, Rosa Félix, ha argumentado que los delitos que se han cometido “van en contra del Consistorio y de los intereses públicos” y que el Ayuntamiento ha estado “mediatizado para servir a los intereses de una asociación que ha realizado diversos delitos en la causa”.

Teniendo en cuenta la deuda, ha añadido, se ha solicitado ser acusación particular y en el caso de que se mantuviera la situación respecto a la responsabilidad civil subsidiaria “se acepte la doble condición en la causa”.

PUBLICADO EN : AHORA GRANADA

IDEAL PUBLICA LO SIGUIENTE:

El Ayuntamiento de Atarfe ha solicitado al Juzgado de Instrucción 4 de Granada poder personarse como acusación particular en la causa del macrocomplejo conocido como Medina Elvira, en la que el juez lo considerara responsable civil subsidiario, y pedirá que el Tribunal de Cuentas lo audite.

El alcalde de Atarfe, Francisco Rodríguez, de Por Atarfe Sí, ha recordado que la petición de personarse como acusación particular se produce después de que la Audiencia de Granada devolviera al juez instructor la causa de Medina Elvira para que el Ayuntamiento sea responsable civil subsidiario.

En la causa de Medina Elvira están imputados los exalcaldes de Atarfe Víctor Sánchez y Tomás Ruiz, ambos del PSOE, por las presuntas irregularidades cometidas en la macrourbanización, que se diseñó entre 2004 y 2005 para construir 3.500 viviendas que afectaban a una zona de especial protección e incluía un campo de gol abandonado desde 2012.

Rodríguez ha subrayado que se sienten «víctimas» de las acciones irresponsables y «posiblemente delictivas» de anteriores gobiernos, que han dejado ya una deuda de 70 millones de euros, cuantía a la que se podrían sumar otros 300 millones de responsabilidad civil subsidiaria de Medina Elvira, que provocó pérdidas valoradas en más de mil millones de euros por las entidades bancarias.

Atarfe ha justificado su situación de víctima ante el juez instructor con los documentos y escuchas practicadas por la Guardia Civil y que apuntan que el exalcalde Tomás Ruiz pagó partidas que no le correspondían al Ayuntamiento, dejó de cobrar otras y ejecutó avales para repartirlos «como buenos hermanos», según el documento presentado por el municipio y al que ha tenido acceso Efe.

Según los datos del equipo de delitos informáticos de la Guardia Civil que recoge la petición judicial del equipo de Gobierno, el Ayuntamiento cobró algo más de un millón de los más de tres que debió ingresar por la gestión de los terrenos de Medina Elvira, entre otras partidas «que no se ajustan a derecho».

La concejal de Urbanismo y Vivienda de Atarfe, Rosa María Félix, ha explicado que por este tipo de comportamientos se sienten víctimas, aunque ha recalcado que responderán a las demandas de los afectados por la urbanización y que piden al menos compatibilizar las dos posiciones en sede judicial.

Además, ha anunciado que pedirán al Tribunal de Cuentas que realice una auditoría del municipio sobre los años con posibles delitos que no hayan prescrito, una solicitud que formalizarán en breve para dotar de transparencia al municipio.

Félix ha recalcado que el actual equipo y los 18.000 vecinos de Atarfe no son responsables sino víctimas y el alcalde ha apuntado que las consecuencias de «noches de delirios, viajes a Cuba, corridas de toros o desmanes urbanísticos» dejan al municipio en «la UVI» y con una complicada gestión, por lo que han pedido responsabilidad y apoyo a los partidos de la oposición.