Lleva la wifi de tu casa a los sitios que no llega, la solución definitiva

Lleva la wifi de tu casa a los sitios que no llega, la solución definitiva

No podrá sustituir a la wifi, pero la tecnología PLC te puede ayudar a mejorar la cobertura y llevar Internet a más sitios: te decimos cómo instalarla en tu casa y cuánto te costará

Cuando hablamos de redes wifi, nos vienen siempre a la cabeza los problemas de cobertura, de velocidad o de seguridad. Anteriormente, hemos intentado poner remedio a todos ellos, gracias a diversos trucos para mejorar la señal wifi en casa y con una recomendación básica, cambiar la contraseña por defecto para evitar ‘intrusos’.

foto

¿No te llega la wifi al salón? 7 trucos para mejorar la cobertura en casa

Hablamos con un experto que nos da las claves para que la señal llegue a todos los rincones de tu casa

Sin embargo, esto a veces no es suficiente, y tenemos que recurrir a repetidores wifi, que nos permitirán extender la señal a más zonas de nuestra casa. Pero, en ocasiones, su instalación no es tan sencilla como debería. Una de las soluciones puede ser la tecnología PLC, que permite extender la conexión doméstica de cable a través de la red eléctrica, sin necesidad de hacer ninguna instalación.

¿Cómo funciona?

En vez de pasar cable de red por toda la casa, lo que haces es aprovechar el mismo por donde pasa la electricidad. No tienes que llamar a un electricista, ni cambiar nada: desde un enchufe por el que pasa la luz también puede transmitir datos a otro situado dentro de casa. Es increíble, sí, pero funciona a la perfección. Simplemente colocas un aparato que hace de transformador: un extremo lo conectas al enchufe, en una regleta mismamente, y en la otra clavija conectas un cable de red al ‘router’.

La tecnología no es nueva, lleva con nosotros desde 2001, pero sí se ha abaratado mucho en los últimos años. Además, es más estable y ofrece velocidades suficientes para poder disfrutar de una navegación rápida, escuchar música o ver películas en alta definición. Usos que cubren de sobra las necesidades de cualquier usuario doméstico.

Repetidores de wifi por PLC

Repetidor wifi por PLC

Repetidor wifi por PLC / CADENA SER

Los repetidores wifi por PLC son la opción más adecuada cuando queremos extender la señal de nuestra red a una zona donde ya ni siquiera hay cobertura, o es demasiado escasa. Una de las quejas más habituales de los usuarios cuando instalan un repetidor wifi tradicional es que, pese a que sí tienen señal, la velocidad es desesperante o la conexión a Internet se pierde con mucha frecuencia. Y esto ocurre precisamente por la mala conexión que llega al punto donde se repite la señal.

La solución más eficaz para este problema es conectarnos directamente al ‘router’ principal, pero por cable a través del enchufe PLC –no por wifi–, y crear una nueva red inalámbrica, que podríamos llamar ‘Casa 2’.

La tecnología PLC nos ahorrará instalar el cable hasta el lugar donde vamos a colocar el repetidor. Podríamos ponerlo, por ejemplo, en mitad del pasillo, o llevarlo a una zona alta de la casa, si es de varias plantas. La red se extiende a cualquier punto en el que haya un enchufe, y podemos poner el repetidor en el lugar donde las ondas se propaguen mejor.

No pierdas nada de velocidad: conéctate por PLC

Imagínate que tienes un ordenador de sobremesa lejos del ‘router’. Lo más normal es que, por comodidad, lo acabes conectando siempre por wifi. Pero lo cierto es que pierdes velocidad y estabilidad.

Si te decides por la conexión PLC, ganarás muchos puntos en velocidad. Los actuales sistemas PLC oscilan entre los 200 y 1000 megas de velocidad. Los más asequibles, que puedes conseguir por entre 30 y 50 euros te darán velocidad más que suficiente para los usos que hemos comentado.

Varios adaptadores PLC

Varios adaptadores PLC / CADENA SER

¿Combinas ambos métodos?

La mayoría de equipos PLC son compatibles e interoperables. Si has puesto un PLC para servir a un repetidor que tienes en otra zona de la casa y además quieres conectar un ordenador en otra habitación, no tienes que colocar dos o tres aparatos en el ‘router’: basta con uno, y ese se encargará de enviar la señal a otros tantos receptores que tengas conectados. La tecnología PLC es muy versátil.

Además, existen adaptadores PLC que no sacrifican el enchufe y cuentan con un ladrón integrado, de modo que puedes aprovechar esa toma para enchufar tu equipo o el ‘router’.

Cuánto te costará

Los precios oscilan según la marca, modelo y velocidad. Por menos de 50 euros puedes tener el par de enchufes PLC, en función de la tienda donde adquiramos los equipos o si decidimos comprarlos ‘online’. Sin embargo, si necesitas tasas de transferencia de 500 Mbps o más, tendrás que hacer inversiones que pueden rondar los 200 euros. Para navegar por Internet e incluso enviar contenidos a un televisor, nos bastará con la modalidad más básica.

En cualquier caso, si tenemos dudas o creemos que no vamos a ser capaces de realizar la instalación, es más conveniente hacer la compra en una tienda física donde podamos recibir soporte técnico o sea más fácil proceder a una devolución.