La NASA advierte: abril ha sido el mes más cálido de la historia… y subiendo

La NASA advierte: abril ha sido el mes más cálido de la historia… y subiendo

Se superó en 1,11 grados el antiguo récord, sumando siete meses de subida consecutivaLas voces de alerta no dejan de sonar. Y la insistencia hará decir que quien avisa no es traidor. El cambio climático es una realidad y la Tierra está dando ya signos de alarma por el calentamiento global. La última en alzar la voz ha sido la NASA. En su informe sobre las temperaturas medias mensuales registradas en el planeta advierte de que abril ha sido el mes más cálido de la historia, superando en más de un grado (1,11 grados, seis veces más que el antiguo récord) la media.

Pero no queda ahí. La situación se agrava teniendo en cuenta el resto de datos ya que los tres primeros meses del año han sido los más cálidos de los registrados nunca, por lo que 2016 va camino de convertirse en el año con las temperaturas más altas de la historia. Y sigue empeorando la estadística si se suma que la Tierra lleva muchos meses superando umbrales, por lo que no es una cosa excepcional o puntual. El planeta acumula siete meses consecutivos superando las temperaturas un grado por encima de la media.

Esta situación preocupa a los científicos y la Nasa lo recoge en su informe de abril de 2016. Se habla incluso de «emergencia climática».

Una de las explicaciones a esta situación la argumentan los meteorólogos con el fenómeno El Niño, que ha registrado el planeta este año de forma inusualmente fuerte. Esto hizo que el invierno, por ejemplo en Granada, haya sido muy cálido con temperaturas propias de otra estación. Lo mismo ha ocurrido en el resto del mundo, donde también se han dado fenómenos de lluvias torrenciales. Pero parece que no hay que echar toda la culpa a este fenómeno meteorológico. Hay más variables: emisiones a la atmósfera por contaminación, tráfico, industrias… hacen que también la calidad del aire esté empeorando y que se den situaciones climáticas extremas.El efecto invernadero se incrementa desde los años 80 y ha dejado ya efectos en diversas partes del planeta.

Según los datos del informe llevamos 369 meses consecutivos más calurosos de la media, por lo que el mes más cercano por debajo de la media data de 1985. Alaska, Groenlandia o Rusia han experimentado un aumento de la temperatura de hasta 4 grados en abril.

Pero no hay que irse tan lejos. Granada no escapa a esta extensión del calor a nivel mundial. Este invierno, sin ir más lejos, ha sido el más cálido de los que se recuerdan. Los meses de diciembre y enero fueron más calurosos de lo normal superando temperaturas que no se alcanzaban desde que se miden los registros de temperaturas. También la temporada ‘atípica’ de invierno tuvo sus efectos en Sierra Nevada, con una falta de nieve que dejó casi sin superficie en la que esquiar durante gran parte de la temporada. Tampoco hacía frío para encender los cañones.

Hubo otro fenómeno curioso este invierno y fueron tres días de ‘calima’ por una masa de aire africano que en pleno invierno trajo una sensación veraniega con las partículas de polvo en suspensión.

 Además, salvo las breves lluvias de la primavera, las precipitaciones han sido escasas, y de nuevo para los próximos días se esperan cielos despejados y temperaturas en aumento. De hecho, para esta semana se alcanzarán máximas de casi 30 grados, un verano en toda regla cuando aún queda un mes para la entrada de la nueva estación.