«Piel de Cera. Ceroplastias del Siglo XIX » en el Parque de las ciencias hasta septiembre

«Piel de Cera. Ceroplastias del Siglo XIX » en el Parque de las ciencias hasta septiembre

La exposición que estará en el museo hasta septiembre de 2016, aúna arte y ciencia a través de una colección de modelos que los escultores anatómicos de finales del XIX elaboraban para el estudio de las enfermedades de la piel

 

Cartel

‘Piel de Cera’ ofrece una muestra de las técnicas empleadas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX para el estudio de las enfermedades de la piel en las facultades de Medicina.

La muestra gira principalmente en torno a las ceroplastias y esculturas en barro o escayola, que los artistas realizaban por encargo de los departamentos de anatomía representado fielmente los síntomas de diferentes patologías como lepra, lupus, cáncer, tiña, etc.

Junto a estas esculturas, la muestra recoge también otros métodos para transmitir un conocimiento visual de las enfermedades cutáneas, como cuadros en acuarelas o los libros ilustrados.

El objetivo de “Piel de Cera” es acercar al público general el conocimiento de la piel y de sus patologías, utilizando esta técnica que combina la enseñanza de la medicina con el arte realista de finales del siglo XIX. Gracias a ellos podemos reconocer enfermedades desconocidas, que han desaparecido o de cuya intensidad no queda recuerdo. Las esculturas también podían ser utilizados como advertencia de cómo podría evolucionar un cuadro clínico si no hubiese posibilidad de diagnosticarlo o tratarlo a tiempo.

TALLER DIDÁCTICO:

Dentro de la exposición se encuentra además el taller didáctico “La piel”, donde se explica la naturaleza de este órgano en los seres humanos: ¿qué superficie tenemos de piel?, ¿cuánto pesa?, ¿de qué se compone? o ¿para qué sirve? son algunas de las cuestiones con las que se introduce el funcionamiento de la piel. También enseña cómo cuidarla a través de la alimentación y unos hábitos de higiene adecuados, teniendo en cuenta los valores de pH y cómo protegerla para evitar riesgos como una exposición inadecuada al sol, de forma que se puedan prevenir alteraciones y enfermedades como el cáncer de piel.

Horario del Taller:
De martes a sábado: 12.30 y 16.30 horas
Domingos y festivos: 12.30 horas

Lugar:
Pabellón Viaje al Cuerpo Humano. Sala de exposiciones temporales.

La ciencia y las representaciones artísticas han estado siempre unidas en el estudio de la medicina: desde los libros ilustrados hasta los modelos actuales, la enseñanza y la práctica médica se han servido de distintas formas para representar fielmente el cuerpo humano en cada época. La exposición “Piel de Cera”, que se acaba de inaugurar en el Parque de las Ciencias, muestra las esculturas en cera y escayola, junto a acuarelas e ilustraciones que se empleaban para transmitir el conocimiento más preciso posible sobre las enfermedades de la piel, con los medios disponibles a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

La tarea de elaborar estos modelos recaía en especialistas de la escultura, los mismos artistas que podían dedicarse a la imaginería o la escultura para iglesias u otras entidades, recibían los encargos de representaciones realistas de los pacientes, en modelos que recogían con detalle los síntomas y manifestaciones de las enfermedades. A menudo la pieza cuenta con la firma del artista, y también con información adjunta de los facultativos que habían estudiado el caso, así como su diagnóstico, de manera que se pudiese compartir la experiencia y transmitir el conocimiento a otros doctores y estudiantes de Medicina.

El objetivo de “Piel de Cera” es acercar al público general el conocimiento de la piel y de sus patologías, utilizando esta técnica que combina la enseñanza de la medicina con el arte realista de finales del siglo XIX. Estos modelos fascinan tanto por la exactitud con la reproducen el detalle anatómico como por la expresividad de sus rasgos. Gracias a ellos podemos reconocer enfermedades desconocidas, que han desaparecido o de cuya intensidad no queda recuerdo. Las esculturas también podían ser utilizados como advertencia de cómo podría evolucionar un cuadro clínico si no hubiese posibilidad de diagnosticarlo o tratarlo a tiempo.

Asimismo, dentro de la exposición se ha puesto en marcha un nuevo taller didáctico, “La piel”; donde se explica la naturaleza de este órgano en los seres humanos: ¿qué superficie tenemos de piel?, ¿cuánto pesa?, ¿de qué se compone? o ¿para qué sirve? son algunas de las cuestiones con las que se introduce el funcionamiento de la piel. También enseña cómo cuidarla a través de la alimentación y unos hábitos de higiene adecuados, teniendo en cuenta los valores de pH y cómo protegerla para evitar riesgos como una exposición inadecuada al sol, de forma que se puedan prevenir alteraciones y enfermedades como el cáncer de piel.

A lo largo de todo el periodo de la exposición, se desarrollará un programa complementario de actividades y conferencias donde diferentes especialistas del ámbito de la dermatología debatirán sobre distintos temas que van desde la historia de los modelos de cera hasta las principales afecciones y cuidados que afectan a la piel y sus tratamientos.

La muestra ‘Piel de Cera’ se encuentra en el espacio de exposiciones temporales del Pabellón Viaje al Cuerpo Humano, donde permanecerá abierta al público hasta septiembre de 2016. Se trata de una coproducción entre el Parque de las Ciencias y el Museo Olavide, perteneciente a la Fundación de la Academia Española de Dermatología y Veneorología (AEDV). Los modelos expuestos provienen tanto de los fondos del Museo Olavide, como de la colección de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada.

El acto de inauguración estuvo presidido por el consejero de Salud, Aquilino Alonso; junto a la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda; el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Granada, Francisco Ledesma; la presidenta de la sección andaluza de la Real Academia de Dermatología, Rosa Ortega del Olmo; acompañados por el comisario de la exposición y director del Museo Olavide, Luis Conde-Salazar; los delegados territoriales de la Junta de Andalucía, Sandra García, Higinio Almagro y Germán González; y el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo.