5 errores que un emprendedor debe evitar

5 errores que un emprendedor debe evitar

Emprender un negocio puede ser muy satisfactorio, pero es un camino lleno de retos para el que conviene estar preparado. A veces, no basta con tener una buena idea.

También hay que tener en cuenta ciertos aspectos que pueden hacer que nuestro negocio triunfe o pase inadvertido entre otras ideas y acabe malográndose al poco de nacer. Jan Brinckmann, profesor de ESADE Business & Law School, explica algunos de los errores que suelen cometerse al emprender un negocio y ofrece algunas claves para evitarlos.

  1. No resolver los problemas principales del cliente. El emprendedor piensa que va a satisfacer la necesidad del cliente cuando no siempre es así. De hecho, resuelve las “no necesidades”, es decir, los problemas que no son tan importantes y por los que el cliente no siente que tenga que pagar.
  2. Crear un business plan sin conocer el mercado. Muchas veces, la gente arranca un negocio partiendo del área que conoce y crea negocios en sectores que no conoce. Desde fuera, los negocios generalmente parecen más fáciles. Pero hasta que no se está en el mercado, no se entienden todos los retos. Por ello, es mejor buscar oportunidades en mercados que se conocen bien, al menos, por parte de algún miembro del equipo.
  3. Perseguir oportunidades con recursos inadecuados. Hoy en día, mucha gente quiere crear plataformas online. Piensan que es rápido y barato. De hecho, muchas veces, las plataformas necesitan una gran escala para funcionar, es decir, hay que invertir mucho dinero y tener un equipo técnico fuerte. Es preferible buscar un área donde no se necesiten tantos recursos para arrancar, por ejemplo, empezando por ofrecer servicios, para conocer mejor el mercado.
  4. Emprender al pensar que es posible hacerse rico rápidamente. Emprender no es un juego y tampoco es fácil. Hay que trabajar duramente y durante muchos años afrontando varios retos. Por ello, es importante tener interés en el mercado y pasión por entender sus problemas y resolverlos con una dedicación mucho mayor que la competencia. No es un sprint, sino una carrera de larga distancia.
  5. Observar si el cliente puede pagar y cuándo va a hacerlo. Mucha gente arranca su negocio pensando que el cliente tiene dinero y va a pagar inmediatamente. Esto depende mucho del mercado, pero hay muchos clientes que pagan tarde o no pagan nunca y, de esta forma, el emprendedor se queda sin fondos. Hay que tenerlo en cuenta y observar atentamente si el cliente paga y cuándo.