UNA REPRESENTACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE ATARFE, SE REUNE CON FRANCESCO TONUCCI

UNA REPRESENTACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE ATARFE, SE REUNE CON FRANCESCO TONUCCI

El Mirador de Atarfe ha facilitado, gracias al Parque de las Ciencias, que diferentes miembros de la comunidad educativa de Atarfe de los 6 centros de Primaria se reúne con Tonucci ( uno de los principales pedagogos del siglo XXI)reconociendo la labor del profesorado.

A pesar de lo dificultoso que resultó poder reunirse con uno de los Pedagogos mas importantes del siglo XXI, un momento antes de la conferencia que impartía sobre LA CIUDAD DE LOS NIÑOS, Francesco Tonucci hizo un apartado para intercambiar opiniones.

Se trataba de reconocer  al profesorado de Atarfe, su implicación en proyectos que tratan de crear CIUDADANOS COMPETENTES Y CAPACES DE TRANSFORMAR EL MUNDO. No siempre se reconoce la labor de este colectivo de profesionales que día a día se entregan para reforzar las buenas prácticas existentes en los centros y la mejora de su imagen social, no siempre se reconoce la labor de integrar los aspectos cognitivos con los aspectos actitudinales y morales del aprendizaje.

Durante diferentes  cursos han  estado participando en  proyectos de mejora de nuestro entorno (localidad de Atarfe) a partir de proyectoS de carácter científico ejecutado con toda la comunidad. Han  sido proyectos maravillosos en el que han  participado los diferentes centros educativos e instituciones diversas del municipio y fuera de el.

El alumnado ha aprendido a valorar la ciencia, a ser emprendedores, a respetar enl medio ambiente  y a reconocer lo importante que es su aportación a la sociedad y al entorno cercano.  TODA UNA COMUNIDAD TRABAJANDO JUNTA!

Y como reconocimiento a esta labor comunitaria nada mejor que intercambiar opiniones y estar con FRANCESCO TONUCCI.

Nadie como él sabe “Cómo ser niño” y cómo la infancia es una condición, ya que “Niño se nace”, el ha conseguido mantener esa característica durante toda su vida, ha hecho realidad el mito de Peter Pan, y esto es sólo cosa de genios.

Francesco, rompiendo límites y fronteras ha contado por el mundo las necesidades de los niños, nos ha contado como, escuchando “sus tonterías”, encontramos grandes soluciones, ya que cuando un niño dice una tontería no la ha oído de sus padres ni de sus maestros, por lo que probablemente encierre una gran verdad (“para ser feliz harán falta dos ó tres”).

        Francesco reivindica la necesidad de jugar, porque “Cuando los niños dicen ¡basta!”, en la ciudad que el sueña, “La Ciudad de los niños”, las plazas son espacios públicos para el juego, con pelotas, abuelos, risas, llantos, miradas… gritos y silencio, … pero sin coches.

AL FINAL EL PROFESORADO LE ENTREGO DIFERENTES  REGALOS FRUTO DEL TRABAJO QUE SE VIENE DESARROLLANDO