¿Quiere saber cómo va a ser este verano? Seco y más caluroso de lo normal, pero sin olas de calor

¿Quiere saber cómo va a ser este verano? Seco y más caluroso de lo normal, pero sin olas de calor

Quedan apenas pocos días para que el verano se meta por nuestras ventanas, se instale en el lugar de trabajo y se quede pegado al asfalto de las calles, y ya sabemos, de parte de los entendidos en la materia, que la próxima estación del año será más seca y calurosa de la normal, pero sin embargo no se prevé que haya olas de calor.

El verano que está por llegar podría tener temperaturas entre 1 y 2º C más elevadas de lo habitual, pero en contraprestación, este verano se prevé con medias más suaves que las del año pasado donde tres olas consecutivas subieron el mercurio de manera considerable, aunque a mediados de agosto dejó de hacer frío y los comienzos de septiembre fueron más frescos de lo normal. Así lo recogen las previsiones de eltiempo.es.

La meteoróloga Mar Gómez ha recordado que durante los meses de verano (junio, julio y agosto, básicamente) la temperatura media es de 23ºC y las precipitaciones medias de 73mm. Además, señala, en estas fechas del año son habituales la aparición de noches tropicales en muchas zonas de la Península donde las temperaturas medias mínimas superan los 24ºC.

Las previsiones

En la mitad oeste de penisular se esperan valores estandar,  mientras que en la zona central y en la costa Mediterranea -excepto Cataluña y el sureste- podría haber subidas de 1º y 2ºC.

En Baleares,  zona marcada por su sequedad, se estará por encima de la media durante el verano. En Canarias, en el otro lado opuesto,  el estancamiento del anticiclón de las Azores provocará más precipitaciones «de las que están acostumbrados en esta zona», sobre todo en el norte de las islas.

En Europa

En Europa, los registros destacan precipitaciones por debajo de lo normal en el extremo más oriental del continente. Por el contrario, las lluvias podrían superar la media estival en Grecia y Los Balcanes.

En lo que respecta a temperatura, el ambiente cálido que está caracterizando los últimos años seguirá dominando gran parte de Europa, sobre todo en el este y abarcando un gran perímetro que abarca desde Italia hasta Rusia, pasando del sur de Suecia hasta Chipre. Se queda fuera de esta zona toda Europa central, Portugal (y la mitad oeste de España) y Reino Unido.

Gómez ha explicado, en este sentido, que el patrón dominante tendería a ser el de las Azores, que extendería su influencia hacia Canarias y Península Ibérica, mientras que las bajas presiones tenderían a dominar el extremo más oriental del continente: entre Turquía y Los Balcanes.

Las temperaturas, por encima de la media en el área de Los Balcanes, combinadas con la acción de aire frío y húmedo precedente de las bajas presiones en Turquía podrían desembocar en tormentas en esta zona.