«La inseguridad ciudadana antes» por José Enrique Granados

«La inseguridad ciudadana antes» por José Enrique Granados

La inseguridad ciudadana ha estado siempre a la orden del día y durante las dos últimas décadas del siglo pasado se cometieron en España bastantes atracos a entidades financieras.

Fundamentalmente los atracadores eran drogadictos que necesitaban dinero para satisfacer sus necesidades. Este tipo de delitos sufrió un descenso importante en años posteriores pero han vuelto a repuntar en estos últimos años como consecuencia de la crisis.

Los bancos de nuestro pueblo no quedaron al margen de estos delitos, siendo noticia en los medios de comunicación. Uno de los atracos, que podemos leer en las hemerotecas, fue el que sufrió la oficina de la Caja Rural en el verano de 1986. Dos hombres sustrajeron de la sucursal casi siete millones de pesetas, a media mañana y cuando en la oficina se encontraban dos empleados y dos clientes, los cuales fueron tomados como rehenes y encerrados en el cuarto de baño. Según testimonio de los testigos los atracadores eran hombre de mediana edad, morenos, con pistola y llevaban pantalón corto y camiseta azul. “Después de permanecer en el cuarto de baño durante diez minutos, salieron y no encontraron a nadie. Avisaron a la Guardia Civil que se persono rápidamente. Los dos empleados y usuarios de la caja, Antonio Aranda de 62 años y José López de 23, mostraban un gran nerviosismo, ya que pensaban que el atraco era mentira”.

En la fotografía podemos ver a Ramión, cubriendo la noticia, entrevistando a los dos rehenes: Antonio y Pepe. Los niños, aunque me son muy familiares, soy incapaz de reconocerlos.

Curiosidades elvirenses.