Destapado en Atarfe el primer laboratorio para elaborar hachís en la provincia

Destapado en Atarfe el primer laboratorio para elaborar hachís en la provincia

En la operación han sido detenidas cuatro personas de la misma familia y los agentes han descubierto 817 plantas de cannabis sativa y casi siete kilos de marihuana

La Guardia Civil ha realizado una nueva operación contra el cultivo y elaboración de droga en la localidad de Atarfe, operación que se ha saldado con la detención de cuatro personas de una misma familia y el descubrimiento de una plantación de 817 plantas de ‘cannabis sátiva’ y de un laboratorio para la elaboración de resina de hachís.

Es la primera vez que la Guardia Civil descubre un laboratorio para la elaboración de hachís en la provincia de Granada.

Los detenidos en esta operación decidieron dar un paso más a la hora de manufacturar las plantas de marihuana. Mientras que hasta ahora los narcotraficantes disecaban las plantas y elaboraban marihuana; los detenidos han optado por utilizar los restos de cannabis para la elaboración de resina de hachís.

La Guardia Civil descubrió la posible existencia de dos plantaciones en sendos domicilios de un mismo clan familiar en el Camino de Albarrate de Atarfe. Tras recibir autorización judicial para registrar dichas viviendas, desplegó un dispositivo en torno a ellas en el que participaron varias patrullas uniformadas y de paisano, y realizó los registros.

El primero los agentes encontraron una plantación con 817 plantas de gran tamaño y en avanzado estado de floración. Dicha plantación contaba con cinco aparatos de aire acondicionado, 48 focos halógenos de gran potencia, 48 transformadores, siete ventiladores, cuatro extractores, cinco filtros de carbono y dos cuadros eléctricos.

En esta vivienda la Guardia Civil descubrió además 160 gramos de marihuana y 3.000 euros en billetes de diferente valor.

En el segundo de los registros, donde los agentes esperaban encontrar otra plantación, descubrieron un laboratorio para la elaboración de resina de hachís.

El laboratorio contaba con una lavadora de extracciones en frío, una bomba de agua sumergible y una báscula de precisión, además de los productos fitosanitarios necesarios para la elaboración del hachís.

Los agentes también encontraron en esta segunda vivienda 6.865 gramos de marihuana que los detenidos supuestamente pensaban utilizar para extraer hachís; bolsas de plástico precintadas con picadura de marihuana y varios trozos de hachís.

La Guardia Civil, auxiliada por técnicos de Endesa, descubrió dos conexiones ilegales a la red eléctrica.

Los cuatro detenidos han sido puestos a disposición judicial por los delitos de cultivo y elaboración de droga, y defraudación de fluido eléctrico.