El Congreso aprueba la pensión para todos los huérfanos de la violencia machista

El Congreso aprueba la pensión para todos los huérfanos de la violencia machista

El Congreso de los Diputados ha dado hoy el primer paso para reconocer el derecho de todos los huérfanos de la violencia de género a cobrar una pensión de orfandad aunque sus madres no cotizaran a la Seguridad Social.

Por unanimidad todos los grupos parlamentarios han apoyado la toma en consideración de la proposición de Ley del PSOE que plantea este derecho dentro del sistema de pensiones y de la Seguridad Social. Establece una prestación mínima de 677 euros al mes para estos niños y niñas y reclama una mejora de la cuantía para los menores que si la perciben con un aumento hasta el 70 % de la base reguladora de las madres. En los casos en los que la víctima tuviera más de un hijo, se aplicará el 118 % de la base reguladora a repartir entre los menores.

 Los huérfanos de la violencia machista han sido niños y niñas olvidados, invisibles y abandonados por la administración que sufren además el estigma social. De hecho, ni siquiera hay cifras oficiales sobre el número de menores que no reciben la pensión.

Se calcula que unos 500 menores se han quedado sin madre desde que entró en vigor en 2014 la Ley Integral contra la Violencia de Género. Según la diputada socialista y portavoz de Igualdad Ángeles Álvarez que ha defendido la iniciativa, “mas del 50 % de estos huérfanos se encuentran en esta situación de desamparo y desprotección“.

Algo que se deduce del hecho de que el 20 % de las mujeres asesinadas tenían menos de 30 años, por lo que las posibilidades de que cumplieran los requisitos de cotización (haber trabajado 500 días en los últimos cinco años) son mínimas. A este dato se suma que una gran mayoría tuvo que dejar su empleo por “las estrategias de control de los maltratadores”.

Cada semana un menor se queda huérfano porque su madre ha sido asesinada por su padre y muchos de ellos no cobran ningún tipo de prestación” lamenta la diputada del PSOE. El objetivo de la ley que ahora empieza su tramitación parlamentaria es que no haya ni un solo de estos huérfanos que no tengan pensión de orfandad.

El PP también respaldó la iniciativa aunque discrepa en la formulación. Los conservadores pretenden que estas prestaciones para los huérfanos queden fueran del sistema de pensiones y de la Seguridad Social y sean financiadas a través de los Presupuestos Generales del Estado. Tienen la intención de presentar enmiendas en este sentido durante la tramitación parlamentaria.