El clásico “sexo, drogas y Rock&Roll” ha eliminado este estilo de música de la ecuación y, ahora, se está practicando junto a otro clásico: el intercambio de jeringuillas, pero ligado al ámbito sexual. Y no es la única experiencia sexual que pone en peligro la salud de quienes las realizan: la ‘ruleta sexual’, el ‘bareback’ o el ‘stealthing’ forman parte de este tipo de experiencias arriesgadas.

El condón no es solo un método anticonceptivo. De hecho, “cuando se usan de forma correcta y sistemáticamente, los preservativos son uno de los métodos de protección más eficaces contra las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)“, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A pesar de esto, los jóvenes (y no tan jóvenes) españoles parecen olvidarse de que un embarazo no deseado es solo uno de los múltiples problemas que puede ocasionar no utilizar preservativo. El aumento en menos de una década de la gonorrea en un 153% y de la sífilis en un 45% pone de manifiesto que “la gente ha perdido el miedo a contraer ITS”, explicó a 20minutos Roberto Sanz, psicólogo y sexólogo. También la falta de una educacións sexual de calidad.

El ‘juego del muelle’ o ‘ruleta sexual’

A principios de año los medios de comunicación se hicieron eco de este juego, aunque no se ha demostrado que sea una moda preocupante entre los jóvenes. Varios jóvenes se sientan con los calzoncillos bajados, mientras diferentes chicas van ‘saltando’ de un chico a otro tras ser penetradas durante unos 30 segundos hasta que solo queda uno. El último en terminar, gana.

Y no, el uso del condón no está incluido en las reglas. Las chicas tendrán suerte si no se quedan embarazadas, pero más aún si no tienen dolores por la penetración, vaginitis o se contagian de alguna ITS.

‘Bareback’ y ‘serosorting’

El ‘bareback’ es mantener relaciones homosexuales sin condón, es decir, lo que de manera común se conoce como “a pelo”. Esta práctica, normal entre las parejas estables, puede suponer un problema si se realiza con personas desconocidas.

Dentro del ‘bareback’ también se puede experimentar el ‘serosorting’, en el que personas sin VIH buscan otras personas que tampoco sean seropositivos o al reves, personas con el virus que buscan otras que también lo padezcan para poder mantener relaciones sexuales sin protección.

Por último, también está el ‘Fuck of death’, que son las relaciones sexuales en las que algunos hombres, conocidos como bug chasers, buscan ser infectados por personas infectadas con sida, los gift givers.

‘Chemsex’

Las ‘chemsex’ son fiestas en las que las drogas y el sexo (grupal) circulan de forma libre por la sala. La desinhibición llega a tal punto que algunos participantes llegan a realizar prácticas de ‘slamming’ o ‘slamsex’, es decir, comparten jeringuillas para drogarse. Esta práctica puede suponer no solo el contagio del virus del sida, sino también el de la hepatitis.

‘Stealthing’

Es la práctica de quitarse el preservativo durante las relaciones sexuales sin que la pareja sexual lo sepa. Como en las otras prácticas de riesgo, el embarazo y las ITS pueden ser una de las consecuencias. Sin embargo, en este caso, la pareja sexual ni siquiera sabe que está en riesgo, por lo que podría suponer una sorpresa nada grata si termina padeciendo alguno de los efectos de mantener relaciones sin protección.

Otras prácticas

Estas no son las únicas experiencias que pueden llegar a ser peligrosas. Algunas son tan comunes que ni siquiera se piensa en que pueden suponer también un riesgo para quienes las practican.

  • ‘Booty call’ o ‘follamigos’: Es una práctica muy común: llamar a un conocido para tener sexo. No hay más, es así de sencillo. Pero ante este tipo de relaciones esporádicas también se debe usar preservativo porque se desconocen qué infecciones puede tener la otra persona.
  • ‘Precop’ o ‘amigos con derecho’: Amigo y compañero sexual. Compañera sexual y amiga. No es una simple llamada de teléfono con el fin de tener un poco de sexo, se comparten más cosas. Sin embargo, si la salud sexual no se cuida en este tipo de encuentros, también se pueden compartir ITS o, incluso, la responsabilidad de ser padres.
  • Sexo oral: No es algo en lo que se suela pensar, pero el peligro está ahí. Herpes, gonorrea, virus del papiloma humano, clamidia… La lista de ITS que una persona que realiza esta práctica puede desarrollar es larga. Por esto, los expertos aconsejan usar preservativo, sobre todo si no se tiene conocimiento de que la otra persona no esté infectada.

http://m.20minutos.es/noticia/3031834/0/practicas-sexuales-riesgo/?utm_source=Twitter-20minutos&utm_medium=Social&utm_campaign=Postlink