Consejos y trucos originales para criar a niños bilingües

Consejos y trucos originales para criar a niños bilingües

Si estás criando a tus hijos para que sean bilingües, probablemente conozcas los métodos habituales que usan los padres para animar a sus hijos a hablar dos lenguas. No obstante, puede haber obstáculos en el camino.

Los niños se resisten. Tú te vienes abajo. Y, al final, prevalece el idioma que hablan los niños con sus compañeros. Ahí es cuando necesitas tirar de creatividad, y quizás incluso de picaresca, para que tus hijos lleguen a hablar en tu lengua nativa.

 Prueba estos trucos para ir encaminando a tus hijos.

1. Cambia el audio de la tele. La mayoría de televisores y de canales permiten cambiar el idioma de la retransmisión. Basta con que entres en el menú desde el mando y empecéis a ver los programas y las series en el idioma que elijas, siempre y cuando esté disponible. Puede que tus hijos se quejen al principio, pero al fin y al cabo están viendo la tele, así que seguro que no ponen mayor problema. Conviértelo en un tema divertido y recuérdales lo guay que es ver a su personaje favorito hablando en otro idioma, lo cual quiere decir que también puede ser bilingüe.

Crea playlists en YouTube para que lo único que tengan que hacer tus hijos sea clicar en los contenidos que tú has guardado.

2. Ved vídeos en YouTube. En la televisión convencional se pueden encontrar muchos programas bilingües. Pero, dado que YouTube es global, hay miles y miles de programas en otros idiomas. Puedes buscar series que les gusten a tus hijos en el idioma que quieres que aprendan. Es posible que encuentres versiones totalmente dobladas o programas para niños de otros países. (Míralo bien primero para asegurarte de que son apropiados para su edad). Si tu hijo es mayor, puedes encontrar lecciones prácticas en diferentes idiomas. Crea playlists para que lo único que tengan que hacer tus hijos sea clicar en los contenidos que tú has guardado.

3. Escuchad audiolibros. Los libros bilingües son geniales para que tus hijos aprendan otro idioma. Pero, si están grabados, los niños podrán escuchar los sonidos de esa lengua, les vendrá bien para la pronunciación y mejorarán la comprensión, porque estarán escuchando historias en contexto. Prueba con Lucy & Pogo o Roxy and the Ballerina Robot, que ofrecen narraciones en diferentes lenguas. Añade cuentos de tu propia cultura para que la inmersión sea mayor.

4. Leed las noticias de otros países. ¿Les interesa a tus hijos lo que ocurre en el mundo? Leer sobre acontecimientos actuales puede ser otra estrategia para ayudarlos con el desarrollo del vocabulario y la comprensión. Webs como Newsela ofrecen noticias y artículos adecuados según la edad y el nivel de comprensión lectora, tanto en inglés como en español.

5. Ved películas y documentales que hagan pensar. Si no puedes encontrar películas en el idioma que quieres que tus hijos aprendan, prueba con documentales o películas sobre la gente que habla ese idioma y sobre su cultura. Por ejemplo, si tu hijo está interesado en aprender más sobre la cultura hispana, aquí hay 10 películas inspiradoras para familias latinas. También puedes compartir con ellos la experiencia de cuatro estudiantes de San Francisco que participaron en programas de inmersión dual a través de Speaking in Tongues.

6. Seguid a famosos bilingües. Refuerza el valor del bilingüismo siguiendo en las redes a figuras públicas que hablen dos (o más) lenguas. De vez en cuando, estrellas como Joseph Gordon-Levitt (que habla francés), Natalie Portman (que habla hebreo), Sandra Bullock (que habla alemán) y los muchos actores que hablan inglés y español, como Zoe Saldana, Diego Luna, Gina Rodriguez y Salma Hayek, tuitearán en otro idioma o publicarán un mensaje en apoyo del plurilingüismo.

Common Sense Media es una organización independiente sin ánimo de lucro que ofrece información no sesgada y consejos para ayudar a las familias a utilizar la tecnología y los medios de comunicación de una forma inteligente. Visita www.commonsense.org o date de alta en nuestra newsletter para leer (en inglés) más artículos como este.

Este post fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog