La Gran Muralla Verde del Sahara

La Gran Muralla Verde del Sahara

Este histórico proyecto se inició hace una década, pero ahora ya se están viendo los resultados, sobre todo, en países muy implicados en esta iniciativa ecológica como Senegal.

Con una inversión de casi 7.000 millones de euros, su misión es doble: por un lado, mitigar los efectos del cambio climático, pero, por otro, evitar también la desertización de unas tierras de las que depende la supervivencia de millones de agricultores locales.

Cuando el proyecto se termine, esta Gran Muralla Verde tendrá 8.000 kilómetros de largo, 15 kilómetros de ancho y atravesará 14 países africanos a lo ancho de todo el continente negro.

Beneficios

Y plantar millones de árboles tiene enormes ventajas. Por ejemplo, se han elegido las acacias porque esta especie resiste mucho a la sequía y su sombra ahorra el uso de agua en las explotaciones agrícolas.

Además, la creación de este enorme “corredor verde” permitirá la recarga de los pozos y, con ello, evitar que el progresivo recalentamiento de la Tierra aumente el número de zonas estériles y obligue a millones de personas a abandonar estas regiones debido a la falta de alimentos.