¿No quieres borrar tu cuenta de Facebook? Cómo usarlo sin que espíen todos tus datos

¿No quieres borrar tu cuenta de Facebook? Cómo usarlo sin que espíen todos tus datos

Estos días mucha gente ha optado por borrar su cuenta de Facebook. Pero si no quieres, o no puedes, hacerlo, aún te quedan opciones para mejorar la privacidad de tu cuenta

Tras la aparición de Mark Zuckerberg, el lanzamiento de su promesa de mejorar los sistemas de Facebook y el repunte en Bolsa, todo apunta a que la tormenta creada por el escándalo de Cambridge Analytica empieza a amainar. Pero el movimiento #DeleteFacebook continua, y la herida de este caso ha hecho que miles de usuarios se hayan replanteado su forma de utilizar las redes sociales.

Por eso, si estás entre los que se plantean cambiar su vida en internet, tras explicarte cómo podrías borrar completamente tu huella de estas plataformas, damos un paso más y te contamos cómo, si prefieres no salir de Facebook, puedes utilizar algunas de sus herramientas para construir un fortín dentro de este espacio.

Guillermo Cid

Aunque lo escondan y por defecto te coloquen una configuración totalmente abierta, la red de Mark Zuckerberg cuenta con herramientas de sobra para tener un perfil mucho más seguro.

Contraseña segura y autenticación en dos pasos

Pero, como en las buenas historias, comencemos por el principio. Ya que nos proponemos proteger nuestro ‘hogar’ en Facebook, una buena idea es empezar por la parte más vulnerable, la puerta de entrada. Aunque ahora estamos más centrados en el tema de las aplicaciones y los datos, nunca viene mal recordar que muchos de los robos de información se dan aprovechando vulnerabilidades en este punto.

Para mejorar esta entrada, siempre se recomienda elegir una contraseña segura (utilizar administradores de contraseñas como LastPass nunca viene mal) y vigilar quién intenta acceder a nuestra cuenta y para qué.

Si quieres añadir un extra de seguridad a tu perfil, también puedes apostar por la autenticación en dos pasos que hará que sea aún más complejo colarse en tu cuenta. Para hacerlo, solo debes ir a ‘Configuración’ > ‘Seguridad e Inicio de sesión’ > ‘Usar la autenticación en dos pasos’.

Además, en este mismo apartado podrás activar diferentes alertas para que la plataforma te avise si alguien intenta tumbar tu puerta o consigue pasar de forma sospechosa.

Controla la visibilidad de tu perfil

Tras mejorar la seguridad en el acceso principal, puedes continuar tu reforma poniendo unas persianas algo más opacas en tu perfil. Es bastante recomendable que para evitar que alguien que tú no deseas te espíe a través de Facebook configures la privacidad de tu cuenta y solo des acceso a las personas que tú quieres.

Para mejorar esto, debes volver a ‘Configuración’ > ‘Privacidad’ e ir personalizando todos los puntos que aparecen en ese apartado. Así incluso podrás evitar que Google indexe este perfil en el buscador.

Por si fuera poco, también puedes acudir a ‘Biografía o etiquetado’ y a ‘Móvil’ para seguir puliendo esta configuración al máximo. Puedes elegir quién puede ver tus etiquetas, tu móvil, tus imágenes…

Borra tu historial

Seguimos construyendo nuestro fortín. Esta vez, volvemos a clicar sobre la flechita para abajo que aparece en la parte superior derecha y elegimos ‘Registro de actividad’. Este botón nos llevará a una pantalla que quizá nos sorprenda. Es el punto donde Facebook nos muestra cómo guarda todo lo que hacemos en su plataforma. No se escapa nada. Te enseña desde los ‘Me gusta’ que has ido dando hasta los vídeos que has visto desde que estás en esta plataforma.

Obviamente, toda la información que ahí aparece no la podemos borrar, pero si miramos a la franja izquierda y clicamos sobre ‘ver más’, nos aparecerán dos pestañas bastante interesantes. ‘Historial de búsquedas’ e ‘Historial de aplicaciones’. Ahí, Facebook sí te permite borrar todo lo que ha registrado sobre lo que buscas y los puntos desde los que te conectas a su plataforma.

No es una medida definitiva, pero puedes guardarte esta bala para, cada cierto tiempo, hacer un borrado preventivo.

No des a los anunciantes

Si nos hemos quedado con ganas de seguir borrando información que Facebook tiene sobre nosotros, podemos acudir de nuevo a ‘Configuración’, y de ahí saltar a ‘Anuncios’. Allí, podremos ver todos los anunciantes con los que hemos interactuado, los intereses que tenemos o cómo segmenta nuestro perfil la plataforma para que los anunciantes lo aprovechen con más eficacia.

Para limpiar este apartado podemos empezar borrando todos estos datos almacenados en ‘Intereses’ y ‘Anunciantes con los que has interactuado’. Pero si bajamos un poco encontraremos dos apartados en los que se nos permite configurar la información que Facebook da de nosotros a los gestores de estas publicidades y cómo queremos que sean los anuncios que nos lanzan en la plataforma. Incluso tienes la opción de elegir si quieres bloquear los anuncios sobre alcohol, paternidad o mascotas.

Evita que tus datos pasen por la API de Facebook

Por último, te dejamos una medida drástica pero que puede ser muy efectiva para casos como el de Cambridge Analytica. Evitando que tus datos pasen por la API de Facebook conseguirás que ningún tercero se pueda hacer con tus datos. Eso sí, al hacerlo también debes asumir que no podrás usar tus credenciales de Facebook para crearte cuentas en otros servicios como Spotify, Twitter o Netflix, ni jugar a juegos como ‘Farmville’ o ‘Candy Crush’.

Para tomar esta medida solo debes abrir sesión en Facebook, ir el menú de la flecha hacia abajo, tocar sobre ‘Configuración’ y, una vez allí, acudir a ‘Aplicaciones’. Llegado este punto, te aparecerán todas las ‘apps’ a las que has dado acceso a tus datos y si clicas sobre ellas tendrás con detalle toda la información que les estás dando.

Pero centrémonos en evitar que este contenido llegue a la API de la plataforma. Que ni siquiera esas empresas puedan pedirte que les des acceso a ellos. Una vez nos encontramos en esta pantalla debes ir a ‘Aplicaciones, sitios web y plugins’ dar a Editar y elegir ‘Disable Platform’. Y ya está, ninguna ‘app’ de terceros conocerá más tus datos pues no podrás sincronizar su servicio con Facebook.

Si tu objetivo va más allá y quieres que, además, se deshagan de toda la información que estos servicios han ido recopilando durante el tiempo que tenías las plataformas conectadas deberás acudir al servicio externo y pedirle que borre tu historial. Tienen la obligación de hacerlo si se lo exiges.

EXTRA: Evita que las ‘apps’ lleguen a todos tus datos

Si la opción anterior te parece muy drástica y prefieres algo más ‘light’, siempre puedes acudir a la misma página de aplicaciones y clicar sobre el botón de ‘Editar’ del apartado ‘Aplicaciones que usan otras personas’. Una vez allí, podrás ir marcando o desmarcando las diferentes opciones que te aparecen.

Con esto conseguirás limitar la cantidad de información que pueden recibir las ‘apps’ de terceros, empezando por la opción más privada en la que solo dejarás que vean tu perfil público hasta la opción más abierta que hará que esos programas puedan acceder hasta a tus datos sensibles como son tus relaciones o tus creencias religiosas y políticas.

Tecnología