Rutas a pie y en bicicleta para ir al cole de forma sostenible

Rutas a pie y en bicicleta para ir al cole de forma sostenible

Varias familias de Las Tablas y Montecarmelo se organizan para ir juntos a la escuela, ¿ ES POSIBLE ESTA EXPERIENCIA EN ATARFE?

“Hay demasiados coches”. Esta afirmación de una de las vecinas de Las Tablas es también la razón principal de que ella y otras familias de la zona se apuntaran a la iniciativa de Camino Escolar, unas rutas a pie y en bicicleta para que sus hijos puedan recorrer la distancia que separa sus casas del colegio. El exceso de coches en el entorno de los centros escolares no es un problema exclusivo de estas áreas residenciales del norte de Madrid, pero es cierto que, en algunos de estos centros, la situación se agrava al concentrarse en sus alrededores multitud de grandes oficinas.

Por el momento, la mayoría de las familias que realizan el Camino Escolar en Las Tablas pertenecen al colegio público Blas de Lezo, aunque la propuesta está abierta a los demás colegios e institutos de la zona. La iniciativa fue impulsada originalmente por la Junta Municipal de Fuencarral–El Pardo en colaboración con el proyecto MARES –dedicado a la transformación urbana a través de la economía social y solidaria–; son ellos los que se encargan de continuar con el programa en la actualidad, junto a enbicipormadrid. El Ayuntamiento sigue apoyando con la difusión por colegios y AMPAs y proporcionándoles los chalecos amarillos que llevan para ser bien visibles durante el trayecto. MARES y enbicipormadrid se encargan de impartir los talleres en los que enseñan a los padres qué cosas hay que tener en cuenta para realizar rutas seguras, tanto a pie como en bicicleta.

El camino parte de la casa más alejada del colegio y, en total, el trayecto dura unos 40 minutos. Por el camino, se van haciendo paradas, en las que se unen diferentes familias. En la primera, una madre con dos mellizos y una niña; en la segunda, un padre, una madre y sus dos pequeños; en la siguiente, otra madre más con su hijo en bici. Además de padres y niños, en cada parada se suman también diferentes medios de transporte: triciclos, carritos, patinetes… Las rutas ciclistas están pensadas para hacerse con todos los participantes en bicicleta, sin invadir aceras y haciendo uso de los carriles bici de la zona, aunque en esta primera ruta de Las Tablas, al no existir todavía un Camino Escolar en bicicleta por la zona, se admite también a un pequeño ciclista.

Las familias de Montecarmelo comenzaron a ofrecer su Camino Escolar en junio del año pasado y, viendo los buenos resultados, algunos vecinos de Las Tablas se pusieron de acuerdo para poner en marcha el suyo. Ahora mismo, ocho familias caminan cada día al colegio con sus hijos, pero la idea es que se involucren muchas más, ya que, cuantos más voluntarios sean, más rutas se podrán organizar e incluso, cuando los padres ya hayan cogido confianza entre ellos, turnarse para acompañar a los pequeños a clase.

Aparte de los beneficios para los propios niños –“hacen ejercicio, son más autónomos y llegan al colegio más despiertos y felices, e incluso rinden más”, explica una de las madres–, estos caminos son también un beneficio para el barrio, ya que se reduce el número de coches que circula cada mañana por allí, y para los padres, que se conocen y tejen alianzas entre sí.

Cualquier familia con hijos escolarizados puede participar en Camino Escolar. Solo hay que inscribirse para que la Junta vea cuántas están interesadas y así poder agrupar las rutas en función de las diferentes zonas del distrito. Una vez que hay gente suficiente para una ruta, se forma un grupo de Whatsapp y se anuncia en el blog, indicando el horario de cada parada, para que otras familias puedan apuntarse.