Una mujer de 102 años recibe el doctorado que le negaron los nazis
BOM010 HAMBURGO (ALEMANIA), 09/06/2015.- La pediatra Ingeborg Syllm-Rapoport, de 102 años de edad, muestra su certificado de doctorado tras una ceremonia solemne celebrada en el Hospital Universitario de Hamburgo, Alemania, hoy, martes 9 de junio de 2015. La médica había escrito su tesis doctoral entre 1937 y 1938, pero posteriormente los nazis le prohibieron presentarse al examen oral requerido para recibir el título de doctor por su condición de judía. EFE/Bodo Marks

Una mujer de 102 años recibe el doctorado que le negaron los nazis

Una mujer de 102 años ha recibido el doctorado de una universidad alemana el pasado martes, casi 80 años después de que los nazis le prohibieran presentarse al examen para obtenerlo por ser judía.

La pediatra Ingeborg Syllm-Rapoport ha sido doctorada por el centro médico de la Universidad UKE, en Hamburgo, a pesar de que terminó su tesis sobre la difteria en 1938. Estudió medicina en la ciudad del norte de Alemania y trabajó en el Hospital Judío entre 1937 y 1938, donde escribió su escrito.

Para entonces, el régimen de Hitler se había impuesto, y sus restricciones legales la impidieron presentarse al examen oral y conseguir el título debido a su ascendencia judía, que le venía de su madre, la pianista Maria Syllm. Su profesor de entonces escribió un certificado en el que aseguraba que habría aprobado su tesis si las leyes se lo hubieran permitido.

«Era por principios, no por mí», ha señalado Syllm-Rapoport en una entrevista con Tagesspiegel. La centenaria reside en Berlín y ha agradecido la «gran paciencia» que ha mostrado la universidad con ella. Para prepararse el tardío test, sus amigos buscaron en Internet los hallazgos sobre la difteria de las últimas ocho décadas.

Syllm-Rapoport pasó con éxito su examen oral en mayo y la universidad ha destacado que probablemente es la persona más anciana en recibir un doctorado. El decano de la facultad de Medicina de la UKE, Uwe Koch-Gromus, descubrió el caso de la anciana en su 100º aniversario y comenzó a indagar al respecto.

Tras el examen, Koch-Gromus la ha descrito como «simplemente brillante». «Nos impresionó su lucidez intelectual y nos quedamos sin palabras ante sus expertos conocimientos, incluso en lo referente a la medicina moderna», ha señalado.

Syllm-Rapoport emigró a Estados Unidos en 1938, donde continuó su carrera como pediatra. Sin el título oficial, tuvo que prolongar sus estudios durante dos años en Filadelfia antes de ejercer. Allí conoció a su marido, con el que tuvo cuatro hijos. La familia volvió a Alemania en los años 50, asentándose en Berlín Este.

En 1969, Syllm-Rapoport ocupó la primera cátedra de Alemania en Neonatología, en el prestigioso hospital universitario de la Charité de Berlín.

«No podemos borrar la injusticia que se cometió pero nuestras reflexiones sobre el pasado dan forma a nuestras perspectivas de futuro», ha manifestado Burkhard Goeke, el director de Medicina de la UKE y parte del jurado que le concedió el doctorado.

http://www.huffingtonpost.es/2015/06/15/centenaria-doctorado-nazis_n_7583932.html