Las chicas querrán ser ingenieras

Las chicas querrán ser ingenieras

El ‘MareNostrum’, el ordenador más potente de España, busca a las investigadoras del futuro

A los 15 años, solo un 7% de las chicas quiere estudiar carreras técnicas, pero en el caso de los chicos el porcentaje se triplica. Ocurre no solo en España sino en todos los países de nuestro entorno, según un informe de 2015 elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La presencia minoritaria de ingenieras o informáticas es un ejemplo más de la brecha de género que se explica, como en otros casos, por los estereotipos sociales, la ausencia de referentes y la estigmatización de esta opción profesional. La consecuencia es, por ejemplo, que el 80% de los ingenieros de España es hombre, pese a que las mujeres son mayoría en las universidades (54%) y, en muchas carreras, las que obtienen mejores notas.

En Barcelona se presenta hoy Somos Investigadoras, la primera iniciativa pensada para combatir esa brecha de género. Y nada mejor que hacerlo junto al MareNostrum, el ordenador más potente de España y el número 22 en el ranking mundial. Más de 6.000 alumnos de tercero de primaria de la capital catalana pasarán el próximo curso por las instalaciones de esa supercomputadora para estimular a las niñas a decantarse por carreras técnicas. Las visitas se iniciarán el 1 de octubre y las escuelas que aún no se han apuntado podrán sumarse a una iniciativa que se piensa ampliar en el futuro a las ciudades del entorno de Barcelona.

Se pretende que la relación de los escolares con el ordenador sea amena, y se les introducirá en el mundo de la tecnología a través de ocho juegos pensados para ellos con un material educativo en el que la presencia de mujeres y educadoras siempre será mayoritaria. Y para hacerlo más atractivo, el grupo musical de pop infantil Macedonia, todo un fenómeno en Cataluña, formado solo por chicas y que se renueva cada cinco años, ha grabado un videoclip con un mensaje claro pensado para ellas: “Animamos a todas las niñas a apasionarse por tecnologías como esta, que ayudan a hacer un mundo mejor”. El anuncio se ha rodado en la sede del macrocomputador.

Somos Investigadoras cuenta con el apoyo económico del Ayuntamiento de Barcelona y su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, participará en la fiesta de presentación, en la que habrá talleres científicos y visitas al superordenador para los más pequeños. La Generalitat ha anunciado que se sumará la iniciativa.

El MareNostrum lo gestiona el Barcelona Supercomputer Center, un consorcio integrado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que aporta el 60% del presupuesto; el departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat (30%) y la Universidad Politécnica de Cataluña (10%). El ministro Pedro Duque y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibieron hace días la invitación para visitar las instalaciones.

En plantilla hay más de 500 investigadores agrupados en cuatro grandes áreas: ciencias de la computación, de la vida, de la tierra e ingeniería, que se financian en un 82% con los fondos que aportan las empresas, becas o proyectos europeos.

La cuarta versión

El superordenador actual entró en funcionamiento hace poco más de un año y su compra e instalación supuso una inversión de 34 millones de euros abonados por el ministerio y los fondos Feder. Es la cuarta versión de una máquina que arrancó en 2005 y se ubicó en la iglesia de la Torre Girona, en la parte alta de Barcelona, lo que además lo convierte en un espacio muy especial. El escritor Dan Brown quedó cautivado por el lugar y lo convirtió en uno de los escenarios de su última obra, Origen. En diciembre pasado, el supercomputador fue nombrado el centro de datos más bonito del mundo.

“Investigadoras de todo el mundo hacemos descubrimientos brutales, geniales, desde Barcelona para todo el mundo, con un ordenador espectacular”, dice el videoclip. Ahora falta que las niñas quieran ser ingenieras y trabajar en estas instalaciones, que entre sus reconocimientos tiene también el de ser la máquina más ecológica de Europa, según el ranking realizado en junio y que puntúa a los superordenadores más rápidos del mundo por su eficiencia energética.

FOTO: El superordenador MareNostrum en las dependencias de la Universitat Politecnica de Catalunya (UPC). Albert Garcia

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/08/actualidad/1531062927_557287.html