Una mala dieta provoca ya 1 de cada 5 muertes en el mundo

Una mala dieta provoca ya 1 de cada 5 muertes en el mundo

Un nuevo informe científico realizado por 130 científicos de 40 países denuncia que 11 millones de muertes en el mundo en el 2017 (es decir, una de cada cinco) se produjo por una alimentación deficiente, como un consumo elevado de bebidas azucaradas, carne procesada y altas dosis de sal. La dieta deficiente provoca ya más mortalidad que el tabaco o cualquier otro factor de riesgo, según este estudio liderado por la Universidad de Washington.

Este informe analiza la mortalidad registrada en 195 países del mundo, desde 1990 al 2017, y advierte que la quinta parte de los 11 millones de muertes registradas en el último año se produjeron por una mala alimentación.

Por lo tanto, una dieta poco saludable provoca ya más muertes en el mundo que el tabaco (8 millones de muertes anuales) o cualquier otro factor de riesgo, como la tensión arterial alta.

En concreto, este estudio internacional, llamado “Global Burden of Disease”, denuncia que la mayor parte de estas muertes se produjeron por comer una cantidad demasiado baja de verduras, frutas, cereales integrales y semillas y, por el contrario, abusar de las bebidas con un alto contenido de azúcar o alimentos con grasas saturadas y mucha sal.

«Este estudio confirma una dieta deficiente es la principal causa de muerte en el mundo y está por encima de cualquier otro factor de riesgo» explica en la revista «The Lancet» el doctor Christopher Murray, autor del estudio y director del Instituto de la Salud de la Universidad de Washington.

Aumento importante

Según este estudio, la mala alimentación está detrás las 10 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares que se registran ya cada año, las 913.000 muertes por cáncer y casi 339.000 muertes por diabetes tipo 2.

Además, el número de muertes relacionadas con una dieta deficiente ha aumentado un 30% desde hace sólo 27 años, porque en 1990 se registraron 8 millones. Y esto es debido, en gran parte, al aumento de la población y su progresivo envejecimiento.

Por países

De los 195 países analizados, la mala alimentación provocó el mayor número de muertes en Uzbekistán. Reino Unido ocupó el puesto 23, Estados Unidos el 43, China el 140 y India el 118.

La buena noticia es que España está en la lista de los cinco países del mundo con una menor tasa de mortalidad por una dieta deficiente. Esta lista está encabezada por Israel y le siguen, por este orden, Francia, España, Japón y Andorra

JAVIER GREGORI

https://cadenaser.com/ser/2019/04/03/ciencia/1554305335_812790.html