La violencia machista crece más entre los hombres jóvenes

31.286 mujeres se inscribieron el pasado año en el registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica y de Género, un 7,9% más que en 2017

Las cifras no paran de crecer. El número de víctimas por violencia de género ha aumentado sin pausa desde 2014: aquel año hubo 27.087 víctimas, que pasaron a 31.286 mujeres en 2018, un 7,9% más que el año anterior, cuando se contabilizaron 29.008. Según la estadística referente a víctimas de violencia de género y doméstica de 2018, publicada este martes por el INE, casi la mitad (un 47,3%) tenían entre 25 y 39 años; aunque donde más creció fue entre las que tienen entre 60 y 64 años (un 15,1% más) y entre las de 18 y 19 (10,9%). El mayor aumento en el número de denunciados se dieron en el tramo de 18 a 29 años.

Víctimas de violencia de género por edad. Tasas por cada 1.000 mujeres a partir de 14 años.
Víctimas de violencia de género por edad. Tasas por cada 1.000 mujeres a partir de 14 años. INE

¿Aumenta la violencia o aumentan las denuncias? Miguel Lorente, exdelegado del Gobierno para la violencia de género, apunta a ambos, con matices. Cree que en el primer caso, si existe un repunte de las agresiones, puede venir provocado por una «reacción natural del machismo ante el crecimiento del feminismo y la movilización de las mujeres, la sociedad y la política en los últimos años«. Sin embargo, lo más «razonable» es que lo que esté ocurriendo sea producto de la concienciación y la visibilización de esta violencia: «Es cierto que las cifras suben y suben, pero cada vez la violencia machista atrapa menos, durante menos tiempo. Y las mujeres sienten mejores condiciones para salir de ahí». 

Por regiones, las agresiones machistas se produjeron el año pasado sobre todo en Andalucía (7.047 víctimas), Comunidad Valenciana (4.794) y Madrid (3.656); y fue La Rioja la que experimentó una subida mayor, con un 47,1% más que en 2017. Ceuta, Melilla y Navarra registraron las cifras más bajas: 65, 62 y 309 respectivamente. Aunque siempre, apuntan los expertos, hay que tener en cuenta la población. «En términos relativos, las mayores tasas de víctimas de violencia de género inscritas por cada 1.000 mujeres de 14 y más años se registraron en La Rioja (2,4), Comunidad Valenciana y Región de Murcia (2,2 en las dos). Por el contrario, País Vasco (0,8), Cataluña y Galicia (1,0 en ambas) presentaron las menores tasas», según el informe del Instituto Nacional de Estadística.

Recuerda Lorente la Ley de Violencia de Género, de 2004. «Un magnífico esqueleto al que le falta desarrollo», dice. «Y eso se nota en cifras como estas, que visibilizan que seguimos fallando en prevención». Se refiere a las cifras de denunciados: 31.250 hombres el pasado año por violencia de género en casos con orden de protección o medidas cautelares, que son los que registra esta estadística del INE, un 7,8% más que el año anterior. Casi la mitad tenían de 30 a 44 años. Sin embargo, fueron aquellos en el tramo de 18 a 19 años los que más crecieron: un 14,1% más, de 518 en 2017 a 591 en 2019. Después, los que tienen de 25 a 29 años (un 11,9% más), y los de 20 a 24 años (un 9,4% más). «Se repite continuamente, y el motivo es que es absolutamente cierto que la educación es clave para revertir estos números», arguye Lorente.

En 2017, 653 menores vivían protegidas contra violencia machista; en 2018 fueron 677. «Ante la brutal expansión del movimiento de la sociedad contra el orden patriarcal, el machismo reacciona con violencia. Hay que poner en marcha los mecanismos para que esto no siga sucediendo». Y, asegura el experto, esos mecanismos están siendo erróneos: «No debemos dirigir la pelea contra la violencia de género. Estas cifras son solo una de las consecuencias, con las que ya no se puede trabajar. El problema es el machismo, eso es lo que hay que erradicar para que no suceda ni esto ni el resto de consecuencias, que, no olvidemos, tienen víctimas mortales».

En 2018, 47 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, la cifra más baja desde que se registran datos oficiales y a la que se sumaron tres menores. En lo que va de 2019, el dato asciende a 20 y dos casos en investigación. La última víctima confirmada fue Lourdes Mantilla, encontrada el pasado jueves 9 de mayo por la Guardia Civil. Estaba tumbada en una cama, con signos de violencia, desnuda y con una rosa en el pecho, en Torre-Pacheco (Murcia). Tenía 42 años. Marco Vinicio, su pareja y principal sospechoso, fue detenido a las pocas horas en el aeropuerto de Alicante con unos billetes comprados para huir a Ecuador.

El 016 es el número de información y asesoramiento jurídico sobre violencia de género. No deja rastro en la factura telefónica

La violencia doméstica sube un 6,9% respecto a 2018

La violencia doméstica —la que se produce en la familia, exceptuando la violencia de género— experimentó una subida del 6,9%. Hubo 7.388 víctimas: 2.792 hombres y 4.596 mujeres. En estos delitos, los incoados sobre víctimas y denunciados con orden de protección o medidas cautelares, hubo 5.093 personas denunciadas, 3.696 hombres y 1.397 mujeres.