Entrena encara otros 4 años en la Diputación, esta vez con mayoría

Entrena encara otros 4 años en la Diputación, esta vez con mayoría

Aunque la Junta Electoral no lo confirmará hasta el miércoles, los socialistas obtienen 14 diputados gracias a su avance en la capital, Área Metropolitana, la Costa y en el Norte

El PSOE era el partido que afrontaba más compacto y con más visión provincial los comicios del 26-M, dos cualidades que han dado sus frutos en las urnas. La unión de una formación sin conflictos reconocidos y ese trabajo de fondo de los socialistas han sido dos factores claves de una victoria holgada en las municipales que les dará la mayoría en la Diputación, donde todo apunta que Pepe Entrena continuará otros cuatro años al frente para completar el ciclo de ochos años.

La dirección del partido ya vislumbraba de su sede en Torre de la Pólvora la oportunidad de subir el número de diputados, pero para el PSOE ha sido inesperado su ‘absolutismo’ en la provincia 16 años después de su último gobierno en mayoría con 14 diputados, la cifra que ahora han vuelto a lograr para mandar sin necesidad de pactos gracias, sobre todo, a unos excelentes resultados en el Área Metropolitana, en la Costa y en las comarcas de Baza y Huéscar. Y, por supuesto, a la recuperación importante en la capital donde vuelven a ser la fuerza más votada 32 años después de su última victoria.

Entrena, que tuvo que dirimir una lucha en las primarias con Noel López, ha tenido precisamente en alcaldes como el de Maracena a sus mejores aliados para conseguir el objetivo de la mayoría en Diputación, un logro que extraoficialmente ya celebran en el seno del PSOE. No obstante, por el momento, prefieren ser cautos, esperar a las últimas reclamaciones de mesas electorales hasta que la Junta Electoral haga oficial este miércoles el reparto de diputados que dará a los socialistas el ansiado número de 14 representantes.

Y es que el secretario general del PSOE granadino ha sabido conciliar su trabajo como presidente de la Diputación con el de máximo responsable de su partido en la provincia evitando ‘hemorragias internas’ durante su mandato ni dando lugar a la aparición de sectores críticos. De esta manera, candidatos como Noel López en Maracena, que ha conseguido mayoría, o Loli Cañavate en Armilla, donde solamente necesitará el apoyo de un concejal de Podemos, han sido algunos de los futuros alcaldes socialistas que han fraguado la mayoría absoluta de los socialistas en el Cinturón y, a la postre, en el conjunto de la provincia.

«Influye el trabajo que han hecho los 108 alcaldes y alcaldesas del PSOE estos cuatro años»

El partido judicial de Granada que conforman la capital y el Área Metropolitana otorgará al PSOE un total de siete diputados mientras que en las anteriores elecciones fueron solamente seis. Este incremento, aparte de por la victoria en las principales localidades del Cinturón, se explica en la mejora de la capital. El propio Entrena destaca el trabajo de Paco Cuenca en el Ayuntamiento de Granada como una de las claves para haber ampliado su mayoría. El secretario general ha arropado a su candidato en la ciudad de la Alhambra y entre ambos han mantenido una sintonía institucional que se ha refrendado también en el avance de los socialistas den la capital.

Además de subir un peldaño gracias al voto urbano, el PSOE ha sumado otros dos diputados respecto a 2015 en los partidos judiciales de Motril y de Baza. En la Costa, los socialistas pasan a tener dos diputados de los tres que hay en juego mientras que hace cuatro años solamente logró uno y el PP dos. Todo, pese a que Flor Almón no ha sido la más votada en Motril, un municipio que el PSOE esperaba ganar tras cuatro años en el gobierno. Sin embargo, los buenos resultados de Salobreña (donde gana pero sin mayoría) y en Albuñol así como en pequeñas localidades costeras han ayudado al partido del puño y la rosa a desbancar a los populares como el más votado en general en el litoral granadino.

De sur a norte. El otro gran vuelco ha tenido lugar en la otra punta de la provincia, en los municipios de las comarcas de Baza y Huéscar donde los socialistas han rentabilizado su voto rural y su fortaleza en el municipio bastetano para sumar los dos diputados provinciales que otorga este partido judicial dejando al PP fuera del reparto.

El lunar del PSOE en este caso es que, por el momento, no ha reeditado la mayoría absoluta en Baza y tendrá que ser la Junta Electoral la que confirme mañana si hubo un fallo en la transmisión de datos que no les da ahora mismo el concejal número 11. Asimismo, los socialistas han perdido la mayoría y muy probablemente la Alcaldía en uno de sus principales feudos como es Huéscar con una caída de dos concejales que ha allanado el terreno a PP y Ciudadanos para sacar de la Alcaldía al histórico José García Giralte.

«Tenemos también el recuerdo de las generales que demuestra que nos hemos recuperado»

En los otros tres partidos judiciales que deciden la Diputación (Loja, Guadix y Órgiva) el PSOE mantiene su resultado de hace cuatro años con un empate a un diputado con el PP. En estos territorios, los socialistas acusan derrotas amplias como la de Loja, donde los populares siguen incrementando su ventaja, y la pérdida de Guadix y la caída de un concejal en Órgiva, la capital de la Alpujarra en la que no obtienen la mayoría y tendrán que buscar el apoyo de la Unión de Ciudadanos Independientes si quieren mantenerse en el poder.

Es decir, que la suma de siete diputados de Granada, dos de Motril, dos de Baza, uno de Loja, uno de Guadix y otro de Órgiva dan la cifra mágica de 14 que abre las puertas de la Diputación. Entre las claves del PSOE en estas municipales, su secretario provincial apunta «al recuerdo reciente del voto de los generales» que marca una tendencia progresista pero también al bueno momento que vive su partido a nivel general. «Nos hemos recuperado, la gente nos quiere», señala Entrena, quien enfatiza que la formación parece vivir una segunda juventud justo en el momento en el que cumple 140 años desde su fundación.

Aunque en el análisis puramente local, el dirigente socialista cree que «también influye el trabajo que han hecho estos cuatro años los 108 alcaldes y alcaldesas que tenemos en la provincia, la gente ha valorado a los candidatos y su trabajo en las alcaldías». Da la casualidad que el PSOE ha ganado en estas municipales en 109 municipios (uno más de los que gobiernan), de los que 83 han vencido con mayoría absoluta y en 21 con minoría.

«Los datos reflejan una clara mayoría progresista que nos acerca a revalidar la Diputación»

Todo ha sumado desde el avance en la capital, a los buenos resultados de los principales municipios del Cinturón a victorias aplastantes como las de Otura, Gójar o Fuente Vaqueros, pueblos en los que el salto ha sido muy grande.

Con el 99,3% escrutado, el PSOE exhibe su músculo gracias a los 167.426 votos apoyos que suponen el 37% de los apoyos y que además del triunfo en 109 municipio dan una representación con 826 concejales en toda Granada, 34 más que en 2015 cuando fueron 792. Datos que hablan de un momento dulce para el PSOE con un mes en el que ha encadenado dos victorias importantes que tiñen el mapa de rojo, aunque sin llegar al culmen ya que tiene muy difícil gobernar en las dos principales ciudades de la provincia.