La Cumbre del Clima termina con acuerdo de mínimos

La Cumbre del Clima termina con acuerdo de mínimos

Los obstáculos de Estados Unidos, China e India han impedido una mayor ambición, como exigía la ONU

Tras dos semanas de negociaciones en Madrid, los 197 países que han participado en la COP25 sólo han logrado consensuar un acuerdo de mínimos. Los obstáculos de Estados Unidos, China e India han impedido una mayor ambición, como exigía la ONU. En el texto final aprobado hoy, y que se llama ‘Declaración Chile Madrid’, se mantiene el llamamiento para que los países presentan nuevos compromisos de reducción de gases de efecto invernadero en el 2020 por «urgente necesidad».

Las negociaciones, ya a contrarreloj, de los últimas horas tampoco ha servido para que países como China, la India o Estados Unidos (las tres naciones que más contaminan la atmósfera de la Tierra) dejen de poner trabas en esta fase de aplicación del Acuerdo de París, que estas tres naciones firmaron a finales del 2015.

Ante la falta de mayor decisión por parte de la presidencia chilena de esta Cumbre, tuvo que ser la ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera, la que ha liderado durante esta larga madrugada las negociaciones que estaban atascadas para que esta Cumbre celebrada en Madrid termine con un acuerdo, con avances.

España ha mostrado ya su satisfacción por este final de la Cumbre que ha batido un nuevo récord en la duración de la prórroga, es decir, los días extra. Según Teresa Ribera, con mayores recortes de emisiones de C02 se reducirá el «número de fenómenos meteorológicos extremos», como las gotas frías o las olas de calor.

La decisión final de la COP25 «reitera con gran preocupación la urgente necesidad de abordar la importante brecha entre el efecto agregado de los esfuerzos de mitigación de las Partes en términos de emisiones globales anuales de gases de efecto invernadero para 2020 (…)», al tiempo que «subraya la urgencia de una mayor ambición para asegurar los mayores esfuerzos de mitigación y adaptación posibles de todas las Partes».

Sin acuerdo en el mercado de carbono

Sin embargo, el veto de países como Japón y Brasil ha impedido que se apruebe en Madrid el Mercado Mundial del Carbono, el único artículo del Acuerdo de París que queda por desarrollar. Se trata de una especie de «bolsa verde» donde las naciones y las empresas que más contaminan pueden comprar sus derechos de emisión a los que más han reducido su tasa comprometida ante Naciones Unidas.

La Unión Europea ha exigido un mecanismo de acción más «transparente y robusto» y, por esa razón, su regulación pasa a la próxima Cumbre del Clima, la número 26, que se celebrará el próximo año en Glasgow.

Fuertes críticas

Sin embargo, los grupos ecologistas presentes en esta COP25, como Greenpeace, han criticado con dureza este débil acuerdo. Es más, la directora ejecutiva de Greenpeace, Jennifer Morgan, ha llegado a calificar de «vergüenza» el papel desempeñado por la presidencia de Chile, porque ha asegurado que ha estado «más pendiente de las presiones de las grandes empresas del petróleo que de los gritos de protesta de las calles».

En la cumbre del clima de Madrid, el plenario ha estado dividido en dos grandes bloques: la Unión Europa lidera los países que piden más ambición, pero enfrente están Estados Unidos, China y la India, que se han negado de forma reiterada, a adoptar nuevas medidas para frenar la emergencia climática. Y la «solución de consenso» ideada por Chile ha sido suavizar el texto de acuerdo con la intención de que pueda salir algo de esta cumbre que ha costado 60 millones de euros y que ha congregado en la capital de España a 30.000 participantes.

Javier Gregori

FOTO: La ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt (2d), durante su participación en el plenario de la Cumbre del Clima de Madrid (COP25) / Zipi (EFE)

https://cadenaser.com/ser/2019/12/15/ciencia/1576402745_666148.html