Mercadona y Carrefour ‘en el pelotón de los torpes’ en cuanto a la reducción de plástico

Mercadona y Carrefour ‘en el pelotón de los torpes’ en cuanto a la reducción de plástico

Por segundo año consecutivo, Greenpeace publica un ranking de los ocho principales supermercados, según sus compromisos contra el plástico de un solo uso.

Lentitud y falta de ambición. Con estas palabras resume Greenpeace la evaluación anual que ha realizado a los ocho supermercados con mayor cuota de mercado del país, para analizar sus progresos en la lucha contra el plástico de un solo uso.

A día de hoy, ninguna de las marcas evaluadas (Eroski, Lidl, Alcampo, Aldi, El Corte Inglés, Día, Mercadona y Carrefour) ha integrado las diez medidas de mejora solicitadas por la organización ecologista.

Mercadona y Carrefour ‘en el pelotón de los torpes’ en cuanto a la reducción de plástico

“Muchos supermercados siguen sin apostar por una eliminación real de envases para tratar este problema, y, tras un año de deliberaciones, han decidido tomar medidas poco valientes, como simplemente reducir el grosor de sus envases para usar menos cantidad de plástico o sustituir los plásticos de un solo uso por envases biodegradables o compostables, pero estos también son de un solo uso y muchos pueden seguir conteniendo plásticos”, explica la responsable de la campaña de plásticos en Greenpeace, Alba García.

Eroski se sigue manteniendo a la cabeza, un año más, al haber implementado las mejores medidas por ahora, como aumentar sus frescos a granel e introducir las mallas reusables, entre otros. Aunque el compromiso más ambicioso lo ha presentado Alcampo al comprometerse a reducir el 30% de todos sus envases plásticos para 2025 y un 50% para 2030. 

Mercadona, Carrefour (1), DIA y El Corte Inglés siguen suspendiendo en este ranking, al no alcanzar ni la mitad de las metas establecidas.

“Con hasta 12 millones de toneladas de plástico llegando a los mares cada año, no podemos esperar diez años más. Urgen medidas ambiciosas que cambien el rumbo de esta situación de forma drástica. De lo contrario, los supermercados seguirán participando en la destrucción de nuestro medio ambiente. Para frenar la contaminación por plásticos hace falta muchísimo más que cambiar las bolsas de caja o eliminar el envase de un par de frutas”, añade García.

Para aumentar la presión e implicar a las y los consumidores, Greenpeace invita a la ciudadanía a llamar a su supermercado para pedirle más avances, por lo que les facilita, en el documento, el contacto público de cada marca.

“Supermercado ideal”

Para explicar qué cambios han de realizar los supermercados, la organización ecologista ha publicado un breve informe titulado “El supermercado ideal” en el que especifica las características de ese establecimiento idílico que, entre otras cosas, tendría que eliminar los envases de un solo uso y ofrecer alternativas reutilizables, rellenables y sostenibles como la venta a granel, los productos de higiene sólidos y sin envases, o los sistemas de retorno y depósito para poder reutilizar el mismo recipiente.